Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Convertir los residuos de la cerveza en cubertería ecológica

El proyecto FriendlyKnife trabaja en el desarrollo de un proceso capaz de convertir el bagazo de las cerveceras en cubertería respetuosa con el medio ambiente, demostrando al mismo tiempo que la bebida podría ser buena para el medio ambiente.

Tecnologías industriales

Casi todo el mundo ha usado alguna vez una cubertería respetuosa con el medio ambiente. Estos tenedores, cucharas y cuchillos de un solo uso se fabrican con bambú, madera o plástico reciclable y son comunes en muchas tiendas de alimentación de toda Europa. Algunas de las opciones de usar y tirar en el mercado contienen todavía ácido poliláctico (PLA) y ácido poliláctico cristalizado (CPLA), compuestos que precisan instalaciones de compostaje industriales para lograr su biodegradación. El proyecto financiado con fondos europeos FriendlyKnife se propuso aprovechar los residuos de las cerveceras para producir cubertería completamente biodegradable y compostable. En palabras de Joanna Krajewska, coordinadora del proyecto y miembro de la dirección de FriendlyKnife: «Queremos desarrollar un producto que pueda descomponerse en cualquier jardín».

Una mezcla compleja

Cuando se prepara cerveza, uno de los residuos producidos es el bagazo, que supone cerca del 85 % de los subproductos de la industria cervecera. El objetivo de FriendlyKnife es utilizar el bagazo para crear una mezcla aprovechable en la fabricación de cubertería de un solo uso. A primera vista, el proceso de producción de la mezcla es sencillo: el bagazo húmedo se somete a alta presión antes de mezclarse con otros ingredientes (naturales) para producir una mezcla singular que se emplea en un molde. «Por supuesto, la clave está en la letra pequeña», explica Krajewska. «Hay que dar con la forma adecuada para la mezcla y asegurarse de que el proceso de producción se adapta a la misma para crear los objetos diseñados».

Más allá de los posavasos

El proyecto superó los objetivos planteados en la fase 1 del proyecto, esto es, crear varias mezclas y elegir (tras su comprobación exhaustiva) las mejores para la futura producción de cubertería. FriendlyKnife preparó muestras cuyo comportamiento se comprobó en términos de fragilidad, flexibilidad y resistencia, y en breve podrá producir posavasos, un primer paso fundamental hacia la producción de cubertería, platos y tazas. Sin embargo, producir cubertería es complejo y se suele añadir PLA y CPLA para lograr un producto final adecuado. Krajewska confía en que su equipo logre fabricar cubertería sin PLA o con la cantidad mínima posible para crear un producto verdaderamente respetuoso con el medio ambiente. Plantear la fabricación de estos productos más complejos es un objetivo ambicioso, pero FriendlyKnife ya ha atraído la atención y el apoyo de los principales productores de cerveza. «Confirmaron que nuestra idea se ajusta a la perfección a las necesidades de su mercado», afirma Krajewska. «Nuestro siguiente objetivo es perfeccionar los procesos de producción y ajustar el diseño de nuestros productos».

De cara al futuro

Los productos deben ahora probarse en condiciones reales. La siguiente fase del proyecto se propone perfeccionar los procesos de producción aún más, logrando que sean más atractivos para las partes interesadas. Krajewska y su equipo hacen mención a lo que se refieren como el «último eslabón» en la cadena de usuarios, los clientes. «Planteamos ejecutar varios test "con humanos" en un futuro», concluye.

Palabras clave

FriendlyKnife, respetuoso con el medio ambiente, usar y tirar, cubertería, residuos, bagazo

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación