Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Proyecto del mes: lograr que todo el mundo pueda acceder a cualquier lugar

Una cuarta parte de la población europea sufre algún tipo de limitación prolongada de su actividad física. Sin embargo, a menudo falta información sobre la accesibilidad de un edificio, está desactualizada o simplemente es incorrecta. La empresa emergente irlandesa Access Earth espera cambiar esta situación al ofrecer mejor información tanto a los ciudadanos como a las autoridades locales.

Sociedad

Para las personas con problemas de movilidad, subir un tramo de escaleras es solo una parte del reto: también hay que saber cuándo cabe esperarlas. «Utilizo un andador para desplazarme y, a medida que me hacía mayor, faltaba información sobre qué lugares eran accesibles», explica Matt McCann, director general de Access Earth. Hace seis años, él y Dónal McClean, cofundador y director de operaciones de la empresa, pusieron en marcha Access Earth, una aplicación gratuita que ha recopilado información sobre accesibilidad actualizada y de origen colectivo acerca de más de ciento diez mil tiendas, cafeterías y edificios públicos. Además de las personas con discapacidad, la información puede ayudar a los padres con cochecitos de bebé y a las personas mayores que utilizan ayudas a la movilidad. «Estamos creando la mayor base de datos de información sobre accesibilidad del mundo —declara McClean—. Queremos que todo el mundo pueda encontrar información sobre accesibilidad con la misma facilidad que los horarios de apertura». La Universidad Nacional de Irlanda Maynooth se puso en contacto con Access Earth para unirse al consorcio financiado con fondos europeos SHAPES (Smart and Healthy Ageing through People Engaging in Supportive Systems), un proyecto de 4 años que se puso en marcha en noviembre de 2019. Treinta y seis participantes trabajan juntos para apoyar el despliegue de una amplia gama de tecnologías digitales para lograr una vida independiente. Mediante la recopilación y el análisis de la información sobre la salud, el entorno y el estilo de vida de las personas, el equipo de SHAPES pretende construir una plataforma interoperable para identificar sus necesidades y ofrecer soluciones personalizadas, y mantener al mismo tiempo la protección de los datos de las personas. «Uno de los principales objetivos del proyecto SHAPES es promover el envejecimiento saludable en toda Europa —afirma McCann—. Utilizamos nuestra aplicación para demostrar cómo el entorno construido en la actualidad puede ser perjudicial para los usuarios con discapacidad. Las personas con problemas de accesibilidad son el mayor grupo minoritario de usuarios, y podemos ayudar a las empresas a acceder a ellos, y a sus carteras», indica. Además de la información obtenida por colaboración masiva, Access Earth también recurre a otras fuentes: la empresa ha colaborado recientemente con la Agencia Espacial Europea para identificar la ubicación de los aparcamientos accesibles a partir de imágenes por satélite y fotos aéreas. A continuación, se han agrupado en una única base de datos por primera vez. Access Earth pretende aprobar los datos que ha recopilado para ayudar a las autoridades locales y a los proveedores de locales a identificar los problemas de accesibilidad en su zona, y saber cómo pueden ofrecer un servicio mejor a los visitantes. La empresa espera presentar el año que viene un servicio de acreditación de pago que destaque los locales que ofrecen espacios realmente accesibles. De este modo, la aplicación podrá seguir siendo gratuita —y accesible— para todos los usuarios.

Palabras clave

SHAPES, Access Earth, discapacidades, accesibilidad, locales, independiente, base de datos, colectivo, cafeterías