Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Golden retrievers para identificar genes humanos responsables de enfermedades

Un equipo de científicos financiados con fondos europeos ha logrado identificar un gen que provoca una afección cutánea en perros, descubrimiento que puede resultar de utilidad para el tratamiento de personas con la misma dolencia. La ictiosis humana y la ictiosis canina posee...

Un equipo de científicos financiados con fondos europeos ha logrado identificar un gen que provoca una afección cutánea en perros, descubrimiento que puede resultar de utilidad para el tratamiento de personas con la misma dolencia. La ictiosis humana y la ictiosis canina poseen la misma base genética y por tanto cualquier descubrimiento sobre la variante canina es aplicable también a los humanos. Hasta ahora no se había logrado dar con ninguna causa molecular de esta enfermedad. Humanos y perros suelen padecer las mismas afecciones. Ambos comparten espacios y entorno y la composición genética canina podría esconder la clave que ampliase el conocimiento del origen genético del cáncer, la epilepsia, las cardiopatías y la diabetes. El equipo, compuesto por científicos de Francia, Bélgica y Alemania, recibió fondos del proyecto LUPA («Desentrañar la base molecular de trastornos humanos complejos comunes con el perro como sistema modelo»), financiado con 12 millones de euros mediante el Séptimo Programa Marco (7PM) de la UE. El objetivo principal del proyecto LUPA, que dio comienzo en 2008 y estuvo activo hasta finales de 2011, fue el de poner en contacto a profesionales e investigadores de veterinaria y recopilar muestras de ácido desoxirribonucleico (ADN) de una gran cantidad de perros enfermos de distintas dolencias que afectan también a los humanos. La identificación de genes de susceptibilidad en enfermedades humanas comunes es complicada debido a la complejidad de las causas subyacentes. Sin embargo, las enfermedades caninas son mucho más sencillas desde el punto de vista genético. En este nuevo trabajo, en el que se presentan los descubrimientos más recientes realizados gracias al apoyo de LUPA, el equipo identificó el octavo gen relacionado con un tipo de ictiosis humana denominada ictiosis congénita autosómica recesiva (ARCI). También se aportan datos sobre la implicación de su material genético en la barrera cutánea, un logro que nunca antes se había alcanzado. En un artículo publicado en Nature Genetics el equipo explica que la ARCI suele provocar escamosidad en la piel, la cual se diagnostica al nacimiento. La variante humana de la enfermedad es rara, pero en los golden retrievers es más común debido a la consanguinidad y a que no se han realizado labores de selección para contrarrestarla. El equipo se aprovechó de la historia de cruzamientos única que poseen las poblaciones de perros para identificar las alteraciones genéticas responsables de esta afección cutánea en dicha raza de perro. Así se ha descubierto una mutación única en el gen PNPLA1 de segregación ideal en un modo de trasmisión recesivo. Tras identificar el gen en perros analizaron el equivalente humano en una cohorte de personas afectadas. Sus resultados mostraron que seis individuos de dos familias portaban mutaciones diferentes que afectaban al dominio catalítico de la proteína expresada por el gen. La progresión del trabajo experimental mediante análisis de microscopía electrónica, de inmunolocalización por microscopía confocal y bioquímicos permitió identificar la función concreta de la proteína. La PNPLA1 lipasa se encuentra entre la dermis superior y las zonas inferiores de la capa córnea y es necesaria para la correcta diferenciación de los queratinocitos. Pertenece a la familia de proteínas PNPLA (PNPLA1 a PNPLA5), claves en el metabolismo lipídico de la barrera cutánea. En estudios anteriores realizados al amparo del proyecto LUPA se había identificado un nuevo gen de la epilepsia en perros lagotto romagnolo, una raza canina especialmente indicada para la búsqueda de trufas. Dicho gen podría erigirse en un nuevo candidato de utilidad para el tratamiento de las epilepsias infantiles, caracterizadas por la remisión de los ataques convulsivos. El equipo también descubrió un gen que provoca disquinesia ciliar primaria (DCP), una enfermedad respiratoria rara de base genética que afecta a humanos y canes.Para más información, consulte: Sitio web del proyecto europeo LUPA: http://www.eurolupa.org

Países

Bélgica, Alemania, Francia

Artículos conexos