Skip to main content

Literacy in the Old Babylonian City of Nippur

Article Category

Article available in the folowing languages:

La educación de la antigua Mesopotamia cobra vida

Si logramos desvelar cómo era la vida en Mesopotamia en el año 2000 a. e. c., podríamos comprender cómo y por qué alcanzó la civilización humana unos progresos tan impresionantes en esa época. Incluso obtendríamos información que contribuyese a nuestra forma de enfocar la educación.

Sociedad

Mesopotamia, situada entre los ríos Tigris y Éufrates, donde actualmente se encuentra Irak, albergó una de las primeras civilizaciones humanas de las que tenemos conocimiento. Las personas que allí vivían (los sumerios y los acadios) dejaron tras su paso una valiosa historia escrita en tablillas de arcilla, muchas de las cuales sugieren un floreciente sistema de aprendizaje. Gran parte de esas tablillas aparecieron en la ciudad de Nippur, centro de atención del proyecto MESOPOLIT, emprendido con el apoyo de las Acciones Marie Skłodowska-Curie. «Lo que podríamos llamar período temprano de la antigua Babilonia, en torno al 2000 a. e. c., fue una época marcada por ciudades Estado fragmentadas que rivalizaban por el poder», explica el beneficiario de una beca Marie Skłodowska-Curie durante el proyecto MESOPOLIT, Robert Middeke-Conlin, de la Universidad de Copenhague (Dinamarca). «En ese mundo emerge la ciudad de Nippur. Nunca constituyó una potencia económica ni política, sino más bien un centro de culto y de aprendizaje».

Evolución educativa en Mesopotamia

Mediante una evaluación fundamental de diferentes tablillas de arcilla de Nippur y de otras zonas de Mesopotamia, Middeke-Conlin esperaba comprender mejor cómo se formaban los burócratas y los mercaderes, y cómo evolucionó la alfabetización y la aritmética elemental. Fuera de Nippur, logró detectar que algunos textos que parecían administrativos probablemente se utilizasen para formar a los burócratas en una especie de educación profesional. En Nippur, fue capaz de trazar la utilidad de la educación y, en última instancia, de destacar la diversidad de la educación en lo que sería Babilonia. «Había muchas palabras y frases para su memorización, y finalmente textos», comenta. «Podemos formarnos una imagen de un burócrata como alguien que necesitaba ser capaz de leer, escribir y realizar operaciones matemáticas». En relación con las matemáticas, Middeke-Conlin fue capaz de observar el desarrollo del sistema de notación del valor de la posición sexagesimal (el motivo por el que en la actualidad la hora está formada por sesenta minutos). Este complejo método de multiplicación fue desarrollado a lo largo de un período de doscientos años y el proyecto logró rastrear los efectos de esta evolución sobre los textos económicos y administrativos. Por último, los registros históricos destacan la importancia de la educación y de la transmisión de conocimientos a los peritos. «Eran personas esenciales en proyectos como la construcción de canales», añade Middeke-Conlin. «Aquí vemos el desarrollo de unas matemáticas realmente sólidas».

Imagen de la vida en Babilonia

Un logro impresionante del proyecto MESOPOLIT ha sido la conciliación de disciplinas académicas. Middeke-Conlin señala que los matemáticos históricos no suelen adentrarse en el ámbito de los lingüistas sumerios, ni viceversa. La aplicación de una visión más holística a la interpretación de los textos antiguos permitió a Middeke-Conlin obtener una idea más clara de su uso. Las discrepancias y errores podrían indicar, por ejemplo, que las tablillas se utilizaban a modo de libro de ejercicios. «He demostrado que algunos textos de carácter aparentemente administrativo se utilizaban, con mayor probabilidad, para la enseñanza y, en consecuencia, no reflejan necesariamente la realidad administrativa», comenta. Middeke-Conlin también detectó en los registros históricos lo que debió ser un debate en curso sobre la aplicación del «nuevo» descubrimiento de los números de notación del valor de la posición sexagesimal. Podría haberse desarrollado en diferentes administraciones de Mesopotamia. «Me gustaría que se profundizase en el estudio de esta cuestión», afirma. De hecho, la aparición de este sistema numérico sexagesimal también destaca una verdad universal: cada civilización utiliza las herramientas que desarrolla y esas herramientas cambian a las personas que las utilizan. «Para los mesopotámicos, fueron los números en sí y el ábaco», añade Middeke-Conlin. «Para nosotros, internet. El desarrollo de las personas depende de las herramientas que poseen».

Palabras clave

MESOPOLIT, Mesopotamia, civilización, sumerios, acadios, Babilonia, Nippur, notación del valor de la posición sexagesimal

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación