Skip to main content

Article Category

Results Pack

Article available in the folowing languages:

Conseguir que el cielo de la UE sea el más seguro gracias a la investigación con fondos europeos

Cada vez más personas viajan en avión. En 2017, 1 043 millones de personas subieron a un avión en la Unión Europea (UE), lo que representa un aumento del 7,3 % en comparación con 2016, según Eurostat. Casi la mitad de los vuelos se produjeron entre Estados miembros de la UE. Esta tendencia al alza en la preferencia de los viajeros por el transporte aéreo hace que la seguridad siga siendo una de las principales preocupaciones. En esta segunda edición de Results Pack sobre seguridad aérea, se presentan seis proyectos nuevos que desarrollan y formulan métodos y tecnologías innovadores para garantizar que el cielo europeo siga siendo uno de los más seguros del mundo.

Transporte y movilidad

El avión es uno de los medios de transporte más seguros y es muy raro que se produzcan accidentes aéreos importantes en la UE. Esto es especialmente tranquilizador, ya que en Europa hay unas 150 compañías aéreas y en 2016 se registró un récord histórico de casi 10,2 millones de vuelos sobre el cielo europeo, con un tráfico medio diario de 28 000 vuelos, que superó el récord anterior de 2008, justo antes de que comenzara la crisis económica. Para 2035, se estima que el tráfico aéreo será de 14,4 millones de vuelos al año.

Un mayor compromiso de la UE con la seguridad aérea

Aunque estas cifras (y el hecho de que las catástrofes aéreas sean escasas y aisladas) resultan tranquilizadoras, no cabe que la autocomplacencia eclipse la firme dedicación a la seguridad. Por ello, la Comisión Europea mantiene su compromiso con el desarrollo y el despliegue de nuevas tecnologías en aras de alcanzar su objetivo de que el cielo de la UE sea el más seguro para 2050. Esta ambición política se describe en el programa FlightPath 2050. Desde el punto de vista de la investigación y el desarrollo, el esfuerzo de la UE por contar con las normas más estrictitas en materia de seguridad aérea también queda reflejado en la financiación específica a través de Horizonte 2020, con una asignación de más de 60 millones de euros destinados a la financiación de proyectos sobre seguridad aérea. Esto supone una continuación y un complemento a la importante financiación asignada anteriormente durante el Séptimo Programa Marco (7PM). Asimismo, la cooperación internacional es un elemento fundamental que aprovecha recursos adicionales. De hecho, algunos de los proyectos que se presentan en este Results Pack incluyen al menos un socio de fuera de la UE. Algunos de los ámbitos principales en los que se concentran los esfuerzos de la investigación y la innovación financiadas con fondos europeos son: el estudio de temas relacionados con el diseño, la fabricación y el funcionamiento de las aeronaves y las infraestructuras; la mitigación de los riesgos derivados de las condiciones climáticas extremas y otros peligros; y la reducción de las consecuencias para la seguridad activa y pasiva provocadas por la intervención y los errores humanos. Otro aspecto fundamental es la velocidad a la que se está digitalizando la industria de la aviación, al igual que muchas otras, lo que genera tanto retos como soluciones a la hora de mantener altos los estándares de seguridad.

Presentación de seis proyectos nuevos

Después de presentar los seis primeros proyectos pertenecientes al 7PM, en nuestra primera edición de Results Pack sobre seguridad aérea, en este número se presentan seis proyectos adicionales, esta vez financiados por Horizonte 2020. En concreto, el proyecto EPICEA, una empresa conjunta entre los Estados Unidos y Canadá, ha desarrollado herramientas informáticas que ayudarán a los fabricantes a mejorar las predicciones y evitar interferencias electromagnéticas en las aeronaves modernas, las cuales cuentan con cada vez más sistemas eléctricos y materiales compuestos. El proyecto VISION, una empresa conjunta entre la UE y Japón, ha desarrollo y probado tecnologías inteligentes de orientación, navegación y control de aeronaves, con el objetivo de reducir el número de incidentes y accidentes de aviación civil. Mientras que el proyecto SafeClouds.eu trabaja en aras de mejorar la seguridad aérea mediante el uso de herramientas de datos masivos. El proyecto EUNADICS-AV mejora la seguridad aérea gracias al desarrollo de un sistema singular que proporciona información homogénea y coherente en caso de peligro atmosférico para el espacio aéreo, como las erupciones volcánicas. Además, SARAH utiliza herramientas de simulación para aumentar la seguridad de los aviones y helicópteros durante los amerizajes de emergencia. Por último, Future Sky Safety ha recopilado la ingente cantidad de investigación e innovación sobre seguridad en el transporte aéreo que se genera en la UE para desarrollar nuevas herramientas y métodos en ámbitos como materiales pirorresistentes, salidas de pista, habilidades de pilotaje y gestión de la seguridad.

Results Packs conexos