CORDIS - Resultados de investigaciones de la UE
CORDIS

The first DRY Electropolishing technology for high-precision components

Article Category

Article available in the following languages:

Los iones producen un acabado de espejo sobre el metal, sustituyendo así a los procesos mecánicos y las sustancias químicas agresivas

La eliminación de los rasguños superficiales microscópicos que se producen durante la fabricación de productos de metal afecta al tiempo, al coste, al medio ambiente e incluso a la calidad del producto. Ahora existe un método nuevo, innovador, automatizado y sostenible que controla los iones y va a suponer toda una revolución.

Tecnologías industriales icon Tecnologías industriales

Las superficies metálicas trabajadas deben cumplir ciertas especificaciones para garantizar el correcto funcionamiento de los componentes y sistemas que integran. Las técnicas actuales de pulido de metales presentan ciertas carencias importantes que no solo afectan a la pieza en sí, sino también a la cuenta de resultados del fabricante a causa de los pasos manuales, los largos plazos de procesamiento, el uso de sustancias químicas agresivas y los resultados incongruentes. El proyecto DLyte PRO, financiado con fondos europeos, ha creado una máquina y una tecnología pioneras que, para empezar, abordan estos y otros desafíos, además de reducir la huella ambiental del acabado de las superficies metálicas.

Iones que sustituyen a los procesos mecánicos y las sustancias químicas agresivas

DryLyte, la primera tecnología de electropulido en seco jamás creada, es un sistema patentado para esmerilar y pulir metales mediante el transporte de iones con cuerpos sólidos libres en un medio sólido. La tecnología se implementa en una serie de máquinas DLyte, incluida la DLyte PRO500 Automated Cell, principal centro de atención del proyecto DLyte PRO. «DLyte respeta las tolerancias y geometría de la pieza, no redondea los bordes y puede procesar geometrías complejas, todo ello obteniendo un acabado de espejo», explica Pau Sarsanedas Millet, director general y cofundador de la empresa coordinadora del proyecto GPAINNOVA. Al contrario que los sistemas de pulido tradicionales, el sistema DLyte obtiene resultados reproducibles y no genera microrrasguños. Además, el procesamiento es biocompatible y mejora la resistencia a la corrosión, al tiempo que reduce la aspereza. De este modo, DLyte permite obtener unos procesos industriales rastreables con unos costes controlados y unos plazos de entrega predecibles. El proceso reduce la huella medioambiental de los procesos actuales de pulido gracias a su menor consumo de agua, a una gestión sencilla de residuos y a una reducción drástica de la toxicidad, que a su vez disminuye los riesgos para los trabajadores.

Revolucionar el procesamiento posterior en sectores de alto valor

La DLyte PRO500 Automated Cell permite a todo tipo de industrias que requieren una automatización completa integrar esta tecnología en sus líneas de fabricación en serie para procesar cualquier pieza metálica moleteada, sinterizada o moldeada. Permite incluir hasta ocho soportes con diferentes piezas de trabajo por soporte y puede funcionar de forma continua durante ocho ciclos sin intervención humana. «El proyecto nos ayudó a adaptar y aprovechar los recursos necesarios para competir en los sectores más exigentes, como el de los dispositivos médicos, la aeronáutica o los productos de lujo, donde la calidad, la rastreabilidad, el control de los procesos y la seguridad son elementos fundamentales para el éxito», añade Sarsanedas. Aunque la tecnología todavía es muy joven, su potencial es evidente. DLyte PRO impulsó unos avances mucho mayores de lo previsto. Por ejemplo, la nueva DLyte eBlast para un acabado superficial centrado en geometrías complejas o piezas grandes y pesadas abrió la puerta a nuevos sectores, como el automovilístico y el ferroviario. Además, condujo al desarrollo de una técnica de acabado superficial de carburos de wolframio con una aspereza objetivo inferior a nueve nanómetros. Sarsanedas lo resume de la siguiente manera: «Gracias a la tecnología DryLyte de GPAINNOVA, cualquier empresa, independientemente de su tamaño, puede disfrutar de un pulido completamente automatizado para obtener un acabado de espejo en un único paso». GPAINNOVA ha pasado de contar con 4 personas en 2016 a 180 en 2021 y las previsiones indican que duplicará su volumen de negocios anual en 2022 hasta los 40 millones de euros. La innovadora tecnología de la empresa, centrada en la innovación asociada a la eficacia energética, la conservación medioambiental y el aumento del bienestar de las personas, está cambiando el modo en que los equipos de fabricación obtienen los productos, al tiempo que introduce ventajas medioambientales.

Palabras clave

DLyte PRO, metal, pulido, automatizado, acabado superficial, DryLyte, electropulido en seco, aeronáutica, médico, carburo de wolframio, piezas

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación