Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Unas nuevas turbinas eólicas soportarán la exposición a condiciones meteorológicas muy adversas

Las condiciones meteorológicas extremas en regiones como los países nórdicos pueden causar el fallo de los sistemas tradicionales de turbinas eólicas. Por ello, se necesita un tipo diferente de tecnología eólica que funcione en cualquier condición y con un mantenimiento mínimo.

Cambio climático y medio ambiente
Tecnologías industriales

Las condiciones meteorológicas adversas como los vientos fuertes o cambiantes pueden provocar que las turbinas eólicas convencionales más grandes queden fuera de control. Los daños pueden ser catastróficos desde el primer año de funcionamiento. La industria solicita turbinas más robustas y duraderas para condiciones de viento fuerte, a grandes altitudes y con poco mantenimiento. Lugares como los países nórdicos necesitan que la tecnología eólica pueda funcionar en un rango de -10 °C a -30 °C en una amplia gama de situaciones, desde huracanes a noches de invierno gélidas y tranquilas.

Alimentar ubicaciones inhóspitas durante inclemencias meteorológicas

El proyecto Njord, financiado con fondos europeos, ofreció sistemas de energía eólica a pequeña escala para sistemas de vigilancia y telecomunicaciones en los países nórdicos y sectores residenciales en zonas con una cantidad limitada de horas de sol. Se trata de una tecnología con cero emisiones que puede soportar condiciones meteorológicas extremas durante largos periodos de tiempo. El sistema, que se instala sin requerir ninguna intervención posterior, puede funcionar con poco o ningún mantenimiento durante veinticinco años, en función de la ubicación. En concreto, la innovación puede sobrevivir a las duras condiciones meteorológicas en la región del Ártico que rodea esos países nórdicos. El equipo de Njord obtuvo dos líneas de productos de turbinas eólicas. La primera unidad está especialmente diseñada a fin de generar la energía necesaria para las torres de telecomunicaciones y vigilancia en condiciones difíciles. La segunda está diseñada para la mayoría de las aplicaciones residenciales, al ofrecer energía o calefacción a hogares, cabinas e, incluso, explotaciones agrícolas. Ambas turbinas se pueden instalar en cualquier entorno difícil y donde otras tecnologías no han sido capaces de sobrevivir debido a los fuertes vientos y la cantidad limitada de horas de sol. Producen electricidad a velocidades de viento muy bajas y pueden girar de forma fácil y silenciosa a todas horas en condiciones de vientos fuertes. «El principal objetivo era mejorar las turbinas eólicas en relación con la durabilidad, la vida útil, la eficiencia y el coste», comentó el coordinador del proyecto, Saethor Asgeirsson. «El objetivo más importante fue el aumento de la eficiencia».

Soluciones de tecnología eólica ampliables y a pequeña escala

Los usuarios de ambas turbinas pueden instalar tecnologías visualmente atractivas que son segura, respetuosas con las aves y de larga duración. Los propietarios de los sistemas de telecomunicaciones y vigilancia en el Ártico disponen de opciones de energía renovable con cero emisiones para alimentar sistemas en los que pueden basarse y confiar durante décadas con un mantenimiento mínimo. Los propietarios de aplicaciones residenciales con o sin conexión a la red en entornos difíciles tienen más opciones cuando se trata de la sostenibilidad y la independencia energética, además no tienen que preocuparse sobre fallos recurrentes. El consorcio logró más del doble de la eficiencia de las turbinas, duplicando así su potencia para el mismo tamaño. Gracias a la fabricación en serie y a la optimización de componentes, también duplicaron la disminución del coste, manteniendo a su vez la durabilidad. La fase de prueba final está en marcha. Se prevé que la comercialización de ambas turbinas tenga lugar durante el primer semestre de 2021. «Al diseñar la turbina desde cero con la estética en mente, Njord ha logrado captar el interés del público y de la industria», concluye Asgeirsson. «Está claro que el enfoque sobre la combinación de la funcionalidad y el diseño valió la pena. Además, al eliminar la “fealdad” de la energía eólica, los clientes potenciales han aumentado considerablemente».

Palabras clave

Njord, viento, turbina, condiciones meteorológicas, turbina eólica, energía, países nórdicos, energía eólica, Ártico

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación