Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Soluciones para una Europa bajo amenaza

El Estado de Derecho y los principios democráticos de la Unión Europea están en peligro. En un informe político europeo se debaten los hallazgos y se formulan recomendaciones para abordar dichos retos.

Sociedad

La democracia y el Estado de Derecho constituyen las bases de la Unión Europea (UE). Sin embargo, dichos valores y principios se ven amenazados por factores internos y externos en un mundo que cambia rápidamente. Cada vez más ciudadanos europeos pierden la confianza en instituciones que parecen haber sido incapaces o no han tenido interés en responder a sus preocupaciones durante las últimas crisis. Con el apoyo del proyecto RECONNECT, financiado con fondos europeos, en el «informe político europeo» se presentan resultados y recomendaciones que pueden aportar soluciones a los retos que afronta actualmente la UE en cuanto a la democracia y al Estado de Derecho.

Factores internos y externos

Al principio del documento, se examinan los actuales desafíos internacionales de la UE. Se identifica cuatro factores externos que ejercen presión sobre la gobernanza democrática en la UE. Entre ellos se encuentran las distorsiones deliberadas por parte de otros agentes estatales o no estatales, así como los flujos transfronterizos sin control o con escaso control. Asimismo, cabe señalar los factores que debilitan el orden liberal y la ansiedad causada por los grandes cambios mundiales. También se examinan los cambios recientes en el concepto de soberanía. Se presta atención a la creciente demanda de mayor soberanía estatal, dado que los Estados miembros transfieren cada vez más competencias a la UE. «No solo está cambiando el equilibrio institucional en la relación entre los sistemas jurídicos nacionales y europeo, la debilidad del debate político europeo, la falta de mecanismos concretos de consulta, la tibia cooperación entre los Estados miembros y la prevalencia de un método intergubernamental corren el riesgo de arraigar aún más la sensación de desconfianza y resentimiento hacia las instituciones de la UE», se afirma en el informe. En cuanto a los sistemas democráticos de la UE, los autores primero analizan el declive «particularmente preocupante» en la calidad del discurso público a lo largo de las últimas dos décadas. En segundo lugar, se considera que los partidos populistas se están instalando en el sistema democrático de la UE bajo determinadas condiciones. Finalmente, los autores analizan la preocupante caída de la participación ciudadana tanto en las elecciones nacionales como europeas. A continuación, en el informe político se aborda el significado y el alcance del Estado de Derecho y se examinan las mejores prácticas conexas. Tal y como se explica en el informe: «Nuestros hallazgos muestran que el Estado de Derecho se encuentra entre los pocos principios constitucionales generales que sostienen todos los sistemas jurídicos en Europa. Por lo tanto, el principal desafío de hoy es de carácter práctico, no conceptual. Sigue siendo difícil establecer políticas y mecanismos que contribuyan con eficacia al fortalecimiento concreto del Estado de Derecho a nivel nacional e internacional». En el informe también se describen los tres estudios de caso llevados a cabo por el equipo de RECONNECT. Los estudios destacan las tendencias positivas, como una mayor transparencia en las políticas comerciales de la UE. También examinan las tendencias negativas, como los problemas que surgen de la reciente pandemia de COVID-19 y «el preocupante distanciamiento entre los principios macroeconómicos de la UE y las preferencias políticas entre los partidos políticos en diversos Estados miembros de la UE».

Recomendaciones

Los autores de RECONNECT (Reconciling Europe with its Citizens through Democracy and Rule of Law) concluyen el informe político subrayando una serie de recomendaciones e implicaciones políticas. En cuanto al Estado de Derecho y la buena gobernanza en las emergencias de salud pública, se anima a los agentes responsables, entre otros, a que garanticen la transparencia en la toma de decisiones, eviten otras agendas políticas al aplicar las medidas de emergencia y cumplan con las normas en materia de derechos humanos. Entre las soluciones sugeridas para los actuales desafíos democráticos de la UE se encuentra el fortalecimiento de los canales de participación en los procesos de toma de decisiones y el establecimiento de «un sistema verdaderamente representativo en que el poder de la soberanía recaiga en los ciudadanos europeos». Para más información, consulte: Proyecto RECONNECT

Palabras clave

RECONNECT, ciudadanos, democracia, informe político, Estado de Derecho