Skip to main content

Capacitive Identification Tokens

Article Category

Article available in the folowing languages:

La tecnología lleva la comunicación inalámbrica a millones de objetos cotidianos

La mayoría de los europeos tienen acceso a un dispositivo táctil conectado, como un teléfono inteligente o una tableta. Una iniciativa de la Unión Europea (UE) ha desarrollado una nueva generación de etiquetas inalámbricas llamadas «token» capacitivos que ofrecen una innovación revolucionaria para la tecnología de pantallas táctiles.

Economía digital
Seguridad

Los «token» capacitivos interactúan con dispositivos y lectores con pantalla táctil. Los objetos —en este caso, los «token» capacitivos— son etiquetas finas y flexibles de óxido metálico que se pueden integrar en productos de papel y plástico como entradas, documentos certificados y tarjetas de pago. «Esta tecnología tiene un potencial extraordinario», observa Marco Dehouwer, coordinador del proyecto en Cartamundi, un importante fabricante de juegos de cartas y de mesa belga que está coordinando el proyecto CAPID, financiado con fondos europeos. Los «token» capacitivos pueden interactuar con más de cuatro mil quinientos millones de teléfonos móviles en uso en todo el mundo, así como con la gran cantidad de pantallas táctiles que ya se están integrando en coches, máquinas de café, máquinas expendedoras y otros objetos cotidianos.

Una forma de comunicación única y segura

El equipo de CAPID desarrolló un sistema a través del cual una etiqueta diminuta y flexible se inserta en un objeto. Después, este objeto, que podría ser tan pequeño como una tarjeta o una etiqueta, se puede identificar al colocarlo sobre una pantalla táctil. Las etiquetas envían una señal dinámica a los dispositivos de lectura, lo que permite identificar y ubicar productos de gran volumen a bajo coste. La conexión a internet se establece simplemente colocando el objeto etiquetado sobre la pantalla táctil. Cada «token» capacitivo tiene su propio identificador. Un número de etiquetas potencialmente grande, todas ellas identificables, permitirá crear códigos únicos para cualquier producto. Las pequeñas antenas capacitivas se fabrican directamente en los chips como parte del proceso de fabricación de los mismos. El resultado es una etiqueta simple y a un coste muy bajo, ya que no es necesario utilizar antenas externas ni se requiere ningún procedimiento de montaje. La nueva etiqueta se basa en la tecnología de transistores de películas finas y está alimentada por una batería de película delgada o por una célula fotovoltaica de película fina que transforma la luz de la pantalla táctil. La etiqueta capacitiva de identificación de película fina de 12 bits alcanza una tasa de transferencia de datos de hasta 36 Bps y requiere una tensión de alimentación de 0,6 V compatible con dispositivos con pantalla táctil disponibles en el mercado sin que sea necesario hacer ninguna modificación. El circuito integrado flexible de película delgada cuenta con una antena monolítica de 0,8 cm2 integrada en el chip y absorbe solo 38 nW de potencia con una tensión de alimentación de 600 mV. El equipo del proyecto creó nuevos procesos para adaptar mejor la fabricación y la integración del chip en los productos de papel. Esto reducirá el coste de los productos de papel conectados. Gracias al coste ultrabajo previsto de menos de un céntimo, las etiquetas ofrecen una solución para marcar billones de objetos cotidianos. Los lectores serán dispositivos con pantalla táctil existentes, por lo que los usuarios no tendrán que adquirir «hardware» nuevo, hacer reconfiguraciones importantes ni gastos adicionales.

Una revolución para los productos de papel con electrónica integrada

«Si se compara con las soluciones estándar de identificación por radiofrecuencia o de comunicación de campo cercano, nuestra etiqueta está preparando el camino para muchas aplicaciones nuevas, ya que aprovecha la amplia disponibilidad de lectores con pantalla táctil, que, en el caso de los lectores de comunicación de campo cercano, es limitada», explica Kris Myny, científico principal y jefe del equipo de I+D en imec, empresa socia del proyecto y centro de I+D+i a escala mundial en nanoelectrónica y tecnologías digitales. Tal como señala Myny, están probando el sistema de etiquetas y el método de comunicación utilizando diferentes pantallas táctiles de varias marcas, incluidas Apple, Samsung y Huawei. «Gracias a la funcionalidad única de CAPID, somos capaces de crear las cartas del futuro, difuminar así los límites entre lo digital y lo físico y ofrecer nuevas experiencias de juego para futuras generaciones», concluye Dehouwer.

Palabras clave

CAPID, etiqueta, pantalla táctil, token capacitivo, lector, chip

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación