Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

Soluciones inteligentes para el suministro de alimentos sostenible en Europa

Un proyecto financiado con fondos europeos ofrece asesoramiento a los agricultores y productores locales de alimentos sobre cómo conseguir que las cadenas cortas de suministro de alimentos (SFSC, por sus siglas en inglés) sean más competitivas y sostenibles.

Sociedad
Alimentos y recursos naturales

Durante los últimos decenios, el sistema agroalimentario europeo ha tenido que lidiar con la alimentación de una población en aumento, la mejora de la transparencia alimentaria y la reducción de su huella de carbono. Estos retos han permitido constatar algo importante: para que la industria agroalimentaria europea sea más sostenible, es necesaria una reforma innovadora de sus cadenas alimentarias. Para lograrlo, el proyecto SMARTCHAIN, financiado con fondos europeos, ha dedicado los últimos tres años a estudiar las SFSC y su potencial para cambiar la forma en la que los alimentos se cultivan, distribuyen y consumen en Europa. En una noticia publicada en el sitio web del Consejo Europeo de Información sobre la Alimentación (EUFIC), el Dr. F. Javier Casado Hebrard, de la Universidad de Hohenheim (Alemania), institución coordinadora del proyecto SMARTCHAIN, afirma: «Durante tres años de intenso trabajo, SMARTCHAIN analizó dieciocho cadenas cortas de suministro de alimentos de nueve países diferentes para comprender los factores que influyen en su éxito, pero también para identificar sus principales necesidades, obstáculos y cuellos de botella, con atención especial a la perspectiva del consumidor». A medida que el proyecto se acerca a su fin, se ha publicado un folleto que destaca la información y las recomendaciones principales para apoyar las SFSC colaborativas. «En el folleto de SMARTCHAIN, los agricultores, los productores de alimentos y otros profesionales de las SFSC pueden encontrar soluciones, recomendaciones y consejos aplicables para mejorar el rendimiento comercial mientras se aumenta la sostenibilidad. También hemos formulado una serie de recomendaciones políticas prácticas para que los responsables de la toma de decisiones respalden las SFSC y su competitividad», explica Casado Hebrard en el artículo del EUFIC.

¿Qué son exactamente las SFSC?

Las SFSC son sistemas cooperativos en los cuales los agricultores locales y productores de alimentos venden sus productos a través de un número muy pequeño de intermediarios o, incluso, directamente a los consumidores. Normalmente implica una cooperación estrecha entre los productores locales para promocionar los alimentos locales, que, a menudo, solo recorren una corta distancia desde el agricultor al consumidor. Esto aumenta la sostenibilidad, la transparencia y las relaciones sociales, y genera precios más justos, tanto para los agricultores como para los consumidores. En los últimos años, sistemas como estos han florecido en Europa, dándoles a los productores más poder de negociación y a los consumidores mayor transparencia alimentaria, al tiempo que ayudan a reducir la huella de carbono del sector.

Recomendaciones y obstáculos

El folleto señala varias recomendaciones para las empresas, incluida la descripción clara de su propuesta de valor, la exploración de mercados en línea, la promoción de productos en restaurantes, cafeterías y hoteles locales, y el fomento de las iniciativas sociales y del establecimiento de redes de contactos para mejorar las relaciones con los clientes. También recomienda la utilización de herramientas de innovación social, como la cocreación y la cooperación. Según el informe, si los agentes implicados en las SFSC «también abrazan las innovaciones sociales, es decir, si cambian la forma en la que se relacionan, piensan e interactúan, sus SFSC estarán mejor posicionadas para convertirse en un sistema social dinámico que evoluciona, prospera y genera un impacto social constante y positivo. Las innovaciones sociales pueden, por lo tanto, contribuir a la mejora de la capacidad de una sociedad para ser proactiva y responder a los retos locales y globales». Además, se identificaron los factores que obstaculizan la aceptación de las SFSC, como unas cantidades limitadas e imprevisibles de los productos, unos productos perecederos y caros, la falta de confianza, la falta de sensibilización de los consumidores y la colaboración inadecuada entre homólogos. El proyecto SMARTCHAIN (Towards Innovation - driven and smart solutions in short food supply chains) también ha lanzado una plataforma de innovación para fomentar la transferencia de conocimientos, las soluciones prácticas innovadoras y los conocimientos técnicos entre las partes interesadas de las SFSC. Tal y como indica la noticia de EUFIC, el folleto pronto estará disponible en la plataforma en otros ocho idiomas: alemán, español, francés, griego, húngaro, italiano, neerlandés y serbio. Para más información, consulte: Sitio web del proyecto SMARTCHAIN

Palabras clave

SMARTCHAIN, alimentos, suministro de alimentos, cadena corta de suministro de alimentos, SFSC, agricultor, productor, consumidor

Artículos conexos