Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Partes interesadas locales vigilan la dinámica amazónica social y ambiental

La transformación de la tierra en la selva amazónica tiene un efecto devastador en el delicado equilibrio implicado en la regulación climática local y mundial. Un innovador observatorio vigilará y evaluará las interacciones dinámicas entre las sociedades y los entornos amazónicos para el desarrollo de una política más apropiada que restaure la armonía.

Sociedad

Aunque se están debatiendo los mecanismos, el impacto de la deforestación en la regulación climática es demasiado evidente en fenómenos meteorológicos extremos, como las sequías e inundaciones de la última década. Lo que es más concreto es el efecto de dichos cambios en las poblaciones humanas, en especial en las comunidades pobres más vulnerables. Las estrategias de mitigación de la pobreza del Gobierno brasileño no logran sus objetivos, ya que las poblaciones más rurales tienen poco acceso a las políticas públicas. Para corregir esta deficiencia, se necesitan metodologías y herramientas que perfecciones los planes para integrar las dimensiones social, ambiental, político-económica y de salud humana de dichas políticas.

Las comunidades pueden liderar su propio futuro

El proyecto ODYSSEA, basándose en anteriores iniciativas bilaterales de investigación, ha reunido a investigadores experimentados internacionales y brasileños para lograr este objetivo. «Queríamos desarrollar una metodología sistemática para la creación de un observatorio en la Amazonia. Queríamos ser útiles para la sociedad y combinamos la observación con métodos participativos», enfatiza Marie Paule Bonnet, coordinadora del proyecto. Emilie Coudel, la otra coordinadora de ODYSSEA, añade a la declaración de su compañera: «Muchos países europeos, como Francia, Reino Unido y Austria, han tenido proyectos de colaboración con los brasileños durante unos treinta años. El objetivo básico era reforzar estas redes, así como integrar las diferentes redes europeas». Al hacerlo, tenían que utilizar de verdad los resultados, no solo dar los datos a las personas vulnerables, y ponerlos al servicio de la sociedad, creando así una «ciencia ciudadana» que empoderase a las organizaciones de base. El principal hilo conductor del observatorio es el estudio de las relaciones entre las sociedades y sus entornos y cómo las debilidades emergentes debidas a la destrucción del entorno causarían que la sociedad fuera más vulnerable y el impacto en el medio ambiente. La utilización de datos científicos ayudará las poblaciones a que se adapten a los cambios y a que rompan este círculo vicioso.

Separar los mitos de la realidad

Más de cien investigadores de esta iniciativa, financiada por el programa Marie Skłodowska-Curie contribuyeron a un rango de tipos de datos formidable. La información recopilada, básicamente multidisciplinar, recae en dos ámbitos: de los datos científicos de la vigilancia por satélite y, a continuación, de las entrevistas con los agentes clave. «Por poner un ejemplo, capacitamos a veinte jóvenes agricultores para que recopilasen información sobre contaminación por plaguicidas, agroecología», comenta Coudel. Los resultados desmintieron el mito de que los pequeños productores y las comunidades están desapareciendo ya que demostraron claramente que están creciendo, pero que se están transformando.

Creación de confianza y demanda de la investigación necesaria

Poco a poco, los investigadores de ODDYSEA construyeron una idea de su punto de vista y de cómo trabajar en pos de su futuro ideal con la confianza como su componente básico de la investigación participativa. El desarrollo de la noción de lo que las comunidades esperan de la investigación fue un proceso largo, inmediatamente seguido por una rápida recopilación de datos. Coudel explica: «Si llegas y dices: "¿Qué quieres investigar?", la gente no lo sabe. El proyecto colaboró con organizaciones desde el mismo inicio para evitar justo esto». Con respecto al futuro, Bonnet señala: «ODYSSEA ha sido un proyecto de cuatro años y, como investigación participativa, no se puede detener, debe continuar». Coudel concluye: «Es importante que los científicos intenten conectar de nuevo con la sociedad. Después, esta forma parte de sus vidas y pueden cambiar sus medios de subsistencia para mejor».

Palabras clave

ODYSSEA, observatorio, medio ambiente, Amazonia, brasileña, regulación climática, transformación del suelo, selva amazónica, sociedades amazónicas, mitigación de la pobreza, ciencia ciudadana

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación