Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Se acorta la brecha entre la Unión Europea y los jóvenes europeos

Desde el inicio de la crisis financiera de 2008 y 2009, la Unión Europea (UE) ha tenido que enfrentarse a enormes desafíos, como las dificultades económicas, las crisis migratorias, el «Brexit» y el auge de políticas populistas en muchos de sus Estados miembros. A fin de fomentar la UE y sus valores en el siglo XXI, se ha trabajado con intensidad en un proyecto para promover la participación activa de los jóvenes europeos en la política europea y en los asuntos de la UE.

Sociedad

Los jóvenes europeos han sufrido una época difícil durante la última década y han sido los más afectados por la crisis financiera de 2008 y 2009 en materia de tasas de desempleo, oportunidades educativas y formativas y congelación salarial. Sin embargo, el apoyo de los jóvenes europeos al proyecto no es solo deseable, sino esencial para la perdurabilidad de la UE, especialmente en épocas populistas. Aquí es donde interviene la investigación del proyecto CATCH-EyoU (Constructing AcTive CitizensHip with European Youth: Policies, Practices, Challenges and Solutions). La percepción de los jóvenes europeos sobre Europa La profesora Elvira Cicognani, coordinadora del proyecto CATCH-EyoU explica: «Nuestro objetivo era comprender cómo podíamos apoyar a las instituciones nacionales y de la UE para fomentar una generación de jóvenes bien informados, competentes y con una conciencia crítica como recurso para ayudar a revitalizar el proyecto europeo». El proyecto descubrió que muchos jóvenes que sí estaban involucrados tenían diferentes conceptos sobre lo que era «Europa» y lo que representaba para ellos. La profesora Cicognani comenta: «Muchos jóvenes europeos tienen un concepto positivo de Europa, debido a las oportunidades que esta les ofrece en cuanto a educación, trabajo y oportunidades personales en otros países. De hecho, uno de los estudios descubrió el efecto positivo en la identidad personal como europeos en aquellos jóvenes que aprovechaban las oportunidades de movilidad entre países, como el programa Erasmus, y en su opinión general sobre la UE». Educación, educación y más educación Aunque los datos anteriores son positivos, el equipo del proyecto también descubrió que el papel de las escuelas es fundamental en el desarrollo de los conceptos que los jóvenes tienen sobre Europa. En uno de los casos prácticos del proyecto CATCH-EyoU, se trabajó directamente con jóvenes de cinco escuelas en cinco de los Estados miembros para aumentar su conciencia y el nivel de participación en los asuntos de la UE. La profesora Cicognani explica: «Lo primero que hicimos fue pedirles que escogieran un problema local que realmente les interesara, y después trabajamos con ellos para ayudarles a ver cómo se podría afrontar dicho problema a nivel de la UE. Al final de la intervención, los alumnos mostraban una mayor conciencia con respecto a los asuntos sociales y políticos de la UE, adquirieron más conocimientos sobre asuntos de la UE en general, y desarrollaron una visión más compleja, articulada y a veces crítica sobre la UE y la ciudadanía activa». Otra de las iniciativas del proyecto trabajó con organizaciones juveniles en ocho Estados miembros para conocer los métodos de la ciudadanía activa positiva. La profesora Cicognani señala: «Las entidades cívicas juveniles son un motor excelente para fomentar la participación activa de los jóvenes europeos. Hemos trabajado con organizaciones como el Foro Italiano de la Juventud y el Panel Internacional de la Juventud, que han colaborado en la investigación y han ofrecido aportaciones valiosas sobre el punto de vista de los jóvenes». Los retos y el futuro tras CATCH-EyoU No hay ningún proyecto como CATCH-EyoU que se libre de contratiempos ocasionales. La profesora Cicognani apunta: «Algunos de los desafíos estaban relacionados con eventos políticos y sociales externos, como el voto para el “Brexit”, que tuvo lugar cuando estábamos finalizando nuestro estudio transnacional, que incluía a jóvenes del Reino Unido. Otros retos fueron la inmigración, la creciente intolerancia y las actitudes xenófobas que afectaban a varios de los países en los que estábamos activos». Pero, en general, el proyecto ha contribuido enormemente a comprender cómo involucrar a la gente joven en los asuntos europeos y en la UE en conjunto. La profesora Cicognani: «Tengo un gran interés en seguir con mi investigación sobre los fenómenos cívicos y participativos en el futuro, especialmente en el área de las tecnologías de la información y las comunicaciones, a fin de explotar el potencial de las nuevas tecnologías para la participación de los ciudadanos en los procesos de gobernanza».

Palabras clave

CATCH-EyoU, jóvenes, Europa, movilidad transfronteriza, educación, UE, Erasmus

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación