Skip to main content
European Commission logo print header

Article Category

Article available in the following languages:

Lo que nuestro intestino cuenta sobre la cafeína

Los investigadores se topan con nuevas pistas sobre el papel que la cafeína podría tener en la salud intestinal.

Salud icon Salud

El sistema digestivo de todas las personas contiene billones de microorganismos que afectan a la salud. Los microbios intestinales extraen nutrientes y digieren fibra de los alimentos que comemos, moldean nuestro sistema inmunitario y contribuyen a protegernos de los microorganismos patógenos. Pero no todos los microbios son beneficiosos. Pese a que algunos están relacionados con la aparición de enfermedades, los motivos y la forma exactos de dicha aparición siguen siendo un misterio. Con la intención de arrojar luz sobre esta cuestión, científicos respaldados por los proyectos IMMUNOBIOME y SYSCID, financiados con fondos europeos, investigaron qué conduce a la generación de un importante subtipo de células en el intestino conocidas como linfocitos T cooperadores productores de interleucina 17 (Th17). Descubrieron algunos factores moleculares menos reconocidos y su función en la diferenciación celular en el intestino. Uno de ellos es el metabolito de purinas xantina, que suele encontrarse en alimentos con cafeína como las hojas de té, el café y los granos de cacao. El estudio se publicó en la revista «Immunity». «Uno de los conceptos de nuestro campo es que los microbios son necesarios para la diferenciación de los linfocitos Th17. Sin embargo, nuestro estudio apunta a que podría haber excepciones», comenta el doctor Jinzhi Duan, de la Escuela de Medicina de Harvard, coautor principal, en un artículo publicado en «The Harvard Gazette». Se cree que los linfocitos Th17 desempeñan una función importante en el intestino al ayudar a defenderlo frente a microorganismos patógenos bacterianos y fúngicos. No obstante, también han participado en la aparición de enfermedades autoinmunitarias, como la esclerosis múltiple, la artritis reumatoide y la enfermedad inflamatoria intestinal (EII). «Estudiamos los mecanismos subyacentes de la generación de linfocitos Th17 en el intestino y hallamos algunos resultados sorprendentes que pueden ayudarnos a comprender mejor cómo y por qué pueden aparecer enfermedades como la EII», afirma el doctor Duan.

Un descubrimiento inesperado

El trabajo de los investigadores sobre los pasos que conducen a la diferenciación de los linfocitos Th17 derivó en el descubrimiento del papel de la xantina en el intestino. «En ocasiones, en las investigaciones científicas, hacemos estos descubrimientos fortuitos: aunque no es necesariamente algo que estuvieses buscando, resulta un hallazgo interesante que abre nuevas áreas de estudio —explica el catedrático Richard Blumberg, también de la Escuela de Medicina de Harvard y coautor principal—. Aún es pronto para hacer conjeturas sobre si la cantidad de xantina de una taza de café produce efectos beneficiosos o perjudiciales en el intestino humano, pero nos da interesantes pistas para estudiar en la búsqueda de formas de generar una respuesta de protección y una barrera más fuerte en el intestino». Durante el estudio del desarrollo de linfocitos Th17 en modelos murinos, el equipo constató que estas células eran capaces de proliferar en ratones axénicos así como en aquellos a los que se habían suministrado antibióticos para eliminar bacterias. El estrés del retículo endoplásmico en las células epiteliales intestinales condujo a la diferenciación de los linfocitos Th17 intestinales por medio de metabolitos de purinas como la xantina. Es necesario seguir investigando para descubrir a qué se debe que los linfocitos Th17 intervengan en la aparición de enfermedades. «Aunque aún no sabemos qué provoca la patogenia, las herramientas que hemos ideado en el marco de este proyecto nos acercan más a la comprensión de la causa de la enfermedad y de lo que podría ayudar a hacerla desaparecer o a evitarla», destaca Blumberg. El proyecto IMMUNOBIOME (Identifying microbiotal triggers of inflammatory bowel disease through the lens of the immune system) finalizó en 2020. SYSCID (A Systems medicine approach to chronic inflammatory disease) finalizó en 2022. Para más información, consulte: Sitio web del proyecto SYSCID

Palabras clave

IMMUNOBIOME, SYSCID, cafeína, intestino, microbio, Th17, diferenciación celular, enfermedad, sistema inmunitario

Artículos conexos