Skip to main content

Future E.U. Needs in Materials Research Reactors

Article Category

Article available in the folowing languages:

El futuro de los reactores de investigación en Europa

Un análisis exhaustivo del estado actual de los reactores de investigación en Europa ha dado como resultado un llamamiento a la construcción inmediata de al menos un nuevo reactor.

Energía

La producción de electricidad de origen nuclear presenta aspectos ventajosos claros para el medio ambiente, por ejemplo, en lo que se refiere a la reducción de emisiones de gases de efecto invernadero. Si se quieren aprovechar estos aspectos ventajosos y presentar al mismo tiempo un buen expediente en materia de seguridad es preciso mantener la estructura de apoyo necesaria para ello. Los reactores de prueba de materiales (MTR, "Material Test Reactors"), que representan un importante componente de dicha infraestructura, son utilizados exclusivamente para investigación. Gracias a ellos se pueden poner a prueba nuevos combustibles y examinar nuevos procedimientos relacionados con la gestión de accidentes graves, la gestión de la vida útil de las centrales, la prolongación de ésta, etc. Existen muchos reactores de investigación en Europa, pero la mayoría están ya próximos al final del ciclo de vida previsto para ellos (40-50 años). La renovación de las licencias de explotación en algunas regiones podría asimismo estar sometida a presiones añadidas de carácter político y medioambiental. Esta situación preocupante ha sido puesta de manifiesto por una investigación realizada en el marco del proyecto FEUNMARR que cuenta con el patrocinio de Euratom. Si Europa desea continuar cosechando los frutos de la utilización de la energía nuclear, tendrá que asumir la responsabilidad de garantizar un uso ininterrumpido de los reactores de investigación, que son necesarios, no sólo como soporte de los reactores actualmente disponibles, sino también de los de futura generación (generaciones III, III+ y IV). El consorcio FEUNMARR recomienda encarecidamente que se acometa sin dilación el diseño y construcción de al menos un nuevo reactor de prueba de materiales durante la próxima década. La necesidad de más reactores de este tipo estará en función de los que dejen de ser operativos en los próximos 10 a 20 años. Claro está, esta iniciativa acarreará una serie de gastos. Aunque para Europa supondrá un beneficio considerable. Por una parte le permitirá mantener una posición de liderazgo en el sector internacional de la energía nuclear. Los trabajos realizados en el reactor de investigación servirán asimismo como guía de la futura política nuclear tanto dentro de los Estados miembros como a nivel global. Por otra parte, las actividades de investigación complementarias pueden contribuir a compensar los costes asociados a la construcción de un nuevo reactor de investigación. El campo de la medicina nuclear ha avanzado con rapidez en los últimos años, y tanto en éste como en otros campos es necesario poder disponer de flujos de neutrones de alta energía. Los reactores de investigación pueden servir precisamente para producir esos flujos.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación