Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Camino de unas motocicletas ecológicas

En breve podremos conducir motocicletas más ecológicas y seguras gracias a un nuevo sistema de seguridad de detección de objetos en ángulo muerto y unos procesos de fabricación más sostenibles desarrollados por el proyecto DAICY respaldado por la UE.

Economía digital
Transporte y movilidad

Aunque son muy prácticas para desplazarse por las ajetreadas ciudades, las motocicletas diésel y de gasolina constituyen una fuente más de contaminación. Los motores de combustión interna nos han ayudado a desplazarnos en el pasado, pero la empresa sueca Tarform tiene la vista puesta en el futuro. Con el apoyo de la UE a través del proyecto DAICY, el equipo ha desarrollado un nuevo diseño de motocicleta eléctrica que incorpora un innovador sistema de detección de objetos en ángulo muerto. ¿El resultado? Una motocicleta más segura y respetuosa con el medio ambiente. «Nuestro objetivo era dar prioridad a biomateriales naturales y de altas prestaciones, así como a un proceso de fabricación más sostenible», explica Taras Kravtchouk, cofundador y diseñador en Tarform. «Nuestra motocicleta ha sido diseñada para durar, por lo que una de sus características más sostenibles es que se puede usar durante años; si se tarda más en desecharla, se reduce la huella medioambiental». Tarform cree que el mercado de vehículos eléctricos posee un enorme potencial. Necesitan menos mantenimiento, tienen menos piezas móviles y su uso contribuirá a reducir las emisiones totales de CO2. «El mayor desafío es conseguir que el público sea consciente de las numerosas ventajas de nuestro producto y demostrar su viabilidad», comenta Jean-Christian Jung, cofundador y director de operaciones en Tarform.

Un público ávido de soluciones de transporte urbano innovadoras

Las matriculaciones de motocicletas en la UE alcanzaron las 564 850 unidades durante los seis primeros meses de 2018, según las últimas cifras de la Asociación de Constructores Europeos de Motocicletas. Esto supone un aumento del 7,2 % en relación con el mismo período de 2017. Tarform puso en marcha un estudio de viabilidad trienal que demostró que existe una verdadera demanda para su enfoque. La entusiasta adopción de bicicletas, monopatines y ciclomotores eléctricos, combinada con el aumento de las restricciones a los motores de combustión en las zonas urbanas, están avivando el deseo de innovaciones entre el público.

La seguridad lo primero

Desgraciadamente, el número de accidentes con motocicletas tradicionales es elevado. Entre las causas más habituales están los impactos con vehículos que se acercan desde atrás, según indica la encuesta «Motorcycle Safety and Accidents in Europe» (Seguridad de las motocicletas y accidentes en Europa) de la Federación Europea de Asociaciones de Motociclistas. La Federación descubrió que los accidentes a menudo también se deben a que los motoristas no mantienen suficiente distancia con respecto al tráfico circundante. «Queríamos hacer todo lo posible por garantizar la seguridad de los motoristas que utilicen nuestras motocicletas», afirma Kravtchouk. En consecuencia, el equipo de DAICY está probando una plataforma técnica integrada que va aprendiendo según se recopilan datos. El sistema emplea señales táctiles para advertir a los motoristas cuando hay algún vehículo en su ángulo muerto. «Lo hemos puesto a prueba en un entorno controlado y los conductores afirmaron que se sienten más seguros», añade. Actualmente Tarform sigue desarrollando la plataforma de detección de objetos en ángulo muerto. «La financiación de la UE nos ha ayudado a poner en marcha el proyecto y a llegar a la primera base. Ahora tenemos que seguir invirtiendo en la tecnología y poner en práctica nuestro plan», concluye Jung.

Palabras clave

DAICY, motocicletas, motoristas, vehículo eléctrico, ángulo muerto, sistema de detección, seguridad, motocicleta eléctrica, fabricación sostenible, Tarform

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación