Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

La creciente preocupación por las cuestiones medioambientales y de seguridad obliga a actualizar la agenda de investigación aeronáutica

La comunidad investigadora de Europa en el campo de la aeronáutica ha actualizado su agenda de investigación para reflejar la creciente preocupación por las cuestiones medioambientales, la necesidad de combustibles alternativos y las amenazas a la seguridad que se suceden rápi...

La comunidad investigadora de Europa en el campo de la aeronáutica ha actualizado su agenda de investigación para reflejar la creciente preocupación por las cuestiones medioambientales, la necesidad de combustibles alternativos y las amenazas a la seguridad que se suceden rápidamente. El Consejo Asesor para la Investigación Aeronáutica en Europa (ACARE) publicó hace cuatro años su Agenda Estratégica de Investigación (SRA). Desde entonces hemos sido testigos de enormes fluctuaciones en los precios del combustible y del desplome del dólar frente al euro (que debilitó seriamente la competitividad de la industria aeronáutica europea). Al mismo tiempo, la preocupación por las cuestiones medioambientales ha cobrado muchísima importancia en la agenda política y en los aeropuertos de todo el mundo se han introducido medidas de seguridad cada vez más complejas y engorrosas. El Grupo de Revisión Estratégica del ACARE redactó este nuevo anexo a la SRA con el ánimo de abordar estos retos urgentes. En 2010 se llevará a cabo una revisión completa de la SRA. El grupo concluyó que, en general, la orientación y el contenido de la SRA continúan siendo válidos y que ha habido un progreso significativo en muchas áreas. En los últimos años se ha producido el lanzamiento de la Iniciativa Tecnológica Conjunta (ITC) Clean Sky, que pretende reducir el impacto de la aviación sobre el medio ambiente y numerosos proyectos de investigación han recibido fondos del Sexto y Séptimo Programa Marco de la UE (6PM y 7PM). Sin embargo, el grupo pone de manifiesto la necesidad urgente de adjudicar más fondos de investigación. «Estos aspectos de la investigación avanzarían más rápidamente con una mayor inversión», se lee en el anexo. «La indisponibilidad de los fondos completos, identificados como necesarios en la Agenda de Investigación, es un obstáculo para el progreso». En el anexo también se recomienda realizar «ajustes y aceleraciones» en las áreas de las tecnologías medioambientales, el desarrollo de combustibles alternativos y los sistemas de seguridad. El reto medioambiental es doble. El sector deberá reducir su impacto sobre el cambio climático y sobre el ruido y la calidad del aire locales. Los revisores recalcan que se necesitan urgentemente inversiones públicas y privadas para desarrollar las tecnologías innovadoras necesarias para que el sector de la aviación pueda reducir drásticamente sus emisiones de gases de efecto invernadero. El anexo también pone de relieve la necesidad de disponer de combustibles alternativos. Las reservas mundiales de combustibles fósiles están disminuyendo y hay que estudiar detenidamente las opciones tecnológicas que ofrecen los combustibles alternativos, así como sus implicaciones económicas y medioambientales. En el área de la seguridad, la naturaleza rápidamente cambiante de las amenazas a la seguridad de los aeropuertos y las aeronaves, así como el incremento de las medidas de seguridad en los aeropuertos, provocan cada vez mayores retrasos para los pasajeros. En el anexo se expone la necesidad de desarrollar sistemas de disuasión y detección más eficaces y menos molestos. Las tecnologías de la seguridad también deberán diseñarse para poder afrontar la naturaleza altamente variable de las amenazas para la seguridad.

Artículos conexos