Skip to main content

Studying Multiple Sclerosis with a novel simultaneous functional Magnetic Resonance Imaging (fMRI) and Quantitative Susceptibility Mapping (QSM) sequence.

Article Category

Article available in the folowing languages:

Una caracterización avanzada y basada en la RMN de la esclerosis múltiple

El diagnóstico temprano de la esclerosis múltiple sigue siendo una asignatura pendiente. Un método mejorado de RMN abre la puerta al descubrimiento de biomarcadores relacionados con la enfermedad.

Salud

La esclerosis múltiple (EM) es una enfermedad autoinmunitaria que afecta al sistema nervioso central de millones de personas en todo el mundo y les causa trastornos motores, sensoriales, cognitivos y emocionales. En la EM, el sistema inmunitario ataca a la mielina, la vaina que aísla las neuronas y garantiza la transmisión de señales. Para su diagnóstico se utilizan diversos métodos de obtención de imágenes por resonancia magnética (RMN) que muestran ciertas características distintivas de la enfermedad, como placas en la materia blanca. Los investigadores también van a recurrir a la resonancia magnética funcional (RMf, o fMRI por sus siglas en inglés) para valorar los cambios en el funcionamiento del cerebro por la EM y al mapeo cuantitativo de susceptibilidad (QSM, por sus siglas en inglés) para evaluar la distribución del hierro en las lesiones de la materia blanca como señal de una enfermedad activa.

Nuevos métodos de RMN

La identificación de placas y lesiones y la evaluación de los síntomas clínicos constituyen los dos parámetros empleados para determinar el fenotipo de la enfermedad para cada paciente: síndrome aislado clínicamente (SAC), esclerosis múltiple remitente recurrente (EMRR), esclerosis múltiple primaria progresiva (EMPP) y esclerosis múltiple secundaria progresiva (EMSP). El objetivo del proyecto MS-fMRI-QSM era desarrollar un método que ofrece información simultáneamente sobre cambios funcionales y estructurales provocados por la EM en una fase temprana; esto permitiría identificar a los pacientes que están pasando de una fase de enfermedad remitente recurrente a progresiva. La investigación se emprendió con el apoyo de las Acciones Marie Skłodowska-Curie (MSCA, por sus siglas en inglés) y consistió en el desarrollo de un método de RMN que permite la obtención de datos funcionales y estructurales con una única medición. «En la investigación sobre EM, los escáneres de QSM y RMf se realizan por separado, pero esto no siempre es viable y alguno de ellos podría verse corrompido por el movimiento», explica Simon Robinson, titular de una beca de investigación de las MSCA. Los investigadores idearon un nuevo método que les permitiera extraer datos de QSM a partir de escáneres de RMf; no obstante, aunque la combinación de QSM y RMf resultó ser más rápida, también se mostró más propensa a problemas técnicos causados por la distorsión de las imágenes. El planteamiento de MS-fMRI-QSM permitió corregir las distorsiones en las imágenes funcionales y las perturbaciones provocadas por la acción respiratoria y cardíaca.

Información sobre los mecanismos de la enfermedad

Los siguientes pasos para el equipo científico son evaluar la calidad del QSM generado con este método y vincular los cambios en la distribución del hierro y el funcionamiento con los síntomas clínicos. La integración de los datos sobre la acumulación de hierro con la desmielinización y la perturbación de las redes funcionales en los diferentes fenotipos de la enfermedad contribuirá a identificar sus marcas distintivas. Además, sentará la base para comprender los mecanismos subyacentes al avance de la enfermedad desde una EMRR sin discapacidad hasta una EMRR con discapacidad. «Al agilizar la adquisición de datos y generar mediciones colocalizadas de los cambios en la estructura y el funcionamiento, esperamos identificar biomarcadores de imágenes de la EM», destaca Robinson.

Ventajas y perspectivas clínicas

Una de las principales ventajas del método de MS-fMRI-QSM es su resolución sin precedentes en comparación con los estudios anteriores sobre la EM realizados mediante RMf. Asimismo, la repetición de los escáneres permite comprender mejor la respuesta al tratamiento, de modo que los médicos pueden realizar un seguimiento del avance de la enfermedad y, en caso necesario, ajustar la medicación. El objetivo último es diagnosticar la EM en una fase más temprana para que los pacientes puedan comenzar el tratamiento antes de que se acumulen los daños. Se espera que el método de obtención de imágenes de fMRI-QSM contribuya a mejorar la salud y la esperanza de vida de los pacientes, así como a reducir la carga de los cuidadores y de los servicios sanitarios. Además, también puede utilizarse para la obtención de datos de QSM sobre otras patologías.

Palabras clave

MS-fMRI-QSM, esclerosis múltiple (EM), resonancia magnética funcional (RMf), mapeo cuantitativo de susceptibilidad (QSM), biomarcadores

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación