Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

La vitamina D y los ácidos grasos omega-3 podrían ayudar a las personas mayores a combatir el coronavirus y otras infecciones

¿Cómo podemos evitar enfermedades en la vejez? Un ensayo respaldado por la Unión Europea ha investigado los efectos de la vitamina D, los ácidos grasos omega-3 y el ejercicio físico en casa sobre la salud de las personas mayores.

Salud

Todos hemos leído u oído hablar de los beneficios para la salud de la vitamina D, los ácidos grasos omega-3 y el ejercicio físico. Debido al rápido envejecimiento de la población europea, cada vez es más importante saber si esas tres estrategias son eficaces para mejorar la salud de las personas mayores. A fin de responder a esta pregunta, el proyecto DO-HEALTH ha estudiado el impacto de la vitamina D, los ácidos grasos omega-3 y un programa de entrenamiento de fuerza en adultos relativamente sanos de 70 años o más. El estudio ha sido publicado en la revista «Journal of the American Medical Association».

El mayor estudio europeo sobre la vejez

El estudio DO-HEALTH, liderado por Heike Bischoff-Ferrari, profesora de Medicina Geriátrica e Investigación sobre el Envejecimiento en la Universidad de Zúrich, entidad coordinadora del proyecto, incluyó 2 157 participantes de cinco países europeos: Alemania, Austria, Francia, Portugal y Suiza. Las personas mayores seleccionadas para el estudio no padecieron problemas de salud importantes durante los cinco años anteriores al estudio, tenían una movilidad adecuada y una buena función cognitiva. El objetivo del ensayo doble ciego, controlado con placebo y aleatorizado era determinar si la vitamina D, los ácidos grasos omega-3 y el ejercicio físico por sí solos o en combinación podrían mejorar notablemente la salud de las personas mayores en los ámbitos siguientes: tensión arterial diastólica y sistólica, fracturas no vertebrales, rendimiento físico, tasa de infección o cognición. Durante los tres años de la prueba, los socios del proyecto DO-HEALTH realizaron visitas exhaustivas de un día completo para supervisar la salud de los participantes. También realizaron encuestas telefónicas cada tres meses y registraron cualquier tipo de infección, enfermedad, caída, visita médica y hospitalización. «Nuestros hallazgos sugieren que el suplemento de vitamina D y ácidos grasos omega-3 en adultos de 70 años o más que han llevado un estilo de vida activo y no tienen afecciones previas no ofrece ningún beneficio en lo relativo a la salud ósea, la memoria y la función muscular. Sin embargo, creemos que existe un efecto en las infecciones, como la COVID-19», afirmó la profesora Bischoff-Ferrari en una noticia publicada en el sitio web «News Medical». Según la noticia, los ácidos grasos omega-3 redujeron el riesgo de infección un 10 % en el tracto respiratorio superior y un 62 % en el tracto urinario. Además, la vitamina D disminuyó el riesgo de infección un 16 % en la franja de 70 a 74 años, a la vez que redujo en 2,5 mm Hg la tensión arterial sistólica en los hombres. «Dada la gran seguridad y los bajos costes de estos suplementos, así como la alta mortalidad asociada con infecciones en personas mayores, estos hallazgos son muy importantes para la salud de la población en general», destaca la profesora Bischoff-Ferrari. Aunque los resultados de la prueba no han mostrado ninguna mejora estadísticamente significativa en ninguno de los seis ámbitos sanitarios supervisados, eso podría deberse a la buena salud general de los participantes. «Por lo tanto, los resultados no contradicen las recomendaciones actuales de la Oficina Federal de Salud Pública relativas a los suplementos de vitamina D y la prevención de caídas en personas mayores, ni tampoco los efectos preventivos demostrados de los programas de ejercicio físico», destaca la profesora Bischoff-Ferrari en la misma noticia. El biobanco de DO-HEALTH (VitaminD3-Omega3-Home Exercise- HeALTHy Ageing and Longevity Trial), creado para el estudio, se usará para futuras investigaciones sobre enfermedades crónicas entre las personas mayores y para mejorar los procedimientos preventivos. «En última instancia, el objetivo de DO-HEALTH es permitir que más personas puedan envejecer de forma saludable y activa», concluye la profesora Bischoff-Ferrari. Para obtener más información, consulte: Sitio web del proyecto DO-HEALTH

Palabras clave

DO-HEALTH, vitamina D, omega-3, ejercicio físico, persona mayor, coronavirus

Artículos conexos