Skip to main content

ARTIFICIAL INTELLIGENCE ENHANCEMENT OF SURGICAL TECHNOLOGY FOR THE REDUCTION OF HUMAN BEHAVIOUR-RELATED SURGICAL ACCIDENTS

Article Category

Article available in the folowing languages:

Un menor riesgo de errores quirúrgicos

Una nueva tecnología se propone reducir el riesgo de errores quirúrgicos mediante una combinación de sistemas de neuromonitorización intraoperatoria e inteligencia artificial.

Economía digital
Salud

Los errores humanos son uno de los principales factores de riesgo quirúrgico. De hecho, según un estudio publicado en 2019 en JAMA Network Open, más de la mitad de los contratiempos durante las operaciones quirúrgicas fueron provocados por errores humanos y más de la mitad de ellos eran de tipo cognitivo. Dado que el nivel de formación y confianza están directamente relacionados con los resultados quirúrgicos, el proyecto financiado con fondos europeos BESAFE se propone mejorar las tecnologías quirúrgicas. Para ello, está utilizando la inteligencia artificial (IA) para identificar y comunicar procedimientos de alto riesgo basándose en un análisis en tiempo real de los patrones conductuales del usuario. El objetivo específico del proyecto era reducir el riesgo de accidentes intraoperatorios mediante un programa informático complementario que integra la IA en los sistemas de neuromonitorización intraoperatoria. Dichos sistemas son dispositivos quirúrgicos que avisan a los cirujanos cuando se están dañando los nervios y, así, les permiten modificar rápidamente el procedimiento y evitar daños irreversibles.

Aprender del comportamiento individual

BESAFE aprovecha el trabajo realizado por el proyecto IBSEN FET, financiado con fondos europeos, que desarrolló herramientas de IA basadas en algoritmos de aprendizaje automático sin supervisión para detectar patrones en la toma de decisiones humana. Al integrar la IA desarrollada durante el proyecto IBSEN FET en el programa informático de BESAFE, el proyecto espera evitar accidentes quirúrgicos. «El objetivo es que el programa informático aprenda del comportamiento individual mediante sistemas de neuromonitorización intraoperatoria y los resultados de las operaciones quirúrgicas», comenta un portavoz del proyecto. «Después aprovechará estos conocimientos para detectar automáticamente acciones de alto riesgo entre los miembros del equipo quirúrgico cuando están en quirófano». BESAFE es único porque observa las acciones del usuario en la pantalla táctil del sistema para valorar la probabilidad de accidentes provocados por errores humanos mediante la tecnología de neuromonitorización intraoperatoria.

Abrir la puerta a nuevas oportunidades

El concepto de BESAFE se evaluó mediante una réplica de la aplicación. A partir de esta evaluación, los investigadores confirmaron que al integrar la IA en una interfaz de usuario para pantalla táctil se puede distinguir entre usuarios que actúan con una carga cognitiva inadecuada y aquellos que están excesivamente estresados o insuficientemente formados. «Cuando una persona utiliza la pantalla táctil siguiendo ciertos patrones, el módulo de programa informático mejorado con IA lo reconoce como un riesgo elevado y propone medidas correctivas para anticipar y evitar accidentes», añade el portavoz del proyecto. Basándose en estos resultados positivos, los investigadores han desarrollado un completo plan de negocios para la comercialización de la tecnología. «Este proyecto abrió la puerta a nuevas oportunidades, no solo desde el punto de vista industrial, sino también como una línea de investigación interesante en el ámbito académico», concluye el portavoz. «Ya hemos allanado el camino hacia un producto final y, cuando lo completemos, lograremos mejorar el bienestar de los pacientes».

Palabras clave

BESAFE, neuromonitorización intraoperatoria, inteligencia artificial, IA, operaciones quirúrgicas, cirujanos, aprendizaje automático

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación