Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Eliminar el dolor de los controles de glucemia

Una empresa de tecnología médica está desarrollando un método que hace que controlar los niveles de glucosa sea tan fácil como tomarse la huella digital.

Salud

La diabetes, que afecta a 415 millones de personas en todo el planeta, constituye simple y llanamente una crisis sanitaria mundial. También es un problema cada vez mayor, pues se prevé que este número aumente a 642 millones de aquí a 2040. Aunque la diabetes no puede curarse, puede controlarse gracias a mantener el equilibrio de la insulina, la dieta y el ejercicio. El método por excelencia para controlar la diabetes es el autocontrol de la glucemia, que suele ser más conocido como punción en el dedo. Huelga decir que este proceso es desagradable e incómodo, por lo que muchos diabéticos no lo llevan a cabo, a expensas de su propio bienestar. RSP Systems, una empresa danesa de tecnología médica, tiene como objetivo establecer unas nuevas normas asistenciales en la gestión de la diabetes. Para ello, han desarrollado GlucoBeam, el primer sistema de control la glucemia no invasivo del mundo. Ahora, gracias a la financiación de la Unión Europea, este dispositivo revolucionario está un paso más cerca de su comercialización. Stefan Ovesen Banke, asesor especial y fundador de RSP Systems, afirma: «RSP ha pasado los últimos quince años desarrollando un dispositivo clínicamente probado para medir la glucemia de una manera totalmente indolora. Una vez en el mercado, GlucoBeam revolucionará la autogestión de la diabetes».

Niveles de glucosa en sesenta segundos o menos

La genialidad de GlucoBeam reside en su facilidad de uso. Según explica Banke: «Todo lo que tiene que hacer el diabético es situar la base de su pulgar en la almohadilla del dispositivo. ¡Es tan sencillo como tomar la huella dactilar!». Con el pulgar colocado, el dispositivo emite un láser en la piel. Este láser recopila y analiza el espectro Raman de las moléculas de glucosa encontradas en líquidos intersticiales. Entonces, en menos de un minuto, la pantalla muestra la glucemia. «Al permitir a los diabéticos comprobar con precisión su glucemia en menos de sesenta segundos y tan a menudo como deseen, les damos la capacidad de gestionar su tratamiento y minimizar el riesgo de complicaciones severas», añade Banke.

De prototipo a dispositivo del tamaño de una fiambrera

Aunque RSP Systems había desarrollado un dispositivo viable, no invasivo y clínicamente probado para el autocontrol de la glucemia, tenía casi el tamaño de un tablero, lo que no es muy práctico para su uso en casa. «Para comercializar GlucoBeam, tuvimos que desarrollar un dispositivo más pequeño y práctico y garantizar la conectividad para permitir una transferencia de datos sencilla», destaca Banke. Y en este aspecto es donde intervinieron los fondos europeos. Los investigadores dedicaron muchos esfuerzos al diseño de un sistema óptico que tuviera la menos huella de carbono posible, pero sin comprometer las especificaciones que ya habían demostrado funcionar bien. El dispositivo miniaturizado demostró su funcionamiento en dos investigaciones clínicas exploratorias ambulatorias en las que ofreció un nivel de precisión a la par con los glucómetros que hay actualmente en el mercado. Banke explica: «Gracias al apoyo de la financiación europea, pudimos transformar nuestro prototipo en un sistema portátil del tamaño de una fiambrera. El proyecto también nos ayudó a realizar la investigación de mercado necesaria para competir con éxito en el multimillonario mercado del control de glucemia en la diabetes». Banke dice estar seguro de que el dispositivo estará en el mercado en 2022 y que se garantizarán patentes y financiación adicionales en un futuro próximo.

Palabras clave

GlucoBeam, control de glucemia, tecnología médica, glucosa, diabetes

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación