Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Adiós a la saturación de antibióticos en las explotaciones agrícolas

Las enfermedades superresistentes podrían descontrolarse si seguimos haciendo un uso excesivo de antibióticos. El proyecto INFarm examinó el refuerzo del sistema inmunitario de los animales como alternativa a los antimicrobianos en las explotaciones agrícolas, donde se utiliza la mayor parte de esos medicamentos.

Alimentos y recursos naturales

Dada la amenaza del desarrollo de superbacterias, los médicos son cada vez más prudentes en cuanto a la prescripción de antibióticos a pacientes enfermos. Sin embargo, sus esfuerzos serán en vano a no ser que el sector agrícola actúe en consecuencia, una realidad que aborda el proyecto INFarm. El proyecto estudió el mercado potencial en lo relativo a una forma alternativa de tratar al ganado: un fármaco a base de interferón para estimular el sistema inmunitario del animal. Según explica Igor Lokot, director del consejo de FarmPharma que coordina el proyecto: «Los fármacos inmunoestimulantes inducen la activación o el incremento de la actividad del propio sistema inmunitario del animal, aportando una respuesta de protección amplia, potente y rápida ante todos agentes infecciosos. Los patógenos no pueden desarrollar resistencia a los interferones, ya que no actúan directamente sobre ellos». Durante el proyecto, FarmPharma realizó un estudio de viabilidad para un nuevo fármaco a base de interferón denominado InterferOx. Estudió el mercado del tratamiento del ganado y elaboró un plan para patentar y comercializar el producto.

Potencial mundial

Como consecuencia, en 2023 prevé vender InterferOx en Europa y, un año más tarde, en Estados Unidos. Próximamente llevará a cabo ensayos preclínicos «in vitro» e «in vivo» para demostrar el potencial del fármaco ante diferentes patógenos. «Estamos seguros de que el mundo necesita InterferOx y estamos muy contentos de abarcar ese mercado y revolucionar el tratamiento de los animales», afirma Lokot. Muchos veterinarios prescriben antibióticos porque parece la solución más rápida y fácil, además de que no tienen tiempo para comprobar si el animal enfermo tiene una enfermedad viral o bacteriana, ni tampoco para determinar de qué tipo es. «En algunos casos el antibiótico no funciona en absoluto porque se ha diseñado para combatir un patógeno totalmente diferente», afirma Lokot. El uso excesivo de antibióticos ya está causando problemas. Cada año, unas 700 000 personas mueren a causa de infecciones resistentes y, en 2050, unos diez millones de vidas de todo el mundo estarán en riesgo si no se encuentran soluciones para ralentizar el aumento de la farmacorresistencia, según un examen encargado por el gobierno británico.

Una amenaza para la medicina moderna

«Si (los antibióticos) pierden su eficacia, podría ser demasiado peligroso realizar intervenciones médicas fundamentales, como la cirugía intestinal, las cesáreas, la artroplastia, además de los tratamientos que deprimen el sistema inmunitario, como la quimioterapia para el cáncer», señala el informe. De todos los antibióticos vendidos en el mundo, la mayor parte de ellos se venden para utilizarlos en el ganado. En 2014, en Estados Unidos, 15,4 millones de kilogramos se destinaron al ganado, cuatro veces más que los 3,5 millones que se destinaron a los humanos, afirma la Academia Nacional de Medicina de este país. «A diferencia de los médicos, los agricultores no siempre son conscientes del problema de la resistencia antimicrobiana. Tan solo quieren evitar pérdidas económicas inundando a sus animales con antibióticos para mantenerlos vivos», explica Lokot. Está convencido de que los agricultores utilizarán menos antibióticos cuando se les brinde una alternativa adecuada para tratar a los animales. Las vacunas representan otra alternativa, pero su eficacia varía, ya que solo funcionan para prevenir infecciones virales y son relativamente caras. «InterferOx ayudará a luchar no solo contra las infecciones virales, sino también contra las bacterianas, además de poder ser utilizado tanto para tratar como para prevenir enfermedades», concluye Lokot.

Palabras clave

INFarm, antibióticos, sistemas inmunitarios, antimicrobianos, superbacterias, a base de interferón, resistencia antimicrobiana, ganado, veterinarios

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación