Skip to main content

Linguistic Illusions in Children with Down Syndrome, Specific Language Impairment and Typical Language Development

Article Category

Article available in the folowing languages:

Más conocimiento gramatical de dialectos estigmatizados para diagnosticar mejor trastornos del lenguaje

En todo el mundo hay niños en situación de estigmatización debido a que hablan una variante del idioma estándar. A algunos se les diagnostica erróneamente un trastorno del lenguaje mientras que a otros que podrían tener dificultades en la comunicación debido a trastornos del lenguaje no se les diagnostica, sino que su deficiencia se considera una característica de su dialecto. Una investigación financiada con fondos europeos estudió esta situación.

Sociedad

Para Christiana Christodoulou, beneficiaria de una subvención Marie Skłodowska-Curie, la idea de «ilusiones lingüísticas» es clave para desentrañar ambigüedades en relación a si una imprecisión gramatical se debe a una dificultad en el habla o a una variación del fenómeno gramatical perteneciente al dialecto hablado. «Las ilusiones lingüísticas son efectos emergentes —explica Christodoulou—. Por ejemplo, la ausencia de la “s” final en la frase “Tú corre(s) cada día” podría estar provocada por una dificultad gramatical o un trastorno del lenguaje. Pero lo cierto es que puede deberse a otros factores como limitaciones en la articulación, diferencias en el sistema fonológico, o una diferencia en si la “s” se pronuncia o no en esa posición en un dialecto en concreto».

Un estudio de dos variedades estigmatizadas del inglés estadounidense

El proyecto financiado con fondos europeos LINGUISTIC ILLUSIONS, coordinado por Christodoulou junto con Ianthi Maria Tsimpli, estudió la adquisición de la gramática a distintas edades en dos poblaciones —niños con un desarrollo normal y niños, adolescentes y adultos diagnosticados con síndrome de Down— y dos variedades del inglés: inglés estadounidense meridional (IEM) e inglés afroestadounidense vernáculo meridional (IAVM). «En este proyecto —admite Christodoulou— la noción de ilusiones lingüísticas surge del hecho de que ciertas características de las dos variantes meridionales del inglés estudiadas se aprecian como desconocimiento gramatical, a pesar de que existe una extensa bibliografía lingüística que describe dichas variaciones como una característica del dialecto». El equipo de Christodoulou, auspiciado por la Universidad de Misisipi, recopiló y analizó datos de unos doscientos setenta participantes y produjo millones de observaciones, y generó sin lugar a dudas el mayor estudio sobre el desarrollo y uso y producción de lenguaje de IEM e IAVM. Si bien el análisis de los datos aún está en curso, sí que se han obtenido varios resultados preliminares. Por ejemplo, los resultados mostraron los porcentajes más altos de riesgo medio-alto y alto de una trastorno del lenguaje entre niños de desarrollo normal no diagnosticados (37,6 % en niños que hablan IEM y 60,5 % para niños que hablan IAVM, una diferencia muy marcada con respecto a la horquilla típica de 5 a 10 %). «Nuestra hipótesis es que estos porcentajes sorprendentemente elevados se deben a lagunas en la adquisición de la gramática provocadas por una educación deficiente o poca exposición al idioma antes de los cinco años, lo que genera falsos positivos en la prueba», explica Christodoulou. Esta hipótesis se corroboró a través de experimentos adicionales que mostraron además que el desempeño de los dos grupos era más parecido de lo que los resultados iniciales sugerían.

Aplicación práctica y futuras investigaciones

Otro de los objetivos clave del proyecto fue la formulación de trayectorias del desarrollo para cada población. Hasta ahora, el equipo concluyó las trayectorias de cuatro categorías lingüísticas fundamentales (sintaxis, pragmática, semántica y fonología) y de la producción y la comprensión de preguntas que comienzan con «Wh». Las trayectorias del desarrollo permiten registrar el desarrollo de fenómenos gramaticales específicos en distintas edades y aclarar si el desempeño de un niño se corresponde con el de sus compañeros y dónde podría variar. También resultarán en extremo útiles como directrices para crear planes de intervención y ofrecer diagnósticos mejor fundamentados. Los resultados apuntan a que los grupos poblacionales que hablan IEM e IAVM mostraron un desempeño paralelo, tanto entre ellos como en comparación con el grupo de hablantes de inglés estadounidense convencional. Christodoulou ha solicitado fondos adicionales para continuar la investigación puesta en marcha en LINGUISTIC ILLUSIONS. «Tomaremos lo descubierto en el proyecto para continuar con la investigación y abordar el elevado índice de riesgo de trastornos del lenguaje además de explorar opciones que reduzcan dichos porcentajes», concluye la investigadora.

Palabras clave

LINGUISTIC ILLUSIONS, trastornos del lenguaje, niños, dialecto, adquisición de la gramática, trayectorias del desarrollo, inglés estadounidense meridional, inglés afroestadounidense vernáculo meridional

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación