Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Una nueva tecnología para móviles facilita el despertar

Investigadores finlandeses han desarrollado una nueva tecnología para teléfonos móviles que detecta y diagnostica trastornos del sueño. Se trata de un «reloj despertador inteligente» que ya está a la venta y que sirve para despertar al usuario con delicadeza. Las personas pu...

Investigadores finlandeses han desarrollado una nueva tecnología para teléfonos móviles que detecta y diagnostica trastornos del sueño. Se trata de un «reloj despertador inteligente» que ya está a la venta y que sirve para despertar al usuario con delicadeza. Las personas pueden padecer diversos tipos de trastornos del sueño (hipnopatías), y algunos de estos pueden afectar al bienestar físico, mental o emocional. Algunos ejemplos de trastornos comunes del sueño son el insomnio, el bruxismo (apretar o hacer que rechinen los dientes), alteraciones del ritmo circadiano, respiración lenta o superficial, terror nocturno, síndrome de movimientos periódicos de las piernas, sonambulismo y «jet lag» o descompensación horaria. Estas disfunciones pueden deberse a diversas causas, como cambios en el estilo de vida (p.ej. cambio de turno laboral), ansiedad, dolor, ruido, incontinencia, cierta medicación, trastornos hormonales, tensión premenstrual o alcoholismo. El diagnóstico de los trastornos del sueño suele requerir una batería de pruebas y análisis, normalmente en una clínica del sueño, y el mantenimiento de un «diario del sueño». Se trata de un proceso que puede ser lento y caro. Ciertos trastornos del sueño pueden tener consecuencias graves. Estudios recientes demostraron que el hábito de dormir menos de cinco horas por la noche incrementa el riesgo de hipertensión. Sin embargo, dadas las incomodidades y el coste del procedimiento de diagnóstico convencional, la mayoría de personas que padecen trastornos del sueño se limita a sobrellevar el problema. Una forma de reducir el estrés que provoca un trastorno del sueño es despertarse con delicadeza. Diversos estudios han demostrado que la mejor hora para que suene el despertador es cuando la persona se encuentra casi despierta, según su ciclo natural de sueño. En esa fase, el cerebro y el organismo ya están listos para despertar, por lo que el paso del sueño al estado de vigilia resulta menos desagradable. Los investigadores se centraron precisamente en esta fase del ciclo del sueño y crearon un despertador que, en lugar de activar una alarma, «desadormece» al usuario. Los investigadores, de la Universidad Tecnológica de Tampere y la Universidad de Helsinki (Finlandia), usaron un simple micrófono -el que trae la mayoría de teléfonos móviles- para grabar y analizar el movimiento de ochenta voluntarios durante un período de seis meses. Concluyeron que esta tecnología era adecuada para analizar los períodos de calma y movimiento en un dormitorio cualquiera. El Dr. Tapani Salmi, de la Universidad Tecnológica de Tampere, explicó que «enseguida observamos que un micrófono común es muy sensible y puede captar voces o sonidos producidos por movimientos en la cama mientras se duerme. A todos nos ha llamado alguien alguna vez sin querer, por habérsele activado el móvil accidentalmente en el bolsillo, y hemos oído su voz al fondo.» Este nuevo reloj despertador viene incorporado a un teléfono móvil. El usuario fija la hora a la que desea despertarse como en cualquier teléfono y lo deposita cerca o debajo de la almohada. El teléfono analiza los sonidos de los movimientos que hace el usuario mientras duerme. Veinte minutos antes de la hora fijada, el reloj decide cuándo el sujeto está emitiendo sonidos que delatan que ya está casi despierto y activa un suave aviso. Esta manera de «desadormecer» resulta menos estresante que la alarma convencional; los diversos diarios del sueño revisados indicaron que este dispositivo resultó beneficioso para quienes lo emplearon durante una semana. El Dr. Salmi aseguró que el uso continuo de este método «ayuda al reloj interno del cerebro a aprender los ciclos de sueño correctos». Si el usuario está durmiendo plácidamente, entonces el despertador no emite el aviso previo, ya que quienes experimentan un sueño muy profundo a la hora a la que deben despertarse no perciben ninguna alarma, por suave que sea. El análisis del movimiento ya se usa habitualmente en combinación con otras técnicas de diagnóstico para detectar hipnopatías. Lo innovador de este estudio finlandés es que la tecnología es inalámbrica. Gracias a que el dispositivo no se encuentra pegado físicamente al paciente, el análisis del movimiento no resulta molesto para el sujeto mientras duerme. Esta nueva tecnología permite grabar los sonidos durante varias noches, por lo que puede servir para analizar los patrones del sueño de determinado sujeto en el transcurso de varios días. Un dato importante es que también puede emplearse para diagnosticar trastornos en zonas donde no existen clínicas del sueño. Se trata de un método cómodo y de coste asequible comparado con la habitual batería de pruebas que se realizan en las clínicas. El Dr. Salmi y sus colaboradores confían en que esta tecnología pueda aplicarse para estudiar otros aspectos del sueño, como los ronquidos, la apnea del sueño y el síndrome de las piernas inquietas. Los investigadores subrayan que su producto, llamado HappyWakeUp, no es un producto médico y que no se trata de un tratamiento dirigido a ninguna enfermedad especifica. Además, destacaron la importancia de consultar a un médico si se experimentan trastornos y síntomas relacionados con el sueño.

Países

Finlandia

Artículos conexos