Skip to main content

Raising EU Productivity: Lessons from Improved Micro Data

Article Category

Article available in the folowing languages:

Los datos granulares ayudan a los investigadores a localizar impulsores ocultos de la productividad

Una mayor productividad podría mantener e incluso mejorar el nivel de vida a pesar de que el envejecimiento de la población reduzca la cantidad de mano de obra. A través de la creación de una infraestructura de datos transnacional con indicadores de la productividad a nivel micro, MICROPROD respalda la planificación para un futuro más productivo.

Sociedad

Parte de la explicación de la «paradoja de la productividad» europea (según la cual, a pesar de los avances tecnológicos, la productividad está estancada en el mejor de los casos y en declive en el peor de los casos) reside en la medición de la productividad. Recientemente, la atención se ha centrado en la influencia de las inversiones en activos «intangibles». Se trata de actividades difíciles de medir, como la investigación y desarrollo o los datos y el desarrollo de «software», que alteran la relación tradicional entre las entradas y las salidas en la producción. La medición de estos activos intangibles y sus efectos se beneficia de los datos granulares. La productividad agregada aumenta ya sea porque todas o la mayoría de las empresas mejoran, o porque las empresas más productivas crecen de manera sustancial en relación con empresas menos productivas. Los activos intangibles afectan a ambos procesos. El acceso a datos a nivel de cada empresa permite a los investigadores identificar qué proceso dirige el crecimiento. El proyecto financiado con fondos europeos MICROPROD (Raising EU Productivity: Lessons from Improved Micro Data) integra datos a nivel micro, nuevos e internacionalmente comparables en una base de datos establecida en colaboración con varios institutos nacionales de estadística de Europa. «Nuestros datos muestran que, a nivel de empresa, la inversión en capital intangible parece un fuerte indicador de una productividad mayor. Además, dado que los distintos activos intangibles pueden afectar a la productividad de manera diferente, es valioso contabilizarlos por separado y en detalle», explica el coordinador del proyecto, Steffen Müller del Instituto de Investigación Económica de Halle. Otro descubrimiento clave fue que las inversiones en activos intangibles están concentradas en unas pocas empresas líderes, mientras que muchas otras invierten muy poco en activos intangibles. Esto plantea preguntas de política sobre el acceso a la financiación y si existe una verdadera igualdad de condiciones en lo que se refiere a la competencia.

La infraestructura de microdatos

Uno de los principales objetivos de MICROPROD era dinamizar el desarrollo de una infraestructura de datos de productividad transnacional y permanente. Esto será valioso para responsables políticos que estén pensando en políticas orientadas hacia el crecimiento o en reformas estructurales, así como para investigadores que evalúen el funcionamiento de la economía. Mediante registros empresariales, el equipo reunió información a nivel de empresa sobre entradas y salidas tradicionales en la producción, como el capital tangible y la mano de obra. Esta se combinó con datos detallados sobre activos intangibles, obtenidos de conjuntos de datos a nivel micro como la encuesta de la Comunidad sobre la innovación y la encuesta sobre el uso de TIC. Este conjunto de datos de nueva aparición se complementó con datos sobre el comercio como los procedentes de estadísticas de fuentes internacionales. «La interfaz de la infraestructura de microdatos da acceso a herramientas analíticas para estudiar la dinámica de la productividad y experimentar con nuevos determinantes y medidas de productividad», afirma Müller. «La pandemia ha destacado la necesidad de un acceso seguro a la investigación para armonizar microdatos europeos como estos a fin de comprender la productividad y sus impulsores».

Cuando lo micro informa sobre lo macro

Si bien la investigación de MICROPROD pone de manifiesto la importancia del capital intangible a la hora de dirigir la productividad, también subraya los múltiples factores (como el tamaño de la empresa, el sector o la ubicación) que explican las variaciones en inversión. Además, los investigadores reconocen que la mayoría de empresas europeas carecen de un acceso fácil a ayudas financieras para inversiones, lo que beneficia a aquellas que ya tienen estos recursos y puede frenar la competitividad y la innovación. Aunque MICROPROD no realiza específicamente recomendaciones políticas, sí hace hincapié en la necesidad de reconocer que las empresas y los trabajadores pueden haber salido perdiendo en tendencias a nivel macro como la digitalización y el ascenso de China. Esto podría conducir a políticas que apoyen la formación o la movilidad laboral. «Lo más importante es que nuestros hallazgos y datos a nivel de empresa pueden informar la formulación de políticas sobre la eliminación de los paquetes de ayudas relacionados con la COVID-19 a fin de salvaguardar las empresas productivas y, al mismo tiempo, evitar el apoyo artificial a empresas “zombis” que probablemente no sean viables», añade Müller. Con este fin, MICROPROD está recopilando microdatos de toda Europa para comprender cómo ha afectado la pandemia de COVID-19 a las empresas, los sectores y las economías de los países.

Palabras clave

MICROPROD, productividad, innovación, inversiones en activos intangibles, micro, macro, digitalización, COVID-19, coronavirus, financiero

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación