Skip to main content

Risk of brain cancer from exposure to radiofrequency fields in childhood and adolescence

Article Category

Article available in the folowing languages:

El uso de teléfonos móviles y los tumores cerebrales en niños

El uso cada vez más frecuente de los teléfonos móviles ha alertado a los profesionales médicos sobre sus posibles efectos perjudiciales para la salud, especialmente en el sistema nervioso central (SNC). Un estudio epidemiológico europeo analizó el riesgo relacionado con el desarrollo de tumores cerebrales.

Salud

Los teléfonos móviles emiten radiofrecuencias (RF) y campos electromagnéticos (CEM) de ondas de frecuencia extremadamente baja (FEB) que podrían ser absorbidos por el cerebro y el SNC. Concretamente, los efectos de las RF podrían ser más perjudiciales para el sistema nervioso de niños y adolescentes que aún está en proceso de desarrollo. Además, es probable que este segmento de la población tenga una mayor exposición acumulativa durante su vida a las RF de los teléfonos móviles que aquellas personas que empezaron a utilizar estos dispositivos a una edad más tardía. Estudios previos habían sugerido un aumento del riesgo de desarrollo de glioma en la zona del cerebro más expuesta entre usuarios habituales e intensivos de teléfonos móviles. Por tanto, evaluar el efecto potencial de estos dispositivos en el desarrollo de tumores cerebrales tiene una gran importancia a fin de tomar medidas adecuadas para proteger a la población. El objetivo principal del proyecto financiado por la Unión Europea MOBI-KIDS (Risk of brain cancer from exposure to radiofrequency fields in childhood and adolescence) era evaluar los efectos carcinógenos de la exposición a las RF de teléfonos móviles durante la infancia y la adolescencia. En este contexto, los socios llevaron a cabo un estudio epidemiológico internacional en catorce países empleando casos de tumores cerebrales diagnosticados en jóvenes cuyo desarrollo podría estar relacionado con la exposición a los CEM de los teléfonos móviles. Los investigadores desarrollaron y validaron algoritmos optimizados para estimar la exposición a las RF y FEB de dispositivos de comunicaron móvil. El estudio incluyó cerca de novecientos casos con el perfil adecuado con una edad comprendida entre los diez y los veinticuatro años así como mil novecientos doce controles pareados independientes, que proporcionaron información tanto sobre el uso del teléfono móvil como la exposición a radiaciones ionizantes, compuestos químicos y radiación médica. Los participantes fueron entrevistados personalmente para evitar los errores observados en las respuestas obtenidas mediante cuestionaros escritos empleados en estudios previos. Los casos comprendían tumores benignos y malignos desarrollados en áreas del cerebro con una mayor exposición a las RF y las FEB. No se observaron diferencias significativas entre los casos y los controles en el tiempo transcurrido desde el inicio del uso del teléfono móvil, el número de llamadas realizadas por día o la duración del número de llamadas al mes. El proyecto MOBI-KIDS constituye el estudio epidemiológico más grande realizado sobre los efectos de la exposición a CEM y el riesgo de desarrollo de tumores cerebrales en personas jóvenes. Los descubrimientos resaltan la necesidad de una mejor evaluación de los potenciales efectos adversos en el SNC. Los resultados del estudio posiblemente recibirán un grado considerable de atención pública y podrían tener implicaciones sociales significativas.

Palabras clave

Teléfono móvil, infancia, tumores cerebrales, sistema nervioso central, campos electromagnéticos, MOBI-KIDS

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación