Skip to main content

Article Category

Entrevista

Article available in the folowing languages:

El tabaco: el tema de más prioridad para Europa, según el director de una agencia de la OMS

«El alcohol es una cuestión alarmante, pero el tabaco es, de lejos, la cuestión más importante que tenemos que abordar», afirmó a CORDIS Noticias el profesor Peter Boyle en el congreso final del proyecto Health Evolution Monitoring (HEM) - Closing the Gap, financiado con fondo...

«El alcohol es una cuestión alarmante, pero el tabaco es, de lejos, la cuestión más importante que tenemos que abordar», afirmó a CORDIS Noticias el profesor Peter Boyle en el congreso final del proyecto Health Evolution Monitoring (HEM) - Closing the Gap, financiado con fondos comunitarios. Según las estadísticas de la UE, el tabaco es la mayor causa de muertes evitables en la Unión Europea; representa más de medio millón de muertes al año y más de un millón de muertes en toda Europa. Se estima que el 25% de las muertes debidas al cáncer y el 15% de las muertes en la Unión Europea podrían atribuirse al tabaco. Para el profesor Boyle, Director de la Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) de la Organización Mundial de la Salud, los esfuerzos legislativos de la UE, con el anterior Comisario de Salud de la UE, David Byrne, tuvieron una gran influencia en la reducción del consumo de tabaco en la UE. El llamado «doble golpe contra las grandes compañías tabacaleras» tuvo éxito en la UE-15, pero ahora los esfuerzos deben continuar e imponerse en los nuevos Estados miembros de la UE, opina. «La UE ha introducido la directiva sobre la publicidad del tabaco y ha adoptado una recomendación de gran alcance sobre la prevención del tabaco, y ambas han tenido mucho éxito en cuanto al establecimiento de precedentes en la UE-15 para avanzar en la reducción del consumo de tabaco, el aumento del precio del tabaco y, ahora, en la prohibición de fumar en restaurantes, pubs y lugares públicos», explicó el profesor Boyle. «El tremendo efecto que ha tenido esto significa que debemos continuar estas actividades y que hay que imponerlas en los países de Europa Central y Oriental», añadió. El profesor Boyle y los otros miembros del proyecto de investigación, actualmente en negociaciones con la Comisión Europea y con eurodiputados, ya están trabajando en la prolongación de su proyecto. Esto implicará nueva investigación sanitaria y actividades de vigilancia y desarrollo de capacidades en Europa Central y Oriental para acortar las diferencias sanitarias que existen con Europa Occidental. «Hoy en día es completamente inaceptable que, a medida que avanzamos hacia una Europa única, la mitad de Europa avance a una velocidad y la otra mitad avance a otra velocidad», afirmó el profesor Boyle. «Hemos identificado modos potenciales para progresar con respecto a esta cuestión y tenemos que actuar con decisión. Creo que depende de la UE el hacer la inversión necesaria. Porque esto no es como tratar de curar el cáncer. Estas son cosas que sabemos que podemos hacer. Es sólo cuestión de que la UE gaste el dinero del modo correcto y acertado, y podemos hacerlo», concluyó.