Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

El ensayo clínico de un novedoso fármaco para el tratamiento de enfermedades inflamatorias oculares genera resultados positivos

Unos investigadores financiados con fondos europeos, y cuyo objetivo es un futuro sin esteroides, están probando un nuevo colirio diseñadas para reprogramar el sistema inmunitario de quienes padecen enfermedades inflamatorias oculares.

Salud

Las enfermedades inflamatorias oculares afectan a la parte anterior y posterior del ojo, lo que provoca pérdida de visión y ceguera. Durante más de cincuenta años, el tratamiento de las inflamaciones oculares no infecciosas se ha basado generalmente en los corticoesteroides. Sin embargo, los esteroides alivian los síntomas, pero no tratan la enfermedad en sí. Es más, su uso a largo plazo también plantea riesgos graves de salud. Para ayudar a cientos de millones de personas de todo el mundo que sufren enfermedades inflamatorias oculares, los investigadores de la empresa Tarsius Pharma, coordinadora del proyecto, han desarrollado nuevos tratamientos que combaten la enfermedad en lugar de solo mejorar los síntomas. Esto ha sido posible mediante una molécula patentada de inspiración biológica que reprograma el sistema inmunitario y que altera el mecanismo autoinmunitario responsable de la enfermedad. Los investigadores de Tarsius Pharma, con el apoyo del proyecto TRS, financiado con fondos europeos, están realizando ensayos clínicos para probar la seguridad y eficacia de su nuevo fármaco. En una noticia reciente publicada en el sitio web «PR Newswire», el equipo del proyecto anunció los resultados de un ensayo de su colirio TRS01 para el tratamiento de la uveítis anterior no infecciosa activa. La uveítis, que es la inflamación de la úvea, la capa intermedia del tejido que rodea al ojo, es la enfermedad inflamatoria ocular más común.

Resultados del ensayo

Dieciséis voluntarios con uveítis anterior no infecciosa activa participaron en el ensayo clínico de fase I/II aleatorizado, con ocultación doble y controlado que comparó dos dosis diferentes de TRS01. Tal y como se indica en la noticia, los resultados del ensayo «demostraron una mejora significativa en mediciones críticas como las células de la cámara anterior (CCA), la reducción del dolor y la mejora de la agudeza visual». En unos pocos casos se apreciaron mejores resultados con la dosis más alta del fármaco. Además, tanto la administración de la dosis alta como de la dosis baja produjeron una reducción de la presión intraocular en comparación con los esteroides. «Los resultados de este ensayo clínico con TRS01 son verdaderamente impresionantes, y sugieren un progreso significativo hacia el desarrollo de una nueva clase de tratamientos oculares de importancia clínica: agentes antiinflamatorios tópicos con una eficacia, al menos, igual a la de los corticoesteroides, pero sin ninguno de los efectos secundarios conocidos asociados a los corticoesteroides», comentó el Dr. Ron Neumann, director de mercadotecnia de Tarsius Pharma. Mediante su investigación, el equipo del proyecto aspira a ofrecer a los pacientes un tratamiento seguro y duradero. «Los resultados del estudio nos acerca un paso más a nuestro objetivo de salvar la vista de pacientes con glaucoma uveítico, quienes no disponen en la actualidad de un tratamiento aprobado para esta enfermedad devastadora», afirmó la Dra. Daphne Haim-Langford, directora general de Tarsius Pharma, en la misma noticia. Los planes futuros del proyecto TRS (A paradigm change in the treatment of blinding ocular diseases) incluyen ensayos clínicos de su fármaco TRS02, administrado por inyección intravítrea. TRS02 se utilizará para tratar enfermedades oculares como el edema macular diabético, la uveítis intermedia o posterior, la panuveítis y la degeneración macular seca asociada a la edad. Para más información, consulte: Sitio web del proyecto TRS

Palabras clave

TRS, enfermedad inflamatoria ocular, uveítis, TRS01, enfermedad ocular

Artículos conexos