Skip to main content

Constructing a theory of phonotactic processing during speaking

Article Category

Article available in the folowing languages:

Atención a las pes y las cus: cómo influye el entorno lingüístico en la alfabetización

Mediante experimentos y herramientas computacionales, el proyecto PhonPred ha arrojado luz sobre cómo podemos extraer conocimientos de nuestro entorno lingüístico.

Sociedad

Las lenguas se caracterizan por diversos patrones regulares que rigen cómo se forman las palabras y cómo se combinan para expresar los pensamientos. Las regularidades fonotácticas son limitaciones de la posición de los fonemas en las palabras y su combinación. Por ejemplo, en inglés los sonidos «k» y «n» no pueden aparecer juntos (pensemos en la pronunciación de la palabra «knife» [cuchillo]), pero sí en alemán. Las regularidades fonotácticas son complejas. Muchas presentan excepciones y, en su contexto lingüístico más general, existen limitaciones sobre cómo se pueden deletrear los sonidos y cómo puede influir en ello el significado. La mayoría de regularidades lingüísticas no se enseñan en las escuelas: la investigación sugiere que las conocemos de forma implícita, a través de la experiencia. Al identificar las regularidades lingüísticas que existen y el conocimiento que tienen los hablantes de ellas, el proyecto PhonPred, respaldado por las Acciones Marie Skłodowska-Curie, se propuso responder preguntas sobre la cognición y el aprendizaje humano. «El comportamiento lingüístico está determinado por el entorno lingüístico al que están expuestas las personas. Sin comprender ese entorno, no podemos entender plenamente el comportamiento humano», explica Kathy Rastle, supervisora del proyecto del Royal Holloway de la Universidad de Londres, entidad anfitriona del proyecto. Un hallazgo fundamental fue que las personas son capaces sistemáticamente de asimilar regularidades importantes a partir de su entorno lingüístico. Estas abarcan diferentes niveles de representación lingüística, por ejemplo para unir el sonido, la ortografía y el significado. Aunque las excepciones dificultan la detección y aprendizaje de estas regularidades, este estudio demuestra que las personas logran superarlas. Los adultos angloparlantes, por ejemplo, eran capaces de clasificar una combinación de letras que no es una palabra, como «domous» como un adjetivo porque aprendieron que el sufijo «-ous» suele referirse a esa categoría de palabras. El proyecto también detectó diferencias en cómo asimilan las personas las complejidades lingüísticas, lo cual a menudo depende de la cantidad y calidad de la experiencia lingüística. «Esto significa que manipular la exposición de las personas a ese entorno puede dar forma a sus conocimientos lingüísticos y, así, facilitar el desarrollo de la lectura y la escritura», añade Ana Ulicheva, beneficiaria de una beca de las Acciones.

La ciencia tras el aprendizaje

PhonPred adoptó dos métodos amplios, pero interrelacionados. En primer lugar, el análisis computacional de la estructura lingüística contribuyó a desvelar regularidades existentes en el sistema lingüístico. El análisis se basó en grandes recopilaciones de textos denominadas «corpus», complementadas con información sobre la estructura sonora de las palabras y sus significados. A continuación, se identificaron las regularidades pertinentes y se clasificaron utilizando herramientas computacionales, como la semántica distribucional. En segundo lugar, se llevaron a cabo experimentos para investigar el uso de las regularidades. Angloparlantes nativos adultos completaron una serie de tareas que incluían la lectura en voz alta, el deletreo y la toma de decisiones sobre palabras reales e inventadas. El tamaño de las muestras varió en función de la tarea y de consideraciones estadísticas, y en algunos experimentos se utilizó la colaboración masiva en línea.

Mejora de los métodos de enseñanza

A pesar de la importancia de la lengua y las capacidades de alfabetización para las perspectivas profesionales, la investigación sugiere que cerca del 20 % de los estudiantes de los países de la Organización de Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) no obtiene, de media, las competencias lectoras básicas. Al comprender mejor cómo aprendemos y cómo varían los conocimientos de una persona a otra y de una lengua a otra, los resultados de PhonPred pueden contribuir al desarrollo de métodos didácticos mejores. «Las regularidades lingüísticas son más probabilísticas que deterministas. Esto influye en la medición e interpretación del comportamiento y los conocimientos lingüísticos —explica Ulicheva—. Nuestro trabajo sugiere que parte de las diferencias entre personas observadas en las escuelas o clínicas proceden del entorno lingüístico y no son inherentes a cada persona».

Palabras clave

PhonPred, lengua, lingüística, regularidades, escuelas, lectura, ortografía, deletreo, enseñanza, fonotáctico, semántica, palabras, sonidos

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación