Skip to main content

Article Category

Entrevista

Article available in the folowing languages:

Transformar la conducta de la I+D empresarial en apoyo político: entrevista al director del IPTS

La mayoría de quienes conocen el objetivo de Barcelona de la UE de invertir el 3% del PIB en investigación para el año 2010 también sabrán que quienes lo diseñaron tenían la intención de que las dos terceras partes de esta inversión provinieran del sector privado. Sin embargo,...

La mayoría de quienes conocen el objetivo de Barcelona de la UE de invertir el 3% del PIB en investigación para el año 2010 también sabrán que quienes lo diseñaron tenían la intención de que las dos terceras partes de esta inversión provinieran del sector privado. Sin embargo, aumentar el gasto del sector privado en investigación y desarrollo (I+D) hasta el 66% del gasto total no ha resultado una hazaña fácil, y la cifra ha quedado estancada obstinadamente en alrededor del 55%. Por tanto, ¿de qué modo deberían fomentar la inversión del sector privado los responsables de la formulación de políticas? ¿Se trata de disminuir la carga impositiva? ¿De proporcionar subsidios? ¿De aumentar la protección de la propiedad intelectual? Así, la combinación de políticas perfecta ha sido muy esquiva tanto en Europa como en el resto del mundo. En un congreso celebrado en Sevilla los días 8 y 9 de octubre de 2007 se intentó comprender mejor el «Papel y la dinámica de la I+D corporativa». El evento fue organizado por el Instituto de Prospectiva Tecnológica (IPTS); uno de los institutos de investigación del Centro Común de Investigación (CCI) de la Comisión Europea, en colaboración con la Dirección General de Investigación de la Unión Europea. «Sabemos muchas cosas sobre el sector de la investigación pública, sobre lo que se está gastando y en qué se gasta. También sabemos qué es lo que motiva ese gasto», explicó el director del IPTS, Peter Kind, en una entrevista a CORDIS Noticias. El Sr. Kind, refiriéndose a los motivos del congreso, afirmó que la estrategia de Lisboa exige un cambio respecto de las prioridades de gasto dentro del sector empresarial, por lo que los políticos necesitan saber tanto sobre este sector como sobre el sector público. El IPTS intenta fomentar y hacer posible un mejor entendimiento de la relación que existe entre la tecnología, la economía y la sociedad. Su misión es brindar apoyo orientado al cliente al proceso de formulación de políticas de la UE ofreciendo respuestas basadas en la ciencia a retos políticos que presentan tanto una dimensión socioeconómica como una dimensión científica o tecnológica. En esta capacidad, el IPTS intenta prever y comunicar a los políticos las repercusiones posibles que puede tener una política en particular en la conducta empresarial. «Debemos proporcionarles la información más sólida posible», afirmó el Sr. Kind. ¿Qué mejor forma de recopilar esta información que reunir a algunos de los miembros más conocidos de la comunidad científica en este campo dentro del contexto de un congreso científico?, pensaron en el IPTS. Como subraya el Sr. Kind, aunque el IPTS se implica en la ciencia que recibe inversión del sector privado, se centra principalmente en la transformación de la ciencia en información que pueda ser utilizada por los responsables de la formulación de políticas. En otros congresos se abordaron diferentes aspectos de la inversión empresarial desde ángulos más específicos, pero el aspecto traslacional hace que este congreso sea único. «Los científicos han llevado a cabo una investigación académica excelente, pero no habían pensando en cómo los resultados podrían ser útiles para las políticas.» Sería bueno que acortáramos esa brecha», indicó el Sr. Kind. «Para ser útiles, los resultados tienen que ser asimilados. » Al final, el tipo de análisis hecho por el IPTS debería permitir a los políticos poner en práctica la mezcla de políticas óptima, estableciendo las condiciones que alienten a las empresas a invertir en investigación. Pero la labor del IPTS no es señalar simplemente la política concreta que creará tales condiciones. Se necesita una mezcla compleja de políticas que aborde ámbitos como los reglamentos relativos a los visados, los derechos de propiedad intelectual y los impuestos, pero en cada uno de estos ámbitos las políticas pueden tener efectos inesperados en otras áreas políticas que carecen de un planteamiento holístico. Los análisis también son útiles para las empresas mismas y les permiten ver qué impulsa a otras empresas a invertir. En este momento Europa no puede pretender estar cerca de la mezcla de políticas óptima, sostiene el Sr. Kind. ¿Estados Unidos está más cerca de este objetivo? Las cifras de la inversión en I+D de las empresas en Estados Unidos podrían sugerir que sí, pero el Sr. Kind no está tan seguro de que sea así. «Estados Unidos tiene una mezcla de políticas y una estructura industrial diferentes. No necesariamente seguirá siendo una estructura industrial sólida durante los próximos diez años», señala. Europa todavía cuenta con productos de excelente calidad y nichos de mercado entre sus activos, lo que hace que el continente sea más resistente a la deslocalización, según el director del Instituto. El IPTS no ofrece recomendaciones sobre cómo lograr la mezcla de políticas más favorable, sino que, en vez de esto, propone «reflexiones sobre la dirección que se debe tomar», explica el Sr. Kind. «En este campo, nuestros clientes, por ejemplo la DG de Investigación de la Comisión, son analistas de políticas muy capaces, pero a menudo carecen de información fiable y actualizada y de información presentada de modo tal que puedan asimilar fácilmente», añade. Colegas de la unidad Knowledge for Growth («Conocimiento al servicio del crecimiento») del IPTS ofrecieron una visión general de algunas de las «reflexiones» que han propuesto a la DG de Investigación: la UE debe aprovechar al máximo los conocimientos generados fuera de Europa; la UE no debe limitar su enfoque a aquellos Estados miembros que logran los mayores niveles de gasto en I+D; es mejor mirar adelante hacia las tecnologías del futuro (incluyendo la nanotecnología) en vez de tratar de ganar la última carrera (tecnología de la información); Europa necesita una base de investigación pública fuerte y una educación de alta calidad; los políticos deberían ver dónde se han encontrado históricamente los puntos fuertes de los diferentes países y no deberían desatender la baja tecnología exclusivamente a favor de la alta tecnología. La vigilancia de la investigación y la innovación del sector privado es sólo uno de los modos en que el IPTS, en colaboración con la DG de Investigación, está ayudando a la UE a crear el espacio europeo de investigación. Erawatch es otra herramienta, un servicio en Internet que documenta perfiles, políticas, organizaciones y programas de investigación nacionales. El servicio de información de Erawatch también desarrolla más análisis y actividades de información sobre políticas, tendencias y los factores que influyen en ellas. La idea es que esta base de indicios actualizada ayude a los políticos a dictar políticas y a observar sus efectos. La información es actualizada por corresponsales de los diversos países y los servicios de la Comisión revisan su calidad. En sus observaciones finales en Sevilla, el Sr. Kind anunció que el éxito de este evento, que tuvo una duración de dos días, y la respuesta de los participantes, lo convencieron de la necesidad de celebrar más adelante otro evento similar. Invitó a los participantes a volver dentro de dos años para un segundo congreso sobre la I+D empresarial.

Artículos conexos