Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Una tecnología de supervisión de estado garantiza que la electricidad eólica regrese a la costa

A pesar de los enormes avances en lo que se refiere al tamaño y la potencia de las turbinas eólicas, toda la electricidad generada resulta inútil si no puede regresar a la costa e integrarse en la red. Un servicio de teledetección de estado pionero e ininterrumpido tiene por objeto asegurarse de que esto suceda.

Economía digital
Energía

Los parques eólicos marinos han avanzado mucho desde que se instaló el primero frente a la costa de Dinamarca en 1991. El mercado tuvo un crecimiento anual de casi un 30 % entre 2010 y 2018. Sin embargo, el mercado actual aún está muy lejos de poder aprovechar todo su potencial de generar 420 000 teravatios/hora (TWh) al año en todo el mundo, más de dieciocho veces la presente demanda de energía eléctrica global). Los operadores encuentran un desafío importante bajo el mar: los cables submarinos de alta tensión que transportan la energía de nuevo a la costa. El proyecto SENTRY, financiado con fondos europeos, ha desarrollado una sofisticada tecnología de teledetección en tiempo real para minimizar el tiempo de inactividad, los costes de mantenimiento y reparación, y los ingresos perdidos.

Un negocio de riesgo sin riesgos

Tal como comenta Marc Glenn, gestor de proyecto de EDS HV Group: «Ahora, los cables submarinos que conectan la turbina eólica con una estación de abastecimiento marina y con la costa pueden llegar a medir cien kilómetros. Están enterrados en un entorno peligroso de arena que se mueve, olas, un fondo marino cambiante e, incluso, anclas de embarcaciones o redes de pesca». Todos los años, las aseguradoras reciben al menos diez informes de averías en cables submarinos; solo en 2015, las reclamaciones ascendieron a un 77 % de los costes globales totales de las pérdidas de los parques eólicos marinos de ese año. Existen diferentes herramientas para supervisar el estado de los cables, complementadas con unas inspecciones periódicas poco frecuentes y caras. Con todo, el impacto financiero de las averías sigue siendo un desafío crucial para la industria, ya que afecta a la competitividad de los operadores y al entusiasmo de los inversores.

Minimizar la inversión y maximizar los resultados

La detección acústica distribuida (DAS, por sus siglas en inglés) convierte una fibra óptica estándar en un agrupamiento de sensores acústicos. SENTRY la utilizó aprovechando los cables de fibra óptica de comunicación y supervisión que ya estaban integrados en los cables distribuidores de corriente submarinos. Gracias al apoyo y la colaboración de la empresa experta en tecnología de DAS Optasense, así como a varios socios del ensayo que proporcionaron recursos para validar la tecnología, el equipo ha creado CableSENTRY™. El sistema convierte estos cables de fibra óptica en miles de sensores rentables capaces de detectar diferentes escenarios de averías o previos a las averías. CableSENTRY™ permite llevar a cabo la supervisión ininterrumpida en tiempo real desde la sala de control de EDS en Belfast. Tal como explica Glenn: «En caso de que una fibra se rompa, EDS puede enviar al cliente la identificación y las coordenadas GPS del cable de alta tensión del parque eólico en cuestión de minutos, con una precisión de hasta diez metros, y así minimizar la localización de averías necesaria y maximizar el tiempo de funcionamiento, lo que mejora la fiabilidad y sostenibilidad del sector. El equipo ha registrado una patente para este avance innovador y prometedor.

Impulsar los datos masivos y ampliar las aplicaciones

Glenn señala: «Descubrimos nada menos que treinta y tres flujos de datos potenciales que se podían utilizar para analizar el estado de los cables». Ahora, el equipo de SENTRY colabora estrechamente con IBM en la agregación de datos y, al mismo tiempo, sienta las bases para utilizar inteligencia artificial y aprendizaje automático con el fin de crear una herramienta integral de apoyo a la toma de decisiones. Glenn concluye: «Nuestros servicios reducen considerablemente el tiempo de inactividad de la producción. Al mejorar la eficacia del sector de energías renovables marinas, marcamos la diferencia en la lucha contra el cambio climático. No importa lo fuerte que sople el viento, sin el cable de exportación que trae la electricidad de vuelta a la costa, no se puede convertir en energía limpia». CableSENTRY™ está llevando al sector de la energía eólica a otro nivel.

Palabras clave

SENTRY, cable, viento, CableSENTRY, marino, parque eólico, supervisión de estado, alta tensión, cable submarino, sensores, fibra óptica, detección acústica distribuida

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación