Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Una nueva herramienta de evaluación de la integridad estructural de las tuberías submarinas

Cada vez es más urgente ampliar la vida útil de los activos en alta mar y retrasar su costoso desmantelamiento eliminando al mismo tiempo el riesgo de fallos catastróficos. Un proyecto financiado con fondos europeos responde a estas demandas con un sistema de ensayo automatizado, preciso, rápido y rentable.

Tecnologías industriales
Energía

Las inspecciones submarinas son muy complejas ya que las aguas profundas constituyen un entorno operativo adverso caracterizado una alta presión, bajas temperaturas y espacios sumamente peligrosos. Hasta hace poco, los buzos llevan a cabo la inspección de estructuras submarinas, como los oleoductos. Sin embargo, debido a problemas de salud y seguridad, la escasez de buzos capacitados y el coste (en términos de tiempo y dinero), las empresas petroleras y gasísticas —animadas por las autoridades reguladoras— han reducido significativamente el número de operaciones con buzos. En cambio, ahora prefieren alquilar o comprar vehículos teledirigidos submarinos (ROV, por sus siglas en inglés) equipados con sistemas de ensayos no destructivos (END) para realizar operaciones de inspección. El proyecto VERNE desarrolló una herramienta metodológica de END diseñada para adaptarse a una gama de ROV subacuáticos y que combina dos tecnologías complementarias de alta gama. Dichas tecnologías son los ensayos ultrasónicos de largo alcance (LRUT, por sus siglas en inglés), que permiten obtener una capacidad de escaneo de largo alcance en ambas direcciones desde el punto de inspección, y un conjunto de sondas ultrasónicas de onda transversal a incidencia normal (UNPA, por sus siglas en inglés), para recopilar información topográfica detallada en la caracterización de defectos.

Tecnología avanzada

La herramienta metodológica de END es ligera y compacta y consiste en un sistema modular que combina una abrazadera, un sistema hidráulico y un receptáculo que contiene los componentes electrónicos. El sistema VERNE puede conectarse fácilmente al ROV a través de un cable de Ethernet y una manivela de aleta estándar montada en la parte superior de la abrazadera, que se ajusta al brazo manipulador del ROV. Usando las tecnologías de END LRUT y UNPA, el sistema VERNE detecta corrosión y daños materiales en tuberías submarinas y predice la probabilidad de fallos con mucha anticipación. La herramienta de inspección se sujeta a la superficie de la tubería y usa LRUT para localizar fallos en la tubería hasta 100 m a ambos lados del punto de inspección. Una vez que se ha detectado un defecto, la abrazadera se vuelve a colocar en el punto del defecto y el UNPA lo caracteriza en detalle. Las tecnologías de VERNE permiten examinar las superficies externas e internas de las estructuras sin tener que eliminar recubrimientos anticorrosivos o bioincrustaciones. «Esto se traducirá en un ahorro de costes significativo para los propietarios de los activos y ofrecerá una ventaja competitiva clave para los proveedores de servicios submarinos», dice Knut Glorvigen, director de comercialización de VERNE en la pyme noruega Dacon.

Ahorro de costes

Las tecnologías integradas y desarrolladas durante este proyecto incluyen transductores y sondas adaptados para operaciones en entornos marinos con capacidades de procesamiento para transmitir señales fuertes en el agua de mar, la transmisión de datos a la superficie y métodos avanzados de operación remota. «El sistema VERNE ofrece una velocidad de inspección y precisión mucho mayores en comparación con otros sistemas, lo que proporciona a los clientes objetivo un método para una gestión más eficiente de sus activos submarinos», explica Glorvigen. El mercado potencial del sistema VERNE incluye la inspección en servicio y la inspección convencional como parte del mantenimiento en el marco de la gestión de la integridad de activos. «Reducir los costes de inspección es complicado debido a problemas de salud y seguridad. Por lo tanto, VERNE puede aportar importantes ahorros de costes gracias al despliegue actual, que requiere solo un pequeño ROV en vez de un buque con su correspondiente tripulación», comenta Glorvigen. «De esta manera, VERNE puede reemplazar las tecnologías existentes». Si bien la industria petrolera y gasística constituye el principal mercado objetivo de VERNE, y en concreto el mercado de la inspección submarina, no cabe duda de que existen otros campos de aplicación secundarios en el sector de las energías renovables. VERNE será muy beneficioso para el mercado submarino de petróleo y gas. «VERNE tendrá, por lo tanto, aplicaciones potenciales en una amplia gama de industrias, incluido el mercado de desmantelamiento de instalaciones petroleras y gasísticas, industrias eólicas en alta mar y el transporte terrestre de petróleo y gas», concluye Glorvigen.

Palabras clave

VERNE, submarino, tubería, petrolera y gasística, ROV, END, LRUT, integridad estructural, conjunto de sondas ultrasónicas de onda transversal a incidencia normal

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación