Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Nuevas técnicas de imagen proporcionan una mejor definición de los tumores

El cáncer sigue siendo una de las principales causas de muerte en Europa y en todo el mundo, y para luchar contra esta enfermedad siguen siendo fundamentales una detección precoz y un tratamiento eficaz. En Noruega, unos investigadores han utilizado una técnica de imagen no in...

El cáncer sigue siendo una de las principales causas de muerte en Europa y en todo el mundo, y para luchar contra esta enfermedad siguen siendo fundamentales una detección precoz y un tratamiento eficaz. En Noruega, unos investigadores han utilizado una técnica de imagen no invasiva que consideran de gran ayuda para la identificación de tumores agresivos, ya que proporciona una valiosa información sobre la presión del líquido intersticial (PLI) de los tumores sólidos. Los resultados de su estudio han sido publicados en la revista Cancer Research. En la Unión Europea, el objetivo a largo plazo es la prevención primaria del cáncer. Los ministros de Sanidad de la UE han aprobado recomendaciones de buenas prácticas para la detección precoz del cáncer. La realización continua y sistemática de pruebas diagnósticas puede detectar la enfermedad en una fase temprana en la que responde mejor a tratamientos menos agresivos. Además, una vez detectada la enfermedad se puede prescribir el tratamiento adecuado. Se ha demostrado que la realización de estas pruebas puede reducir notablemente la mortalidad por cáncer y mejorar la calidad de vida de estos pacientes. El estudio se basa en la PLI que, generalmente, es mayor en los tumores sólidos malignos que en el resto de tejidos. El líquido intersticial, también llamado líquido tisular, es el fluido que ocupa el espacio entre las células; su función consiste en proporcionar nutrientes a las células y eliminar los desechos metabólicos. Un organismo medio contiene unos once litros de este líquido, pero en los tumores la presión es alta, lo que puede provocar una menor captación de sustancias quimioterapéuticas y una resistencia a la radioterapia. Además, se ha observado que la alta PLI induce metástasis («migración» del cáncer hacia otros órganos del cuerpo). «Actualmente se necesita disponer de una técnica de imagen no invasiva para evaluar la PLI en los tumores y la posibilidad de utilizarla como biomarcador de la agresividad del cáncer. De esta forma se podrían identificar los pacientes con PLI elevada que se beneficiarían de un tratamiento muy agresivo », afirmó el Dr. Einar K. Rofstad, del Departamento de Biología de la Radiación del Instituto de Investigación Oncológica del Hospital Universitario de Oslo. Rofstad y sus colaboradores utilizaron los estudios dinámicos con contraste de resonancia magnética (RM) para determinar la velocidad del flujo de líquido procedente de los tumores en líneas celulares humanas de carcinoma del cérvix y de melanoma implantadas en ratones. La hipótesis de los investigadores era que la velocidad del flujo de líquido desde el tejido tumoral hacia el tejido colindante podría determinarse en función de la disminución de la PLI en la superficie del tumor. Los resultados de la investigación indican que la velocidad del flujo de líquido en la superficie del tumor refleja con mucha exactitud la PLI presente en el tumor y que la técnica de imagen mencionada anteriormente, utilizando como agente de contraste el quelato de gadolinio del ácido dietileno-triamino-pentaacético (Gd-DTPA), se puede utilizar para medir dicha velocidad. Además, los tumores primarios de los ratones con metástasis presentaban una PLI y una velocidad de flujo de líquido en la superficie del tumor mucho más elevadas que los tumores de ratones sin metástasis. Este dato confirma que la aparición de metástasis en nódulos linfáticos se relaciona en gran medida con la PLI en el tumor primario y la velocidad de flujo medidas con la técnica en cuestión. «Nuestros hallazgos demuestran que el estudio dinámico con contraste de Gd-DTPA de RM puede determinar la PLI del tumor de forma no invasiva», afirmó Rofstad. «Se deduce que la velocidad del flujo de líquido en la superficie del tumor, determinada mediante esta técnica de imagen, podría constituir un nuevo biomarcador general de la agresividad del tumor.» Rofstad destacó la necesidad de realizar investigaciones clínicas prospectivas exhaustivas sobre distintos tipos de cáncer para evaluar la posibilidad de que la velocidad del flujo de líquido en la superficie del tumor en efecto constituya un biomarcador general para determinar la agresividad causada por la hipertensión del líquido intersticial del cáncer.Para más información, consulte: Cancer Research: http://cancerres.aacrjournals.org/ Instituto de Investigación Oncológica, Hospital Universitario de Oslo: http://ous-research.no/institute/

Países

Noruega

Artículos conexos