Skip to main content

RECOVERING LIFE WELLBEING THROUGH PAIN SELF-MANAGEMENT TECHNIQUES INVOLVING ICTs

Article Category

Article available in the folowing languages:

Tecnología capacitadora para la autogestión del dolor crónico

La contratación precomercial en el marco del proyecto RELIEF aspira a poner la innovación al servicio de los pacientes con dolor crónico. Prevé que las dos tecnologías en las que se han centrado capacitarán a los pacientes, les permitirán gestionar por sí mismos el dolor y mejorarán los resultados de los tratamientos.

Salud

El dolor crónico representa la asignatura pendiente para los sistemas de salud. Los diversos síntomas y causas, que varían en función del paciente, requieren tratamientos optimizados para cada persona. Pero, ¿cómo se puede lograr esto teniendo en cuenta los limitados recursos de los sistemas sanitarios? Aunque las tecnologías existentes permiten unos tratamientos mejores y más personalizados, todavía hay una gran brecha entre la investigación y la comercialización. «RELIEF (Recovering Life Wellbeing through Pain Self-management Techniques Involving ICTs) se propone fomentar y acelerar el acceso al mercado de soluciones innovadoras y respetar a la vez las directrices de contratación pública», explica Patricia Martínez, consultora de contratación pública en materia de innovación en Jaggaer y coordinadora del proyecto RELIEF. RELIEF utiliza la contratación precomercial para permitir el desarrollo y la comprobación exhaustivos de las soluciones más prometedoras , con el objetivo de capacitar a los pacientes para que puedan autogestionar su dolor en la actualidad y en el futuro.

Desvelar las necesidades insatisfechas

El proyecto se centra específicamente en necesidades y requisitos que, por el momento, no se satisfacen. Mediante reuniones de expertos, seminarios, consultas abiertas de mercado, cuestionarios y entrevistas tanto con pacientes como con proveedores de asistencia sanitaria, el consorcio del proyecto ha identificado nueve necesidades de este tipo, a saber: la recopilación de datos antes de las visitas clínicas, un seguimiento de los efectos de los tratamientos, la aportación de observaciones al paciente, herramientas de toma de decisiones para la autogestión, información y educación, una mejor comunicación entre pacientes y especialistas, acceso a las redes sociales, información validada clínicamente y datos para fines de investigación. Según explica Martínez: «Nos encontramos en la fase 3 de la contratación precomercial, que consiste en las pruebas de campo. El principal objetivo es evaluar cómo pueden unas soluciones informáticas específicas mejorar la capacitación de los pacientes y la autogestión de su dolor. A partir de ahí, evaluaremos si estas soluciones mejoran el seguimiento del tratamiento y resultan satisfactorias tanto para los pacientes como para los profesionales sanitarios».

Dos tecnologías en el centro de atención

La fase 3 se centra en dos tecnologías específicas y VR-RELIEF es la primera de ellas. ¿Su punto más destacable? Que se puede integrar en un sistema de realidad virtual (RV) para mejorar la participación, capacitación y autogestión del paciente. El sistema consiste en una serie de aplicaciones compatibles con teléfonos y relojes inteligentes: un entrenador virtual, un desarrollador de perfiles de pacientes, recordatorios y observaciones personalizados, y una biblioteca de aplicaciones de RV para el tratamiento del dolor, la relajación y la rehabilitación. VR-RELIEF está impulsado por una plataforma interoperable y abierta basada en la nube, donde los médicos pueden consultar los datos de los pacientes. La segunda tecnología es EPIONE™: una experiencia de tratamiento centrada en el paciente y basada en un sistema de instrucción. EPIONE™ ofrece una supervisión no invasiva de los efectos del tratamiento, una plataforma de analíticas visuales, un asistente habilitado por chatbot para los pacientes, un portal para una comunidad de apoyo entre homólogos en línea y un sistema de videoconferencias para que los expertos y pacientes puedan hablar.

Más pruebas para garantizar un nivel de preparación adecuado de las comprobaciones de campo

Estaba previsto que RELIEF finalizase en febrero de 2020, pero el equipo ha solicitado una prolongación para alcanzar todos sus objetivos. «Hemos tenido que realizar más pruebas de lo previsto para comprobar que todos los prototipos estuviesen listos para las pruebas de campo con los usuarios finales». Además, la selección ha avanzado más lentamente de lo esperado», explica Martínez. Si se aprueba la prolongación, el proyecto continuará hasta finales de junio de 2020. A pesar de estos retrasos, RELIEF está avanzando para contribuir a mejorar la autogestión del dolor crónico y Martínez espera que el proyecto también permita informar al público general sobre los problemas que deben afrontar los pacientes con dolor crónico.

Palabras clave

RELIEF, dolor crónico, tecnología, contratación precomercial, contratación pública, tratamiento personalizado, VR-RELIEF, EPIONE, RV, nube

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación