Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Una forma menos estresante de supervisar el eritema en perros

Un nuevo dispositivo portátil permite supervisar fácilmente la piel de un perro para detectar el eritema, el signo revelador de una enfermedad subyacente. El resultado es un perro más sano y feliz.

Investigación fundamental

Más de la mitad de los hogares europeos conviven con un perro, pero tener un perro conlleva una responsabilidad y, a menudo, esta incluye llevarlo al veterinario. Según Blaž Cugmas, investigador de la Universidad de Letonia y coordinador del proyecto DogSPEC, financiado con fondos europeos, cinco de las diez razones más comunes de las consultas a un veterinario están relacionadas con el eritema, término que hace referencia al enrojecimiento de la piel. «La supervisión del eritema cutáneo a lo largo del tiempo constituye una herramienta de diagnóstico fundamental. Desafortunadamente, el pelaje de los perros dificulta la observación de este enrojecimiento y, actualmente, no existe un método para estimar de manera objetiva la magnitud del eritema», comenta Cugmas. El objetivo del proyecto DogSPEC, que contó con el apoyo de las Acciones Marie Skłodowska-Curie, es dar un vuelco a esta situación mediante el desarrollo de un dispositivo de imagen multiespectral portátil y barato para supervisar la piel del perro a fin de detectar el eritema.

Herramientas nuevas e innovadoras

Las técnicas biofotónicas, como las cámaras, los pulsioxímetros y los termómetros infrarrojos, se usan regularmente en la medicina humana, pero muy raramente en las ciencias veterinarias. Cugmas explica: «Los perros tienen mucho pelo y su piel está muy pigmentada, por lo se debe colocar un pulsioxímetro en su lengua para supervisar la frecuencia cardíaca y la saturación de oxígeno en sangre. Dado que esto solo se puede hacer cuando el animal está inconsciente, investigamos formas para tomar medidas en puntos como las patas o la cola, ya que estas no requieren que el perro esté anestesiado». Para tomar estas medidas, el equipo interdisciplinar del proyecto desarrolló varias herramientas nuevas e innovadoras para reemplazar el uso de la evaluación visual del eritema. Una de estas herramientas es un dispositivo multiespectral que emplea luz del infrarrojo cercano que, a través de un teléfono inteligente, puede detectar picos de absorción adicionales de la hemoglobina. El proyecto trabajó asimismo en el diseño de un dispositivo para la obtención multimodal de imágenes multiespectrales de fluorescencia y luz visible y datos multiespectrales en el infrarrojo cercano. Este dispositivo, que también funciona con un teléfono inteligente, ofrece una estimación de la magnitud del eritema mediante el cálculo de un índice de eritema.

Descubrir nuevas formas de aplicar técnicas médicas humanas a las ciencias veterinarias

El proyecto DogSPEC logró identificar nuevos puntos para tomar medidas con un pulsioxímetro en perros despiertos. «Desarrollamos un dispositivo óptico asequible y fácil de usar que utiliza un teléfono inteligente y dermatoscopio para realizar cálculos objetivos de la magnitud del eritema», agrega Cugmas. «En conjunto, estos logros supondrán una mejor atención veterinaria y, lo que es más importante, beneficiarán a los perros gracias una forma menos estresante de utilizar técnicas ya consolidadas». El equipo del proyecto recibió recientemente dos becas de investigación locales para continuar su trabajo. «Estoy seguro de que en dos o tres años tendremos resultados aún más útiles sobre el uso de la biofotónica en ciencias veterinarias, lo que mejorará la práctica veterinaria y salud animal», concluye Cugmas.

Palabras clave

DogSPEC, perro, eritema, veterinario, imagen multiespectral, técnicas biofotónicas, pulsioxímetro, ciencias veterinarias

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación