Skip to main content

Ageing, Health Status and Determinants of Health Expenditure

Article Category

Article available in the folowing languages:

Cuidar de la economía sin descuidar a los más mayores

Se prevé que el rápido envejecimiento demográfico ponga en apuros la continuidad del gasto en atención sanitaria en toda la Unión Europea. Un equipo de investigadores realizó un estudio sobre todas las variables pertinentes a fin de formular recomendaciones de cara a futuras medidas políticas e iniciativas en el sector.

Cambio climático y medio ambiente

La elevada tasa de crecimiento de la población anciana europea pone en peligro la continuidad del gasto en asistencia sanitaria. El proyecto financiado con fondos europeos AHEAD («Envejecimiento, estado de salud y factores determinantes del gasto en sanidad») abordó esta cuestión con el fin de perfeccionar las estimaciones realizadas hasta entonces sobre los lazos existentes entre los estados de salud referidos y el uso de los servicios médicos. Las entidades asociadas al proyecto estudiaron además la relación existente entre gasto sanitario y tasas de fertilidad y examinaron la demanda de servicios sanitarios entre los colectivos de inmigrantes. También prestaron especial atención al coste de la asistencia en estados de salud críticos y a factores tales como el control financiero que influyen en el gasto sanitario. Pese a las mejoras generales logradas en cuanto a situación sanitaria, sigue habiendo importancias notables entre la UE-15 y los nuevos Estados miembros. Los resultados de la investigación pusieron de manifiesto la importancia de las actividades en el ámbito de la salud pública para contrarrestar los problemas sanitarios de varias sociedades. Así, por ejemplo, en los países de Centroeuropa convendría intensificar las actividades de promoción de la salud y de estilos de vida saludables (como el abandono del tabaco, el consumo moderado de alcohol y la ingesta de alimentos más sanos), así como la prevención de las «enfermedades del primer mundo». El rápido envejecimiento demográfico ha motivado que el gasto se centre en la prevención de discapacidades causadas por enfermedades crónicas. Así se reduce la demanda de cuidados continuos y paliativos, pero también implica una mayor inversión en salud pública en aquellos países en las que ésta ya se encuentra en un nivel bajo. Por tanto, es importante incrementar la inversión en los programas de mayor efectividad y realizar una evaluación sistemática para identificar cuáles son eficientes y eficaces. Por otro lado, las tasas elevadas de crecimiento económico, a las que puede contribuir el incremento de la esperanza de vida, influyen en la ampliación de los servicios de atención sanitaria, la disminución de las listas de espera para cirugías opcionales y la adquisición de equipamiento técnico nuevo. Habrá que seguir investigando para determinar formas de que países con perspectivas políticas y económicas divergentes aborden la cuestión del gasto sanitario y de los presupuestos correspondientes ante el envejecimiento de sus poblaciones.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación