Skip to main content

Article Category

Article available in the folowing languages:

Los alimentos del futuro

Una serie de métodos de procesamiento novedoso (PN) y de soluciones de envasado para alimentos fabricados a base de frutas y verduras promete aumentar el periodo de conservación, reducir el impacto medioambiental y conservar el valor nutritivo.

Salud

La población del planeta está en constante aumento y con ella, la demanda de alimentos de calidad. Por este motivo, la Unión Europea trata de encontrar medios que permitan proporcionar a los ciudadanos alimentos seguros, frescos y nutritivos. El proyecto Novelq («Métodos novedosos de procesamiento para la producción y distribución de alimentos seguros y de gran calidad»), financiado con fondos comunitarios, trabajó en el diseño de soluciones de PN para mejorar la calidad e incrementar el valor de los productos comestibles en Europa. El objetivo del proyecto fue prolongar de una forma segura el periodo de conservación de los alimentos vegetales, prestando especial atención a la cocina tradicional europea y conservando al mismo tiempo la textura, el sabor, los valores nutritivos y el aroma en la medida de lo posible. Otro de los objetivos consistió en proponer un método de procesamiento innovador y ecológico para reducir residuos, ahorrar energía y mejorar el envasado. El proyecto Novelq adoptó una estrategia holística en la que se tienen en cuenta todas las fases de la cadena alimentaria y cuyo objetivo es superar los cuellos de botella que existen en la investigación y el desarrollo. Así, se creó una base de datos sobre PN y materiales de envasado para estudiar los cambios de la exposición de los alimentos a diversos métodos de PN como la alta presión (AP), el campo eléctrico pulsado (CEP) y el plasma frío. Paralelamente, el proyecto investigó las percepciones de los consumidores con respecto a los PN y descubrió, entre otras cosas, que estos prefieren el zumo de frutas envasado con PEF y AP al zumo pasteurizado. Asimismo, el estudio reveló que los consumidores encuentran más apetecible el zumo envasado con AP que con CEP y que el neologismo «micropulso» suena mejor que el amenazador «campo eléctrico pulsado». En resumen, Novelq ha dado pasos de gigante a la hora de identificar los efectos de los recubrimientos comestibles, el procesamiento térmico por AP, el plasma frío y el CEP sobre la calidad y la seguridad de los alimentos. También ha contribuido a mejorar la tecnología del PN y facilitado un conocimiento más preciso de las propiedades funcionales y estructurales de los materiales de envasado, así como la adecuación de las interacciones entre el envase y el producto con respecto a ciertos polímeros. Esta investigación traerá consigo avances relacionados con el periodo de conservación de los alimentos, el impacto medioambiental y el desarrollo industrial, lo que contribuirá a que el sector de la alimentación pueda satisfacer mejor las necesidades de la sociedad del siglo XXI.

Descubra otros artículos del mismo campo de aplicación