Skip to main content

Conflict Management, Cross-border relations and the Struggle for maritime Hegemony in the North Atlantic (XVIth-XVIIth centuries)

Article Category

Article available in the folowing languages:

Estudio de conflictos antiguos para proponer soluciones nuevas

El ser humano ha podido extraer lecciones importantes de muchos acontecimientos de la historia, por ejemplo en relación a conflictos internacionales. El estudio de un destacado ejemplo europeo podría resultar de ayuda para que la civilización administre mejor sus conflictos.

Cambio climático y medio ambiente

Los conflictos históricos entre españoles y franceses han influido en la historia de Europa de maneras interesantes. Estas disputas concernieron no sólo a las poblaciones vascas situadas a ambos lados de la frontera entre los dos países, sino también al control de las aguas atlánticas, las colonias americanas e importantes pesquerías en Terranova. El proyecto financiado con fondos europeos Maritime Hegemony investigó a fondo este fenómeno, y concretamente la manera en que estos conflictos desembocaron en la desintegración de la política marítima española y la posterior supremacía de ingleses y franceses en América del Norte. El equipo del proyecto estudió tratados de paz y legislación de la época, indagó en el vínculo entre la actividad bélica pública y privada y examinó la dinámica entre intereses locales y estrategia internacional. Todos estos procesos repercutieron en la monarquía, la marina, el comercio y la economía. Mediante esta investigación, se pretendía comprender de qué modo determinadas poblaciones locales se aprovecharon de las instituciones de la Casa Real y del ejército para luchar por el poder contra poblaciones de otras naciones y proteger sus intereses. También se examinó hasta qué punto la monarquía española y la corte eran conscientes de ese aprovechamiento, yuxtaponiendo sus intereses para lograr la estabilidad social, política y económica en zonas fronterizas. El estudio se centró en la segunda mitad del siglo XVII, en el que destacan dos grandes elementos: el Tratado de los Pirineos de 1659 y el reinado de Luis XIV en Francia. Este monarca abandonó el papel tradicional de rey-juez y asumió el de soberano-guerrero, lo que repercutió muy notablemente en poblaciones fronterizas y en las relaciones internacionales. A este respecto entraron en juego varios aspectos de la política absolutista, la soberanía y la obediencia. Una investigación a fondo en bibliotecas españolas, francesas y británicas, más las aportaciones de expertos en la materia, ayudaron a esclarecer las dinámicas globales en tiempos de conflicto. La historia suele repetirse y las disputas no dejan de sucederse en el planeta; el estudio de este fenómeno a largo plazo podría ayudar a mejorar la formulación de políticas y a promover la paz.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación