Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

La primavera del Ártico septentrional, semanas antes que hace una década

La primavera está llegando al Ártico septentrional varias semanas antes que hace una década, según una nueva investigación. Los hallazgos del equipo responsable, formado por daneses y estadounidenses, se deben a la fenología, que es el estudio de cuándo ocurren fenómenos pri...

La primavera está llegando al Ártico septentrional varias semanas antes que hace una década, según una nueva investigación. Los hallazgos del equipo responsable, formado por daneses y estadounidenses, se deben a la fenología, que es el estudio de cuándo ocurren fenómenos primaverales como la floración de las plantas, la puesta de huevos de las aves o la aparición de insectos. Estudios similares realizados en latitudes más bajas ya habían revelado que la primavera llega cada vez más pronto. Por ejemplo, se ha adelantado una media de cinco días por década en el caso de las plantas y los animales de Europa. Sin embargo, hasta ahora se habían realizado pocas investigaciones sobre los efectos del cambio climático en la fenología del Ártico septentrional. Esto se debe a que actualmente las temperaturas en el Ártico están aumentando al doble de ritmo de la media del planeta. En este nuevo estudio se examinaron los cambios de las fechas de floración de seis especies de plantas, las fechas de aparición de doce especies de artrópodos y las fechas de puesta de huevos de tres especies de aves durante el periodo de 1996 a 2005 en un lugar del nordeste de Groenlandia. Este estudio se ha publicado en la revista Current Biology. Los investigadores observaron «un adelanto extremadamente rápido inducido por el clima» en las especies estudiadas. El promedio de adelanto fue de 14,5 días por década, mientras que algunas especies se habían adelantado en más de 30 días. Se observó un alto grado de variación en los niveles de respuesta al calentamiento, tanto dentro de cada especie como comparando unas especies con otras. «Nuestro estudio confirma lo que ya piensa mucha gente, es decir, que están cambiando las estaciones y que no se trata de uno o dos años más calurosos, sino de una tendencia fuerte registrada a lo largo de más de una década», afirmó Toke Høye, del Instituto Nacional de Investigación Ambiental de la Universidad de Aarhus (Dinamarca). «Sobre todo nos sorprendió que las tendencias fueran tan fuertes, teniendo en cuenta que el verano suele ser muy breve en el Ártico septentrional, ya que apenas transcurren entre tres y cuatro meses desde el deshielo hasta las heladas en el enclave de nuestro estudio, en Zackenberg.» Mientras que los cambios fenológicos en latitudes más bajas están relacionados con la temperatura, en las latitudes más septentrionales el factor decisivo es el manto de nieve, puesto que se observó que la variación de la fenología guardaba una estrecha relación con cuándo ocurría el deshielo. Los resultados tienen importantes consecuencias para las especies que habitan el Ártico. «Las fuertes reacciones y la gran variabilidad observadas en diversas especies y taxones ilustran la facilidad con la que las interacciones biológicas pueden ser alteradas por el forzamiento abiótico, y también cuán extremas pueden ser las respuestas a los cambios climáticos en los ecosistemas árticos», concluyen los investigadores. «Ciertamente, tales cambios fenológicos extremos pueden mermar o incluso interrumpir [...] interacciones entre especies que resultan vitales para el éxito de la reproducción en este medio tan estacional.»

Países

Dinamarca