Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Europa promueve sus vínculos con los Estados Unidos para impulsar los conocimientos técnicos en materia de ciberseguridad

Los conocimientos técnicos de investigación en materia de ciberseguridad están fragmentados y no se intercambian. Para que Europa se mantenga a la vanguardia de esos conocimientos, es necesario que fomente la colaboración con instituciones de primer orden en los Estados Unidos.

Economía digital
Seguridad

A lo largo de los años, Europa ha creado varios centros de investigación de renombre mundial en materia de seguridad de sistemas, con un importante seguimiento de las publicaciones y la repercusión de la innovación. A pesar de ello, en términos numéricos, la mayoría de los grupos de investigación principales pertenecen a los Estados Unidos. La capacidad de colaborar con ellos supondrá un tremendo impulso para la capacidad de investigación europea en materia de seguridad y privacidad.

Ayudar a fortalecer el ecosistema de investigación europeo

Para abordar esta cuestión, en el proyecto PROTASIS, financiado con fondos europeos, se fomentó la cooperación transatlántica entre las principales instituciones europeas y estadounidenses en materia de investigación sobre ciberseguridad. También se fortaleció la colaboración entre grupos de investigación. Según comenta Evangelos Markatos, coordinador del proyecto: «Esto se logró mediante intercambios internacionales e intersectoriales de investigadores dentro de una red de centros de investigación de excelencia que se extiende a ambos lados del Atlántico. Hicimos posible que prometedores investigadores noveles pudieran fusionar los conocimientos y conexiones de sus instituciones “de origen” con otras instituciones preeminentes de Europa y los Estados Unidos». Markatos continúa: «PROTASIS empodera a una nueva generación de investigadores europeos para abordar los principales problemas de la ciberseguridad». Entre esos problemas figura el desarrollo de nuevas formas de proteger las aplicaciones contra ataques e intrusiones, el tratamiento de las fugas de datos sensibles y los aspectos de la privacidad, el estudio de defensas asistidas por «hardware» y la concentración en el próximo internet de las cosas (IdC) y los sistemas incorporados conexos. Los socios del proyecto llevaron a cabo investigaciones sobre una amplia gama de problemas actuales de ciberseguridad. Examinaron cuestiones de privacidad y seguridad relacionadas con la publicidad y el seguimiento web, así como cuestiones más amplias de privacidad y anonimato en la web. Otro gran conjunto de investigaciones se ocupó de los sistemas ciberfísicos y los problemas de seguridad del IdC, en particular en ámbitos críticos como la seguridad de los automóviles y la industria 4.0. También se dedicaron muchos esfuerzos a la investigación en seguridad ofensiva, el desarrollo de nuevas técnicas de ataque, prestando especial atención a los ataques contra la seguridad móvil y el «hardware», nuevos mecanismos de aprovechamiento y los correspondientes métodos de protección de la seguridad.

Fortalecimiento de una red paneuropea de excelencia investigadora

Además, el equipo de PROTASIS mejoró la innovación y los conocimientos técnicos europeos en materia de ciberseguridad mediante la colaboración y la transferencia de conocimientos. En total, se realizaron veinte estancias presenciales entre el mundo académico y la industria o entre el consorcio del proyecto y equipos punteros mundiales en prestigiosas universidades estadounidenses, entre ellas el Instituto Tecnológico de Massachusetts y la Universidad de Columbia. El trabajo se centró en tres pilares principales: los ciberataques, la privacidad y las defensas. Esos esfuerzos contribuirán al auge de la industria europea de la ciberseguridad, y apoyarán en última instancia el crecimiento y la competitividad de la economía de la Unión Europea. Otro beneficio tangible muy importante fue la creación de vínculos duraderos entre grupos de investigación europeos y estadounidenses. La mayoría de estos intercambios han generado publicaciones en curso y han dado lugar a un trabajo conjunto. Markatos concluye: «PROTASIS debería ayudar a los ciudadanos europeos a recuperar su confianza en el ciberespacio, que se ha visto muy cuestionada en los últimos años. Al desarrollar herramientas y métodos que protegen aplicaciones y dispositivos comunes, las personas tendrán más fe en los sistemas que utilizan constantemente, al tiempo que abordan sus preocupaciones sobre la protección de los derechos humanos fundamentales». Esta investigación se llevó a cabo con el apoyo de las Acciones Marie Skłodowska-Curie.

Palabras clave

PROTASIS, seguridad, ciberseguridad, privacidad, Estados Unidos, investigador, centro de investigación, defensa

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación