Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Herramientas de simulación innovadoras para aterrizar con más suavidad en caso de amerizaje forzoso

El proyecto financiado con fondos europeos SARAH utiliza herramientas de simulación para aumentar la seguridad de los aviones y helicópteros durante los amerizajes de emergencia.

Transporte y movilidad

Los aterrizajes de emergencia de una aeronave sobre el agua, denominados amerizajes forzosos, son una situación excepcional. Sin embargo, sí que suceden, como puso de manifiesto el amerizaje en 2009 de un Airbus A320 sobre el río Hudson en la ciudad de Nueva York. Aunque siempre será recordado como el «milagro del Hudson», un amerizaje de éxito no precisa la intervención divina. Como demuestra el proyecto SARAH (Increased Safety and robust certification for ditching of aircrafts and helicopters), financiado con fondos europeos, contar con unas buenas herramientas de simulación y comprender todos los elementos del impacto sobre el agua puede contribuir en gran medida al aumento de la seguridad de los aviones y helicópteros durante los amerizajes forzosos. «Nuestro objetivo es desarrollar simulaciones de amerizaje forzoso más sólidas y fiables para aviones y helicópteros basadas en la mejora de las metodologías y las tecnologías», señala Stephan Adden, coordinador del proyecto SARAH. Experimentos y simulaciones El proyecto SARAH es un consorcio compuesto por expertos de fabricantes de aeronaves, pymes dedicadas al desarrollo de software e instituciones de investigación que cuenta con el apoyo de la autoridad europea de certificación en aviación. Su propósito consiste en establecer un método holístico y basado en la simulación para el análisis —y la mejora— de los amerizajes forzosos de aeronaves. «Mediante experimentos y simulaciones de alta fidelidad, trabajamos en la simulación de un amerizaje forzoso y la mejor comprensión de su efecto en los aviones y los helicópteros», explica Adden. En los experimentos, con el objetivo de comprender mejor los mecanismos de los aterrizajes de emergencia de los helicópteros, los investigadores hacen amerizar modelos de helicópteros con distintas configuraciones sobre unos enormes tanques de agua situados en las instalaciones de investigación de la Centrale Nantes. Respecto a la simulación, los investigadores están creando unos métodos innovadores que capturan y simulan con precisión todos los fenómenos físicos que intervienen en un amerizaje de emergencia. «Estos esfuerzos influirán en el diseño de la próxima generación de aviones y helicópteros, mejorarán los procedimientos de amerizaje forzoso que deben seguir los pilotos y brindarán apoyo a la formulación de reglamentos europeos en este ámbito», añade Adden. Definición de las condiciones, mejora de las capacidades Huelga decir que la realización de experimentos tan complejos es de por sí todo un logro. Cuando se trata de simulaciones de impactos sobre el agua, hay una laguna importante de datos de prueba disponibles, no se suele contar con instalaciones de prueba apropiadas, la variación de la escala es difícil y la realización de pruebas a gran escala es prácticamente imposible. Esto significó que el proyecto SARAH tuvo que comenzar por mejorar las instalaciones existentes para que pudieran acomodar las actividades de prueba necesarias para llevar a cabo el proyecto. Según explica Adden: «Actividades como estas son difíciles de planificar de antemano, y surgen problemas imprevistos durante el trabajo. Pero, gracias a la agilidad de nuestro consorcio, el proyecto fue capaz de definir las condiciones de prueba necesarias y mejorar nuestras capacidades de simulación, lo que significa que pronto podremos ofrecer resultados sólidos a la comunidad aeronáutica». Aunque su finalización está prevista para septiembre de 2019, el proyecto ya ha producido resultados considerables. En octubre de 2018, sus investigadores inauguraron una instalación de amerizaje de alta velocidad en el CNR-INM de Roma y, en diciembre de 2018, se celebróp un evento de difusión para mostrar las capacidades de la instalación de pruebas de caída de helicópteros en Nantes. Ambas instalaciones están a disposición de la industria aeronáutica y el entorno académico y ya se han llevado a cabo varias demostraciones de amerizajes y talleres técnicos. Tal y como concluye Adden: «Gracias a la información generada en el proyecto SARAH, los fabricantes de aeronaves mejorarán el diseño de aviones y helicópteros para que hagan frente a impactos controlados sobre el agua. Además, los avances técnicos del proyecto SARAH reducirán al mínimo el riesgo de lesiones para pasajeros ytripulación y lograrán que la evacuación de la aeronave sea más segura».

Palabras clave

SARAH, amerizaje forzoso, aterrizaje de emergencia, amerizaje de aeronaves, amaraje

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación