European Commission logo
español español
CORDIS - Resultados de investigaciones de la UE
CORDIS

Incubating High-IMPACT New Generation EdTech Disruptors for Inclusive & Personalised Learning

Article Category

Article available in the following languages:

Transformar la educación: hacer realidad las ideas

Un proyecto financiado con fondos europeos ayuda a empresas emergentes y pymes a comercializar sus tecnologías educativas digitales mediante servicios de incubación, aceleración y tutoría.

Sociedad icon Sociedad

Una educación digital de alta calidad, inclusiva y accesible, así es como la Unión Europea concibe los sistemas de educación y formación en Europa, según se detalla en el Plan de Acción de Educación Digital (2021-2027). Y precisamente afrontar este reto es la prioridad del proyecto financiado con fondos europeos IMPACT EdTech. «Se creó con el propósito de establecer una incubadora-aceleradora híbrida para empresas emergentes de tecnologías educativas (EdTech) en Europa», explica Romane Leaute, coordinadora del proyecto en la Red Escolar Europea (European Schoolnet). En concreto, el objetivo del proyecto era ayudar a los disruptores europeos del sector del aprendizaje digital a pasar de prototipos prometedores a productos viables mediante la creación de un entorno de incubación específico para las EdTech que ofreciera apoyo empresarial y de comercialización, así como acceso a un ecosistema educativo que aportara conocimientos especializados. Tres organizaciones con conocimientos complementarios se encargaron de gestionar el proyecto: la Red Escolar Europea, una organización sin ánimo de lucro que representa a treinta y cuatro Ministerios de Educación europeos; ISDI, una aceleradora y escuela de negocios y tecnología para la era digital; y FundingBox, una organización especializada en oportunidades de financiación, asociaciones y conocimiento de las comunidades tecnológicas.

Aceleración de las principales empresas emergentes y pymes de Europa

«Hemos prestado apoyo a un total de 43 empresas emergentes y pymes a lo largo de las 3 convocatorias abiertas que hemos organizado. De un total de 751 candidaturas, se seleccionaron las empresas emergentes más prometedoras en el ámbito del aprendizaje digital educativo», explica Maria Karpiłowska, gestora de proyectos de FundingBox. Estas empresas participaron en un riguroso programa de aceleración de incubación de nueve meses, durante el cual recibieron formación, tutorías y financiación sin capital, además de realizar pruebas en vivo y pruebas piloto en centros escolares. «Desde el principio, el equipo del proyecto se centró en el aprendizaje digital personalizado y en el fomento de tecnologías integradoras que contribuyeran a la igualdad de género y de capacidades, entre otros aspectos, en la educación», añade Emily Carroll, responsable de programas de innovación de ISDI.

El trayecto hacia la incubación y la aceleración

Gracias al apoyo prestado, muchas empresas alcanzaron rápidamente un alto nivel de madurez. «De media, las empresas emergentes empezaron el proyecto con un nivel de preparación tecnológica cinco y lo terminaron con un nivel de ocho», destaca Leaute. Además, se registraron noventa y un contactos entre empresas emergentes y socios comerciales, aceleradores y primeros inversores. «También tendimos un puente entre las empresas emergentes y los usuarios finales, los educadores de expertos pedagógicos, los directores de centros escolares, etc.», señala Leaute. De hecho, varios educadores y alumnos participaron en las pruebas de los prototipos, con casi dos mil estudiantes de dieciocho países diferentes que tomaron parte en las actividades de prueba y piloto. Cuatro empresas emergentes centradas en las necesidades educativas especiales (NEE) validaron su prototipo al final de la fase de incubación y prestaron especial atención al aumento del número de soluciones distribuidas para niños con NEE «También supervisamos la igualdad de género entre las empresas emergentes participantes y los posibles sesgos de género en las soluciones de aprendizaje. Las empresas emergentes contaron con una media del 40 % de mujeres empleadas», añade Carroll.

Avanzar con la labor: EmpowerED

«Confiamos en que las empresas emergentes sigan creciendo y madurando sus tecnologías, y seguiremos apoyándolas en sus futuros proyectos. También nos esforzaremos por permitir que más educadores adopten y apliquen tecnologías educativas disruptivas en sus aulas», informa Karpiłowska. Las lecciones aprendidas de IMPACT EdTech se trasladarán a un nuevo proyecto, EmpowerED, con el objetivo de establecer una red paneuropea. «La red tratará de articular mejor la relación entre las acciones de la industria y las políticas o programas del sector público que apoyan el despliegue de la innovación en la educación», concluye Leaute.

Palabras clave

IMPACT EdTech, empresas emergentes, pyme, educación digital, aprendizaje digital, tecnologías educativas, incubadora-aceleradora, aprendizaje digital personalizado, necesidades educativas especiales

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación