Skip to main content

Article Category

Entrevista

Article available in the folowing languages:

«Los astrónomos disfrutan más», según la Directora Científica de Australia

En noviembre de 2008 la profesora Penny Sackett accedió al cargo de Directora Científica de Australia. En su primer viaje oficial a Europa conversó con CORDIS Noticias sobre su carrera, la importancia de atraer a gente entusiasta hacia la enseñanza de las ciencias y sus expect...

En noviembre de 2008 la profesora Penny Sackett accedió al cargo de Directora Científica de Australia. En su primer viaje oficial a Europa conversó con CORDIS Noticias sobre su carrera, la importancia de atraer a gente entusiasta hacia la enseñanza de las ciencias y sus expectativas con respecto al Año Internacional de la Astronomía. Antes de asumir este cargo, la profesora Sackett desarrolló una larga e ilustre carrera carrera en el campo de la astronomía, durante la que pasó periodos en los Estados Unidos, país en el que nació, y en Europa. En aquella época trabajó con el equipo que describió la forma de la materia oscura de las galaxias y en su entorno. «Está más extendida que la materia luminosa pero aplanada en la misma dirección», explicó. También colaboró en un equipo que empleó el campo gravitatorio de objetos espaciales como las estrellas a modo de lente para detectar planetas distantes. Al preguntarle sobre lo que la llevó al estudio de la astronomía, la profesora Sackett se refirió como causa principal a lo mucho que parecían disfrutar los astrónomos. «No se suele llamar la atención sobre lo divertido que es ser científico», afirmó con entusiasmo. «Normalmente si se habla con un científico se percibe su entusiasmo, y a mí me pareció que la astronomía era uno de los campos en los que más se disfruta.» También le impresionó el asombroso hecho de que las leyes de la física que aprendió en la escuela eran válidas en todo el Universo. «Lo mismo ocurre en la química. Hoy sabemos que los elementos que conforman la Tierra son idénticos a los del resto del cosmos», añadió. «Si uno se para a pensar en ello caerá en la cuenta de que es algo asombroso.» El pequeño tamaño de la comunidad científica astronómica es otro punto a favor, en opinión de la profesora. La teoría de los seis grados de separación se reduce a uno o dos grados entre los astrónomos, indicó. En la práctica esto significa que es fácil reunir a un grupo de gente adecuado para analizar un problema desde el punto de vista teórico y práctico. La educación es otra de las pasiones de la profesora Sackett. En la universidad eligió cursar materias que le permitieran enseñar tanto en escuelas de primaria como de secundaria. Ahora, en el cargo de Directora Científica, mantiene un gran interés en averiguar qué es lo que motiva a los jóvenes para adentrarse en el campo de la ciencia. En su caso, señala, fue un profesor muy entusiasta quien la motivó a estudiar física. «Opino que es necesario que contemos con profesores que tengan interés personal en la ciencia. Puede que sea una de las cuestiones clave», declaró a CORDIS Noticias. «Esto podría incluso compensar la posible carencia de recursos adecuados en otras áreas, y con esto no quiero decir que debamos conformarnos con recursos inadecuados, sino que el recurso de más valor es el profesor.» El problema reside en que en muchos países no sólo hay menos gente dedicada a la ciencia, sino que muy pocos de los mejores jóvenes científicos se dedican a la enseñanza, lo que engendra un círculo vicioso que hace que sea aún más difícil atraer a los jóvenes hacia el estudio de la ciencia. La profesora Sackett tiene un gran interés en trabajar estrechamente con socios internacionales con el fin de intercambiar experiencias e ideas sobre cómo solucionar este problema. «Básicamente, considero que necesitamos valorar a los profesores y que esto puede tener distintos significados para distinta gente en distintas culturas», explicó, y añadió que esta valoración se puede traducir en una mejor remuneración, reconocimiento público y más libertad en los estilos pedagógicos. Como astrónoma, está especialmente ilusionada con el Año Internacional de la Astronomía que acaba de comenzar. «Percibo que entre los ciudadanos hay un interés casi universal en la astronomía. Si me encuentro en un vuelo internacional y quiero descansar un rato, no se me ocurre comentar a la persona que tengo al lado que soy astrónoma. Pero si lo que de verdad me apetece es tener una charla agradable, entonces sí que se lo digo», bromeó. «A la gente le interesa la astronomía.» La Sra. Sackett lamenta que, por culpa de la contaminación lumínica, mucha gente nunca haya visto la Vía Láctea. «Nuestro hogar es la Tierra, pero también lo es la Vía Láctea y cada vez es más la cantidad de gente que nunca la ha visto», prosiguió. «¿No es triste que no seamos capaces de ver nuestro propio hogar?» Además de participar en la ceremonia de apertura del Año Internacional de la Astronomía, el viaje de la profesora Sackett a Europa incluyó reuniones con representantes de la Comisión Europea sobre futuras colaboraciones científicas entre la UE y Australia. Ambas partes han colaborado estrechamente en una serie de temas desde 1994 y ya hay planes para crear un plan de trabajo conjunto sobre investigación en áreas en las que coinciden las prioridades.

Países

Australia

Artículos conexos