Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Un informe sobre las tecnologías fotovoltaicas repasa el estado actual de la industria

La industria fotovoltaica europea está creciendo con rapidez y su valor alcanza ya los 14.000 millones de euros anuales, de acuerdo con el «Informe 2008 sobre el estado de la industria fotovoltaica (tecnologías de la energía solar)» publicado esta semana por el Centro Común de...

La industria fotovoltaica europea está creciendo con rapidez y su valor alcanza ya los 14.000 millones de euros anuales, de acuerdo con el «Informe 2008 sobre el estado de la industria fotovoltaica (tecnologías de la energía solar)» publicado esta semana por el Centro Común de Investigación (JRC) de la Comisión Europea. En el informe se trata sobre la investigación, el desarrollo, la industria y los trabajos políticos generales llevados a cabo durante el 2007 en temas fotovoltaicos, a la vez que se establecen varias recomendaciones. El «Sistema estratégico de información sobre tecnologías energéticas» (Strategic Energy Technology Information System) del JRC, entidad encargada de la elaboración del informe, proporciona a las autoridades políticas europeas análisis independientes sobre tecnologías energéticas. El informe sobre las energías fotovoltaicas repasa los datos proporcionados por instituciones como la Agencia Internacional de Energía (AIE), el Eurostat y organizaciones comerciales, así como por equipos de investigación de toda Europa. Con el término «tecnología fotovoltaica» se hace referencia a los dispositivos semiconductores conocidos como células fotovoltaicas. Estas células se agrupan en paneles para generar electricidad. Las células tradicionales se basan en tecnologías de silicio, lo que implica que las fluctuaciones en el precio de este material ejercen un impacto importante en su producción en serie. El desarrollo de «tecnologías de películas finas» ha supuesto un nuevo avance tecnológico que ha aumentado la viabilidad comercial de las células fotovoltaicas. El informe indica que la producción de células solares fotovoltaicas creció un 40% de media desde 2003 y ha llegado a alcanzar el 60% en 2007. Alemania se constituyó como líder indiscutible del mercado europeo al conseguir 5.700 millones de euros en volumen de negocio (más de 100.000 hogares instalaron paneles solares). La mitad de la producción mundial de electricidad basada en tecnologías fotovoltaicas, que alcanza los 10.000 millones de kWh, procede de la UE. La energía solar todavía supone únicamente el 0,2% del consumo eléctrico europeo, pero proporciona un apoyo muy necesario durante los picos de consumo, sobre todo en periodos de olas de calor, durante los que la refrigeración de las centrales nucleares plantea dificultades. Se estima que la energía fotovoltaica evita la producción de cuatro millones de toneladas de CO2 aproximadamente. Los planes de incentivación como los subsidios, así como los rápidos avances técnicos, han logrado reducir el coste que supone el uso de esta importante fuente de energía renovable. El informe alienta enérgicamente estos programas de incentivación. El informe demuestra que la industria fotovoltaica europea debe continuar esta excelente tendencia de crecimiento durante los próximos años para mantener su posición en el mercado. Esto sólo será posible, se avisa en el informe, «si se crean nuevos conceptos de diseño de módulos y células fotovoltaicas, puesto que, con la tecnología actual, la demanda de materiales superaría los recursos disponibles en los próximos treinta años. Se confía que mediante las labores de investigación se eviten este tipo de problemas.» La investigación sobre tecnologías fotovoltaicas en Europa recibe financiación de 27 programas nacionales así como de las Direcciones Generales de Investigación (DG-IDT) y de Energía y Transporte (DG-TREN). En el curso del Sexto Programa Marco (6PM), desde el 2002 hasta el 2006, se invirtieron 810 millones de euros en sistemas sostenibles de energía, 107,5 de los cuales se dedicaron a la investigación de tecnologías fotovoltaicas. En este periodo también se estableció la Plataforma Tecnológica Fotovoltaica. Durante el Séptimo Programa Marco (7PM), desde el 2007 hasta el 2013, la Comisión Europea confía en que la investigación proporcione mejoras tecnológicas y economías de escala que provocarán una «reducción del consumo de materiales, mayor eficacia y sistemas de fabricación mejorados basados en ciclos y procesos más ecológicos». Las colaboraciones paneuropeas suponen una pequeña parte del presupuesto general de investigación fotovoltaica en Europa, pero desempeñan un papel clave en la creación de un Espacio Europeo de Investigación Fotovoltaica, según se lee en el informe. El presente análisis se llevó a cabo en el contexto del Plan Estratégico Europeo de Tecnología Energética (EETE), siendo uno de sus objetivos acelerar la innovación de tecnologías vanguardistas de bajas emisiones de carbono. La tecnología fotovoltaica es fundamental para los objetivos del plan y la «Iniciativa Solar Europea» del EETE se centra en la demostración a gran escala y en la energía solar concentrada. El análisis que se hace en el informe sobre las políticas europeas y las inversiones actuales lleva a los autores a la conclusión de que se generarán más de 15 TWh de electricidad en 2010. Esto equivale al 0,5% de la producción total neta de la Europa de los 27 en 2006 o al consumo eléctrico total de Eslovenia. «Los nuevos datos implican que la UE, que consume cerca del 18,5% de la electricidad mundial, tendrá que invertir cerca de 59.200 millones de euros al año», según el informe.

Artículos conexos