Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Cómo llevar un seguimiento eficaz de enfermedades como la COVID-19

Una iniciativa de la Unión Europea aplica la extracción de datos y técnicas analíticas a datos masivos de diversas fuentes con vistas a mejorar la detección, el seguimiento y la evaluación de enfermedades de nueva aparición en Europa.

Salud

Mientras el impacto y las consecuencias de la crisis sanitaria debida al coronavirus se hacen sentir en todo el mundo, un equipo internacional de científicos presta su asistencia en actividades de supervisión destinadas a hacer frente al brote. Con el apoyo parcial del proyecto MOOD, financiado con fondos europeos, el equipo ha publicado varios informes en los que se examinan diferentes aspectos de la propagación de la COVID-19. En un artículo publicado en la revista «Science», se utilizó «un modelo de transmisión de enfermedades con una metapoblación mundial para calcular el impacto de limitar los desplazamientos sobre la propagación nacional e internacional de la epidemia». En el artículo se afirma: «El modelo está calibrado sobre la base de los casos notificados en el ámbito internacional y muestra que, cuando se prohibió viajar desde Wuhan (el 23 de enero de 2020), la mayoría de las ciudades chinas ya habían recibido muchos viajeros infectados. La cuarentena de desplazamientos en Wuhan retrasó el avance general de la epidemia tan solo de tres a cinco días en China continental, pero tuvo un efecto más marcado a escala internacional, donde las importaciones de casos se redujeron en casi un 80 % hasta mediados de febrero». Según los resultados: «Las restricciones sostenidas del 90 % de los desplazamientos desde y hacia China continental solo influyen modestamente en la trayectoria de la epidemia, a menos que se combinen con una reducción del 50 % o más de la transmisión en la comunidad». Los investigadores subrayan que su análisis del «brote de COVID-19 y la evaluación por modelización de los efectos derivados de limitar los desplazamientos podrían ser determinantes para los organismos nacionales e internacionales a la hora de planificar una respuesta de salud pública». Los investigadores también señalan que «si bien la prohibición de desplazamientos en Wuhan fue en un principio eficaz para reducir las importaciones de casos en el ámbito internacional, el número de casos observados fuera de China continental reanudó su crecimiento dos o tres semanas después, a partir de casos originados en otros lugares». Los científicos concluyen que las «limitaciones de desplazamiento adicionales de hasta el 90 % del tráfico tienen un efecto modesto, a menos que vayan acompañadas de intervenciones de salud pública y cambios conductuales que logren reducir considerablemente la transmisibilidad de la enfermedad» y subrayan que sus resultados podrían contribuir a desarrollar planes de contención y políticas de mitigación optimizados tanto a nivel nacional como internacional.

Riesgos en África

Otro estudio apoyado parcialmente por MOOD ha examinado el nivel de preparación de los países africanos contra el nuevo coronavirus. El manuscrito preliminar, una preimpresión aún sin revisión por pares, se ha publicado en el servidor gratuito en línea de distribución y archivos «medRxiv». «Determinamos la capacidad de los países para detectar y responder a los casos mediante dos indicadores: el nivel de preparación, basándonos en el Marco de Vigilancia y Evaluación del Reglamento Sanitario Internacional de la Organización Mundial de la Salud (OMS), y la vulnerabilidad, según el Índice de Vulnerabilidad a las Enfermedades Infecciosas». En el artículo se afirma: «Los países con mayor riesgo de importación (Egipto, Argelia y la República de Sudáfrica) tienen una capacidad de moderada a alta para responder a los brotes. Los países con riesgo moderado (Nigeria, Etiopía, Sudán, Angola, Tanzania, Ghana y Kenia) tienen una capacidad variable y una vulnerabilidad elevada». El proyecto MOOD (MOnitoring Outbreak events for Disease surveillance in a data science context) tocará a su fin en diciembre de 2023. Desarrollará «un marco y una plataforma de visualización que permita el análisis en tiempo real y la interpretación de los datos epidemiológicos y genéticos en combinación con covariables ambientales y socioeconómicas», como se indica en el sitio web del proyecto. «Los productos de MOOD se diseñarán y desarrollarán con la participación de los usuarios finales para asegurar su uso rutinario durante y después de MOOD. Se probarán y perfeccionarán con modelos de enfermedades de transmisión aérea, vectorial e hídrica, teniendo en cuenta la resistencia antimicrobiana». Para obtener más información, consulte: Sitio web del proyecto MOOD

Palabras clave

MOOD, COVID-19, coronavirus, epidemia, brote, enfermedad, salud

Artículos conexos