Skip to main content

Secured Collaboration Platform for Law Enforcement and First Responders

Article Category

Article available in the folowing languages:

Un sistema inteligente de comunicación de emergencias elimina la necesidad de usar «walkie-talkies»

Una potente aplicación para teléfono inteligente ofrece comunicaciones seguras entre los servicios de emergencias y el personal de seguridad. Permite a los equipos sobre el terreno descargar imágenes, secuencias de vídeo y datos importantes que necesitan para evaluar una situación en rápida evolución.

Economía digital
Seguridad

Cuando los servicios de intervención inmediata acuden a una emergencia, suelen comunicarse con otros miembros del equipo y con su puesto de control centralizado a través de «walkie-talkies». Sin embargo, estos dispositivos tienen un alcance y una funcionalidad limitados. El proyecto financiado con fondos europeos CoP1stRespond ha desarrollado un sistema de comunicación inteligente y altamente funcional basado en teléfonos móviles y redes de telefonía móvil existentes. Este podría desbancar el uso de «walkie-talkies» y mejorar la forma en que el personal de primera línea recibe y transmite información de forma segura para incluir imágenes, algo que los «walkie-talkies» no pueden hacer ya que solo emplean la voz. La plataforma CoP1stRespond utiliza protocolos avanzados de codificación e intercambio para integrar cámaras, GPS y dispositivos de internet de las cosas a los que se puede acceder en tiempo real a través de cualquier teléfono inteligente (Android o iPhone). «Es un sistema basado en el concepto "trae tu propio dispositivo", pero es seguro», comenta Dan Peleg, director general y cofundador de GlobeKeeper Tech, la empresa con sede en Tel Aviv que desarrolló el sistema. «Los servicios de intervención inmediata pueden recibir vídeos del lugar en sus teléfonos móviles incluso mientras están de camino al lugar de los hechos, y saber así con antelación qué se enfrentarán», añade Peleg. El sistema imita la facilidad de comunicación por voz del «walkie-talkie». «Es compatible con el sistema "pulsar para hablar" y con el sistema de línea abierta. Se pulsa en la pantalla del teléfono inteligente y se habla. Cuando se deja de hablar, la comunicación se cierra», explica Peleg. «Si nadie pulsa el botón para hablar, nadie puede oír a la persona con la aplicación para teléfono, lo que reduce el ruido y las interferencias en la red». Sin embargo, y a diferencia de este sistema inteligente de codificación, cualquiera puede escuchar inadvertidamente una radiocomunicación por «walkie-talkie». «El reto consiste en logar la plataforma más segura posible y lograr que funcione en tiempo real. En este sentido, existen contrapartidas ya que la codificación requiere más ancho de banda», señala Peleg.

Ampliación de las funciones

La empresa al cargo contaba con una versión del producto mínimo viable de la aplicación al inicio del proyecto. Tal y como explica Peleg: «La investigación y la ampliación ejecutada no permitió integrar más funciones, como cámaras, radios y auriculares Bluetooth, así como otros servicios más actuales». A lo que añade: «Existen cientos de miles de modelos de cámaras y tenemos que encontrar las de uso más común y los protocolos más convencionales para integrarlos. Además hay muchos escollos técnicos que debemos superar para lograr que los drones y las cámaras corporales puedan transmitir vídeo a los teléfonos móviles». «Las redes de telefonía móvil 5G mejorarán aún más las funcionalidades de los teléfonos inteligentes, permitirán que se transmitan con mayor rapidez y seguridad un mayor número de datos y posibilitarán conectar al unísono más dispositivos como, por ejemplo, sensores y otros dispositivos inteligentes», matiza Peleg.

Pruebas y comercialización

El sistema se probó en Europa con un cliente de un organismo policial intergubernamental como socio de diseño. «A veces, seis agencias diferentes participaban en la misma operación y todo tenía que estar listo en un plazo de una a dos horas», comenta Peleg al referirse a los diferentes protocolos y procedimientos nacionales y de las agencias que tenían que integrarse en una única plataforma. «Esta tarea de integración no se podía abordar con ningún programa comercial y constituyó uno de los grandes retos a resolver». La financiación del proyecto también permitió a la empresa estudiar las perspectivas del mercado, lo que dio lugar a casi una docena de nuevos socios en Europa y Asia. La empresa quiere ampliar su mercado al incluir la geolocalización en espacios interiores. «Actualmente la plataforma funciona con la localización por GPS y se utiliza principalmente en espacios exteriores. Pero dentro de un edificio es necesario saber exactamente en qué habitación o en qué piso se encuentra una persona», señala Peleg.

Palabras clave

CoP1stRespond, emergencia, comunicación, seguridad, teléfono inteligente, codificación, teléfono móvil, cámara corporal, cámara, 5G, drones, internet de las cosas, «walkie-talkie»

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación