Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Un estudio indica que los niños con cáncer padecen estrés postraumático

Pese a las tesis de algunos investigadores, el trastorno por estrés postraumático afecta a los pacientes de todas las edades a quienes se ha diagnosticado cáncer y se someten al tratamiento correspondiente. Un estudio realizado por la Universidad de Zúrich (UZH) y el Hospital ...

Pese a las tesis de algunos investigadores, el trastorno por estrés postraumático afecta a los pacientes de todas las edades a quienes se ha diagnosticado cáncer y se someten al tratamiento correspondiente. Un estudio realizado por la Universidad de Zúrich (UZH) y el Hospital Universitario Infantil de Zúrich (Suiza) ha revelado que dicho trastorno se manifiesta no sólo en adultos o niños mayores, sino también en niños de meses y pocos años. Sus autores inciden en que los especialistas en el tema deberían tener en cuenta esta circunstancia a la hora de tratar a los niños para prevenir la aparición de patologías psicológicas a largo plazo. Este descubrimiento se ha divulgado en la revista Psycho-Oncology. Quienes sufren trastorno por estrés postraumático reviven experiencias negativas mediante pesadillas y reminisciencias. Los niños pequeños también reviven sus experiencias en «juegos traumáticos». Por ese motivo suelen evitar aquellos estímulos que les recuerdan lo vivido. También suelen padecer una hiperexcitación vegetativa que puede causar insomnio, así como hipervigilia y dificultades para concentrarse. En el marco de este estudio, la doctorando de la UZH Anna Graf entrevistó a 48 madres a cuyos hijos se había diagnosticado cáncer. Según sus pesquisas, el 18,8 % de los bebés y niños pequeños estudiados cumplían de pleno los criterios clínicos del trastorno por estrés postraumático preescolar. Otro 41,7 % presentaba algunos síntomas, como ansiedad y reminiscencias. Graf, supervisada por el profesor de la UZH Markus Landolt y ayudada por la Dra. Eva Bergsträsser del citado Hospital Infantil, observó un riesgo mayor de desarrollar algún trastorno entre los niños mayores de dieciocho meses. También apreció que, si la madre padecía trastorno por estrés postraumático, el hijo tenía más probabilidades de desarrollar alguna patología. No se observó vínculo alguno entre el desarrollo de un trastorno por estrés postraumático y las características de las enfermedades examinadas. Según Landolt: «Los resultados de nuestro estudio indican que el cáncer y su tratamiento pueden ser traumáticos en los primeros meses y años de vida. En los procedimientos potencialmente estresantes, como el aspirado medular, convendría optar por la opción menos dolorosa y más apropiada para el niño.» Los autores opinan que reforzar la sensación de seguridad del niño, tanto en el hospital como durante el tratamiento, puede reducir su ansiedad. Por ello recomiendan proporcionar al personal formación específica sobre el tratamiento a niños y dotar las infraestructuras adecuadas para estos. Asimismo, se recomienda que los padres dispongan de acceso a atención psicológica, principalmente por constituir el apoyo más cercano con el que cuentan los niños durante su enfermedad. Los investigadores anotaron que los diagnósticos más comunes fueron tumores sólidos, leucemia, linfomas y tumores encefálicos. En total, el 85 % de los niños habían recibido quimioterapia, el 56 % habían sido operados, casi el 17 % habían sido tratados con radioterapia y el 12,5 % habían recibido un trasplante de médula ósea.Para más información, consulte: Universidad de Zúrich (UZH): http://www.uzh.ch/index_en.html Psycho-Oncology: http://onlinelibrary.wiley.com/journal/10.1002/(ISSN)1099-1611

Países

Suiza

Artículos conexos