Skip to main content

Article Category

Noticia

Article available in the folowing languages:

TENDENCIAS CIENTÍFICAS: ¿Y si almacenara sus deposiciones en un banco? Algún día podría agradecérselo a sí mismo

Según los científicos, almacenar muestras de sus propias deposiciones podría ser el secreto de una vida sana en el futuro.

Investigación fundamental

Se dirige al banco para realizar un depósito. Se preguntará qué hay de inusual en eso. Pues bien, no se trata de un banco como los demás, ni tampoco lo que depositará. Depositará sus heces, por si en un futuro necesita realizar una… extracción. Se trata de algo parecido a un nuevo avance en las prácticas de almacenamiento que incluye la vitrificación de ovocitos y el almacenamiento de cordones umbilicales. Según un artículo científico publicado por investigadores de la Facultad de Medicina de Harvard en la revista «Trends in Molecular Medicine», las personas podrían almacenar sus heces cuando son jóvenes y están sanas, para poder trasplantarlas en su sistema en el futuro, cuando empiece a deteriorarse su salud. Recolectar sus olorosas muestras con bacterias beneficiosas podría servir para tratar varias enfermedades que aparecen a medida que envejecemos. La manera en que vivimos y comemos actualmente ha generado grandes cambios en nuestro microbioma intestinal formado por billones de bacterias, hongos y otros microbios. El microbioma intestinal resulta fundamental para nuestra salud, ya que nos ayuda a controlar la digestión y favorece a nuestro sistema inmunitario, así como a otros aspectos de la salud. Esos cambios se han relacionado con diversas enfermedades.

La banca de las deposiciones

El concepto se basa en pruebas actuales sobre un procedimiento para reutilizar nuestras propias deposiciones denominado «trasplante de microbiota fecal» (TMF) autógeno. El equipo de investigación sugirió que los TMF autógenos podrían fortalecer el microbioma en el futuro. «El trasplante de microbiota fecal autógeno podría tratar enfermedades autoinmunitarias como el asma, la esclerosis múltiple, la enfermedad inflamatoria intestinal, la diabetes, la obesidad e, incluso, las cardiopatías y el envejecimiento», afirmó Yang-Yu Liu, coautor y profesor adjunto de Medicina en la Facultad de Medicina de Harvard, en «MailOnline». «Prevemos que los TMF autógenos [muestras de deposiciones recolectadas del hospedador a una edad más joven y saludable] podrían constituir un método terapéutico más potente para fomentar un envejecimiento saludable del hospedador que los TMF heterógenos [muestras de deposiciones recolectadas de un donante joven y sano sin parentesco]», explicó el doctor Liu a «United Press International». «Consideramos que sería prudente almacenar muestras de deposiciones humanas a una edad más temprana, cuando las personas no tienen enfermedades, para potencialmente rejuvenecer el microbioma intestinal humano mediante TMF autógenos cuando envejece la persona», escribieron los autores en el artículo científico.

¡Siempre las malditas comisiones!

Existen varias maneras de trasplantar las deposiciones: ingerirse en cápsulas, por vía rectal mediante un enema o administrarse durante una colonoscopia. Recopilarlas, procesarlas y almacenarlas no será barato. Es mucho más caro que las comisiones en concepto de servicios que paga en su banca en línea. El banco requiere mucho espacio y energía para hacer funcionar los congeladores. «No creemos que todas las personas de nuestra sociedad estén dispuestas a pagar el precio —añadió Liu—. Sin lugar a dudas, desarrollar un modelo de negocio razonable y una estrategia de comercialización necesitaría la unión de fuerzas entre científicos y empresarios». Ya se han abierto muchos bancos de deposiciones por todo el mundo. Sin embargo, los trasplantes suelen implicar la transferencia de microbiota fecal de una persona a otra. Los investigadores prevén un futuro donde las instalaciones almacenen muestras para que las utilice el propio donante. Entonces, ¿realizará un depósito en el banco de deposiciones? Su intestino podría agradecérselo cuando sea mayor y refunfuñe.

Palabras clave

deposiciones, bancos, microbioma intestinal, intestino, microbioma, heces, trasplante de microbiota fecal autógeno