Skip to main content

Hydrological processes on late Mars: water under the telescope and under the microscope

Article Category

Article available in the folowing languages:

La geología desvela secretos sobre el acuoso pasado de Marte

Unos hallazgos geológicos sugieren que las aguas superficiales en Marte existieron durante un largo periodo de tiempo. Eso podría tener importantes consecuencias para hallar rastros de vida y futuras áreas de aterrizaje.

Espacio

Aunque pueden haber desaparecido todos los cuerpos líquidos en la superficie de Marte, las pruebas sobre un pasado acuoso están grabadas en el planeta. «A partir de principios de los años setenta del siglo pasado, los científicos descubrieron valles y canales extendidos por miles de kilómetros», explica Francesco Salese, beneficiario de una beca posdoctoral Marie Skłodowska-Curie, quien trabajó en el proyecto WET MARS en la Facultad de Geociencias de la Universidad de Utrecht (los Países Bajos). «Dichos hallazgos cambiaron totalmente cómo imaginábamos Marte». Los descubrimientos recientes también muestran que se conserva agua debajo de la superficie, cerca de los polos. Asimismo, se almacena en forma de hielo y en abundantes materiales ricos en agua, como minerales arcillosos y sulfatos.

Recrear un Marte húmedo

Basándose en dichos hallazgos, el proyecto WET MARS quería reconstruir las condiciones que en su día existieron en Marte y comprender mejor el ciclo hidrogeológico que produjo los complejos sistemas de canales encontrados en la superficie del planeta. Esta investigación se llevó a cabo con el apoyo de las Acciones Marie Skłodowska-Curie. Los datos orbitales permitieron al equipo del proyecto examinar, mediante detallados análisis arquitectónicos de alta resolución, un gran afloramiento (de 1 500 m por 200 m) en el planeta, y realizar interpretaciones paleoambientales basadas en pruebas de estratigrafía sedimentaria. Salese también participó en experimentos en la Universidad de Utrecht usando subsuelo congelado y modelización numérica. Esto le permitió elaborar nuevas hipótesis sobre cómo se formaron los sistemas fluviales tardíos de Marte, así como sobre el papel de la erosión mecánica y térmica. «A partir de todo ello pude identificar algunas de las dinámicas de fluidos relacionadas con los depósitos fluviales marcianos», afirma. «A partir del gran afloramiento de sedimentos siliciclásticos en Marte, descubrí la primera prueba de ríos extensos conservada en la cara visible de un acantilado». El proyecto también permitió al equipo calcular la esperanza de vida mínima de lo que una vez fue el delta de Jezero, una región de Marte que será el área de aterrizaje del róver Perseverance de la NASA, previsto para principios de 2021.

Dar vida a Marte

El proyecto WET MARS ha ayudado a dar vida al lejano pasado de nuestro planeta vecino. «Las pruebas que encontramos apuntan a periodos del pasado de Marte con descargas de agua prolongadas», añade Salese. «Ello es compatible con un ciclo hidrológico basado en la precipitación de hace 3 700 millones de años». Esta conclusión concuerda con argumentos previos sobre la presencia prolongada de agua en la superficie de Marte. Salese demostró que la sedimentación fluvial constante, donde se deposita el material transportado por los ríos, también tuvo lugar hace 3 700 millones de años. «Dichos ríos de caudales constantes necesitarían un entorno capaz de mantener grandes volúmenes de agua durante largos periodos de tiempo», agrega Salese. «Eso concuerda más con un cambio climático más lento, y concuerda menos con fenómenos hidrológicos catastróficos». Salese cree que las pruebas sobre un paisaje acuoso longevo podrían ser fundamentales para nuestra búsqueda de vida antigua en el planeta. «Nuestros resultados podrían ayudar a las misiones planetarias a entender mejor la actividad fluvial y su duración en Marte», afirma Salese. «Por ejemplo, los equipos del róver Perseverance de la NASA y del róver Rosalind Franklin de la AEE tendrán una idea más clara sobre qué buscar. Eso podría incrementar la probabilidad de encontrar rastros de vida». Una vez finalizado el proyecto WET MARS, Salese pretende continuar sus estudios sobre geología sedimentaria terrestre y marciana. «Este proyecto ofreció una oportunidad única para analizar cuidadosamente Marte», destaca. «Espero que lo que hemos hecho sirva para enfatizar aún más la importancia de la geología en la exploración planetaria. No se puede ser un buen geólogo planetario sin antes ser un buen geólogo terrestre».

Palabras clave

WET MARS, Marte, planeta, geología, hidrogeológico, sedimentario, NASA, AEE

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación