Skip to main content

Regional validation of meris chlorophyll products in north sea coastal waters

Article Category

Article available in the folowing languages:

Datos de satélite para la estimación de la clorofila oceánica

Un nuevo algoritmo desarrollado en la universidad de Oslo permite a los científicos estimar los niveles de clorofila en el océano a partir de datos de satélite.

Cambio climático y medio ambiente

El Mar del Norte alberga algunos de los caladeros más ricos de Europa. El pescado depende del fitoplancton como fuente básica de su alimentación, por lo que garantizar la salud de la industria pesquera en el futuro supone vigilar estrechamente la actividad del fitoplancton. Por el contrario, e igualmente importante, la clorofila constituye un parámetro significativo para valorar la calidad del agua, indicando floraciones de algas que pueden resultar perjudiciales, principalmente en las aguas costeras. Con este fin, el proyecto REVAMP, financiado a través del Quinto Programa Marco, se propuso explotar los datos del Espectrómetro para obtención de imágenes de resolución media (MERIS) instalado a bordo del satélite de observación terrestre Envisat. Más concretamente, los datos de reflectancia recogidos por MERIS se procesan mediante un algoritmo que calcula la calidad del agua para obtener determinaciones de la clorofila a (CHL), un indicador esencial de la salud del fitoplancton. La investigación fue dirigida por la Universidad de Oslo, que fue más allá de los anteriores planteamientos más simples e implementó el código de transferencia radiativa Hydrolight. El código interpreta todos los fenómenos ópticos relevantes, incluyendo reflectancia, absorción, dispersión y transmisión. Posteriormente, se aplicó el esquema de optimización no lineal de Levenberg-Marquardt, y los datos introducidos en el modelo se ajustaron a las observaciones. Las ventajas del sistema REVAMP incluyen la velocidad, gracias al alto grado de las técnicas de aproximación polinómica, y una calibración sencilla. Por otra parte, una medida de la calidad de cualquier grupo determinado de concentraciones de CHL producidos por el algoritmo, permite a los usuarios conocer hasta qué punto está funcionando bien el modelo. Durante el proyecto REVAMP se usó el algoritmo para obtener un mapa de la CHL en todo el Mar del Norte. Actualmente, la Universidad de Oslo está tratando de proteger con copyright el nuevo algoritmo.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación