European Commission logo
español español
CORDIS - Resultados de investigaciones de la UE
CORDIS

Working, Yet Poor

Article Category

Article available in the following languages:

Un planteamiento holístico para combatir la pobreza en el trabajo

Un examen en profundidad de la pobreza en el trabajo en toda Europa ha dado lugar a una serie de importantes conclusiones y recomendaciones políticas.

Sociedad icon Sociedad

Las tasas de pobreza en el trabajo, que denotan la proporción de una población determinada que vive en la pobreza o en riesgo de caer en ella a pesar de tener empleo, han aumentado en los últimos decenios. «La pobreza en el trabajo es relativa», explica el coordinador del proyecto WorkYP, Luca Ratti, de la Universidad de Luxemburgo. «Se refiere a una persona que gana menos del 60 % del https://www.hrzone.com/hr-glossary/what-does-median-wage-mean (salario medio)». Sin embargo, otro elemento importante a tener en cuenta es la situación del hogar. Es probable que un asalariado soltero con menores a cargo tenga más dificultades que una persona soltera con ingresos mínimos. El trabajo eventual, que ofrece poca seguridad y escasos beneficios, también es más difícil de reflejar en las estadísticas, lo cual sugiere que el fenómeno podría estar aún más arraigado de lo que creen los responsables políticos.

Personas vulnerables e infrarrepresentadas

El punto de partida del equipo del proyecto WorkYP, financiado con fondos europeos, fue la constatación no solo de que la pobreza en el trabajo se había convertido en una realidad estructural en los mercados laborales europeos, sino también de que las tasas diferían enormemente de un país a otro. «Nos sorprendieron algunas de estas disparidades. Queríamos entender por qué la pobreza en el trabajo ha pasado a formar parte de nuestros mercados laborales. En segundo lugar, queríamos examinar los planteamientos políticos. Porque si tenemos un mercado laboral en el que uno de cada diez trabajadores es un “trabajador pobre”, significa que algo falla. ¿Dónde está la legislación laboral para ellos?», afirma Ratti. Casi una décima parte de los trabajadores de la Unión Europea (UE) están en riesgo de pobreza. No obstante, el equipo del proyecto WorkYP empezó por considerar la pobreza en el trabajo de forma diferente. En lugar de observar el fenómeno de forma horizontal, como si todo el mundo se encontrara en la misma situación, identificó cuatro grupos clave en los que la pobreza en el trabajo parece «alcanzar su punto álgido». Entre estas personas vulnerables y subrepresentadas había empleados con salarios bajos en sectores «pobres» como el turismo y la construcción, así como autónomos que a menudo trabajan para un solo cliente. Los trabajadores cedidos por una empresa de trabajo temporal a tiempo parcial también están mucho más expuestos a la pobreza en el trabajo, al igual que los trabajadores ocasionales e intermitentes.

Análisis de la política, la legislación y los interlocutores sociales

El equipo del proyecto seleccionó siete países —Alemania, Bélgica, Italia, Luxemburgo, Países Bajos, Polonia y Suecia— en función de sus diferentes sistemas sociales y ordenamientos jurídicos. Asimismo, se realizaron análisis para comprender mejor el papel de la legislación laboral, los interlocutores sociales y otras partes interesadas sociales en el mercado laboral. «Nuestro consorcio incluía grupos de reflexión sobre políticas de derechos sociales e instituciones científicas. Era importante que no adoptáramos un enfoque exclusivamente científico», afirma Ratti. Se organizaron talleres y conferencias en los siete países, que contribuyeron a dar a conocer las experiencias vividas por las personas empleadas en situación de pobreza. Desde entonces se han publicado informes nacionales y un folleto sobre las principales conclusiones del proyecto.

Más concienciación sobre la pobreza de los trabajadores

Uno de los mayores éxitos del equipo del proyecto ha sido la concienciación sobre este fenómeno. Ratti detecta un cambio gradual de opinión entre los responsables políticos y los medios de comunicación. «Me he visto concediendo más entrevistas sobre este tema. Nuestra reunión final del proyecto, en la que participaron el comisario Schmit y el relator de las Naciones Unidas sobre pobreza extrema, también tuvo repercusión», señala Ratti. Una conclusión clave del proyecto ha sido que la pobreza en el trabajo es un fenómeno complejo. Muchas iniciativas políticas —como la Directiva de la UE sobre salarios mínimos adecuados— son útiles, pero no pueden abordar adecuadamente los retos de forma aislada. Deben ir acompañadas de medidas complementarias, como ayudas económicas estatales relacionadas con el hogar. «Creo que esto requerirá una estrategia específica de la UE para combatir la pobreza en el trabajo. Hay una serie de buenas iniciativas políticas en marcha, pero tienen que estar enmarcadas en la lucha contra la pobreza laboral», concluye Ratti.

Palabras clave

WorkYP, pobreza, empleado, salario medio, trabajo, Naciones Unidas, hogar

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación